Albendazol solo o en combinación con fármacos microfilaricidas para la filariasis linfática

En esta revisión Cochrane, los investigadores Cochrane examinaron los efectos de la administración de albendazol solo y de albendazol agregado a los fármacos antifiláricos para tratar a los pacientes infectados y a los pacientes que viven en áreas de filariasis linfática. Después de buscar los ensayos relevantes hasta enero de 2018 se incluyeron 13 ensayos controlados aleatorios (ECA), incluido un ECA con asignación al azar grupal, con un total de 8713 participantes.

Filariasis linfática

La filariasis linfática, una enfermedad común en las zonas tropicales y subtropicales, es transmitida por los mosquitos y causada por la infección con filarias parasitarias. Después que una persona es infectada a partir de una picadura de mosquito, los nematodos se convierten en adultos y se aparean para producir microfilarias (mf). La mf circula en la sangre por lo cual puede ser recolectada por los mosquitos y la infección puede ser transmitida a otra persona. La infección puede diagnosticarse mediante la verificación de la presencia de mf circulante (microfilaremia) o antígenos de los parásitos (antigenemia), o mediante imagenología de ecografía para detectar los nematodos adultos vivos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda el tratamiento masivo de las poblaciones completas una vez al año durante muchos años. El tratamiento es una combinación de dos fármacos, albendazol y un microfilaricida (antifilárico), dietilcarbamazina (DEC) o ivermectina. El albendazol solo se recomienda para los pacientes cuando no puede usarse DEC ni ivermectina.

Lo que dice la investigación

El albendazol solo o agregado a un fármaco microfilaricida logra poco o ningún cambio en la prevalencia de mf durante dos semanas a 12 meses después del tratamiento (evidencia de certeza alta), aunque no se conoce si el albendazol solo o en combinación reduce la densidad de mf entre uno a seis meses (evidencia de muy baja certeza) o a los 12 meses (evidencia de muy baja certeza).

El tratamiento con albendazol solo o agregado a un fármaco microfilaricida logra poco o ningún cambio en la prevalencia de la antigenemia entre los seis y 12 meses (evidencia de certeza alta). No se conoce si el albendazol solo o en combinación reduce la densidad del antígeno durante el plazo de seis a 12 meses (evidencia de muy baja certeza). El albendazol agregado a un fármaco microfilaricida puede lograr poco o ningún cambio en la prevalencia de nematodos adultos detectados con ecografía a los 12 meses (evidencia de certeza baja).

Cuando se administra solo o se agrega a un fármaco microfilaricida, el albendazol logra poco o ningún cambio en el número de pacientes que informan un evento adverso (evidencia de certeza alta).

Conclusiones de los autores

Hay evidencia convincente de que el albendazol, solo o agregado a la DEC o la ivermectina, proporciona poco o ningún beneficio para la eliminación total de las mf o los nematodos adultos hasta los 12 meses después del tratamiento. La evidencia de un efecto del albendazol para reducir los números de mf y nematodos adultos es inconsistente. Para informar la política para las áreas en las que no puede administrarse ivermectina y DEC, la investigación adicional podría ayudar a determinar si hay un efecto del albendazol solo.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia convincente de que el albendazol logra poco cambio en la eliminación de la microfilaremia o las filarias adultas en los 12 meses después del tratamiento. Este resultado es consistente en los ensayos que evalúan el albendazol solo, o agregado a la DEC o a la ivermectina. Los ensayos que informan la densidad de mf incluyeron a números pequeños de participantes, calcularon los datos de la densidad de varias maneras y proporcionaron resultados inconsistentes.

