Oxicodona para el dolor por cáncer

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Muchos pacientes con cáncer presentan dolor moderado a intenso que requiere tratamiento con analgésicos potentes que se clasifican como opiáceos. La oxicodona y la morfina son ejemplos de dichos analgésicos potentes que se utilizan para el alivio del dolor por cáncer. Sin embargo, los analgésicos potentes no son eficaces para el dolor en todos los pacientes ni son bien tolerados por todos los pacientes. El objetivo de esta revisión es evaluar si la oxicodona se asocia con mejor alivio del dolor y tolerabilidad que otros analgésicos potentes en los pacientes con dolor por cáncer. Se encontraron 17 estudios relevantes que compararon diferentes tipos de oxicodona entre sí o con otros analgésicos potentes. En general, los estudios mostraron que la oxicodona es un analgésico potente igualmente eficaz si se toma cada seis o cada 12 horas. Todos los analgésicos potentes examinados en los estudios también se asocian con varios efectos no deseados como vómitos, estreñimiento y somnolencia. En general, se encontró que la base de pruebas actuales está compuesta de estudios con escasas cantidades de pacientes que presentan una tasa significativa de abandonos (20%). Sin embargo, debido a la falta de diferencias importantes en este análisis, parece poco probable que se justifiquen estudios directos de oxicodona versus morfina.

Conclusiones de los autores: 

En general, los datos incluidos en esta revisión indican que la oxicodona ofrece niveles similares de analgesia y eventos adversos que otros opiáceos fuertes incluida la morfina, que se considera habitualmente el opiáceo fuerte de referencia (gold standard). Estas conclusiones son compatibles con otras revisiones recientes e indican que aunque la fiabilidad de la base de pruebas es baja debido a la falta de diferencias importantes, en este análisis parece poco probable que se justifiquen estudios más grandes de comparaciones directas de oxicodona versus morfina. Lo anterior significa que para fines clínicos la oxicodona o la morfina se pueden utilizar como opiáceos orales de primera línea para el alivio del dolor por cáncer.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos pacientes con cáncer presentan dolor moderado a intenso que requiere tratamiento con opiáceos fuertes, por ejemplo oxicodona y morfina. Sin embargo, los opiáceos fuertes no son eficaces para el dolor en todos los pacientes ni son bien tolerados por todos los pacientes. El objetivo de esta revisión fue evaluar si la oxicodona se asocia con mejor alivio del dolor y tolerabilidad que otras opciones analgésicas en los pacientes con dolor por cáncer.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la tolerabilidad de la oxicodona para el dolor en adultos con cáncer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en the Cochrane Library, MEDLINE y en MEDLINE In-Process (Ovid), EMBASE (Ovid), Science Citation Index, Conference Proceedings Citation Index - Science (ISI Web of Science), BIOSIS (ISI), PsycINFO (Ovid) y en PubMed hasta marzo de 2014. También se hicieron búsquedas en Clinicaltrials.gov, metaRegister of Controlled Trials (mRCT), EU Clinical Trials Register y en World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP). Se verificaron las referencias bibliográficas de los estudios identificados relevantes y se estableció contacto con los autores de los estudios incluidos para encontrar ensayos adicionales no identificados por las búsquedas electrónicas. No se aplicaron restricciones de idioma, fecha o estado de publicación a la búsqueda.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (grupos paralelos o cruzados [crossover]) que compararon oxicodona (cualquier forma farmacéutica o vía de administración) con placebo o un fármaco activo (incluida la oxicodona) para el dolor por cáncer en adultos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente extrajeron los datos de los estudios (diseño de los estudios, detalles de los participantes, intervenciones y resultados) y evaluaron la calidad de los estudios incluidos según la metodología estándar Cochrane. De ser posible, se metanalizaron los datos de intensidad del dolor mediante el método genérico de la varianza inversa, de lo contrario estos datos se resumieron de manera narrativa junto con los datos de los eventos adversos y la preferencia de los pacientes. La calidad general de las pruebas para cada resultado se evaluó de acuerdo con el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 estudios que reclutaron / asignaron al azar a 1390 pacientes; 1110 de ellos se analizaron para la eficacia y 1170 para la seguridad. Los estudios examinaron varias comparaciones diferentes de fármacos. Cuatro estudios compararon oxicodona de liberación controlada (LC) con oxicodona de liberación inmediata (LI) y el análisis agrupado de tres de estos estudios mostró que los efectos de la oxicodona de LC y de LI sobre la intensidad del dolor después del tratamiento fueron similares (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,1; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,06 a 0,26; pruebas de baja calidad). Esto estaba en sintonía con el hallazgo de que ninguno de los estudios incluidos informó diferencias en la intensidad del dolor entre los grupos de tratamiento. Tres de los cuatro estudios también encontraron resultados similares para la aceptabilidad del tratamiento y los eventos adversos en los grupos de LC y LI, pero un estudio informó que, comparada con la oxicodona de LI, la oxicodona de LC se asoció con significativamente menos eventos adversos.

Seis estudios compararon oxicodona de LC con morfina de LC y el análisis agrupado de cinco de estos estudios indicó que la intensidad del dolor no difirió significativamente entre los tratamientos (DME 0,14; IC del 95%: -0,04 a 0,32; pruebas de baja calidad). No hubo diferencias pronunciadas en las tasas de eventos adversos, la aceptabilidad del tratamiento o las calificaciones de la calidad de vida.

Los siete estudios restantes compararon oxicodona en diversas formulaciones o compararon oxicodona con diferentes opiáceos alternativos. Ninguno de ellos encontró cualquier superioridad o inferioridad clara de la oxicodona para el dolor por cáncer, ni como agente analgésico ni en cuanto a las tasas de eventos adversos y aceptabilidad de tratamiento.

La calidad de esta base de pruebas fue limitada debido al riesgo de sesgo de los estudios y a los tamaños de la muestra pequeños para muchos resultados. La generación de la secuencia aleatoria y la ocultación de la asignación se informaron de manera insuficiente, y los resultados estuvieron significativamente comprometidos por el desgaste, con datos perdidos de más del 20% de los pacientes reclutados / asignados al azar para la eficacia y de más del 15% para la seguridad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save