La revisión plantea preguntas sobre si el albendazol presenta una contribución importante a la eliminación de la filariasis linfática. Para informar la política para las áreas con loiasis en las que sólo puede usarse albendazol, puede valer la pena realizar ensayos controlados con placebo del albendazol solo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El Global Programme to Eliminate Lymphatic Filariasis recomienda el tratamiento masivo con albendazol coadministrado con los fármacos microfilaricidas (antifiláricos) dietilcarbamazina (DEC) o ivermectina; y recomienda el albendazol solo en las áreas en las que la loiasis es endémica.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del albendazol solo, y los efectos del agregado de albendazol a la DEC o la ivermectina, en los pacientes y las comunidades con filariasis linfática.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE (PubMed), Embase (OVID), LILACS (BIREME) y en las listas de referencias de los ensayos incluidos. También se hicieron búsquedas en la World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform y en ClinicalTrials.gov para identificar ensayos en curso. Se realizaron todas las búsquedas hasta el 15 de enero de 2018.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y ECA con asignación al azar grupal que comparaban albendazol con placebo o ningún placebo, o que comparaban albendazol combinado con un fármaco microfilaricida versus un fármaco microfilaricida solo, administrado a los pacientes que se sabe que presentan filariasis linfática o las comunidades donde se sabía que la filariasis linfática era endémica. Se buscaron datos sobre las medidas de transmisión potencial (prevalencia y densidad de microfilarias [mf]); los marcadores de la infección por nematodos adultos (prevalencia y densidad de antigenemia y prevalencia de nematodos adultos detectados con ecografía); y datos sobre las enfermedades clínicas y los eventos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos y los riesgos de sesgo, y extrajeron los datos. El análisis principal examinó el albendazol en general, ya sea administrado solo o agregado a un fármaco microfilaricida. Se usaron los datos recopilados de todos los individuos asignados al azar en el momento del seguimiento a más largo plazo (hasta los 12 meses) para el metanálisis de los resultados. Se evaluaron los datos de la densidad de mf hasta los seis meses y a los 12 meses de seguimiento para asegurar que no se hubiese pasado por alto ningún efecto temporal sutil. Se realizaron análisis adicionales durante diferentes períodos de seguimiento y sobre si los ensayos informaban sobre los individuos infectados o tanto infectados como no infectados. Se analizaron los datos dicotómicos mediante el cociente de riesgo (CR) con un intervalo de confianza (IC) del 95%. No se pudo realizar un metanálisis de los datos sobre los resultados de densidad de parásitos y se resumió en tablas. Cuando faltaban los datos, se estableció contacto con los autores de los ensayos. Para evaluar la certeza de la evidencia se utilizaron los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos (12 con asignación al azar individual y un ensayo pequeño con asignación al azar grupal) con 8713 participantes en total. Ningún ensayo evaluó los efectos del albendazol a nivel de la población en los programas de administración de fármacos masivos. Siete ensayos seleccionaron a pacientes con diversos criterios de inclusión relacionados con la filariasis, y seis ensayos incluyeron a individuos de zonas endémicas. Los resultados se informaron como valores finales o del cambio. Los datos de la densidad de mf y de antígenos se informaron mediante la media geométrica, la media del logaritmo y la media aritmética, y las reducciones en la densidad se calcularon de varias maneras. Dos ensayos descontaron cualquier aumento de la densidad de mf en los individuos al momento del seguimiento fijando cualquier aumento de la densidad en cero.

Para la prevalencia de mf en el plazo de las dos semanas a los 12 meses, el albendazol solo o el agregado a otros fármacos microfilaricidas logra poco o ningún cambio (CR 0,95; IC del 95%: 0,85 a 1,07; 5027 participantes, 12 ensayos, evidencia de certeza alta). Para la densidad de mf no hay ninguna tendencia, algunos ensayos informan de una mayor reducción de la densidad de mf con albendazol y otros una mayor reducción con el grupo de control. Para la densidad de mf hasta seis meses y a los 12 meses, no se conoce si el albendazol tiene un efecto (uno a seis meses: 1216 participantes, diez ensayos, evidencia de muy baja certeza; a los 12 meses: 1052 participantes, nueve ensayos, evidencia de muy baja certeza).

Para la prevalencia de antigenemia entre seis a 12 meses, el albendazol solo o agregado a otro fármaco microfilaricida logra poco o ningún cambio (CR 1,04; IC del 95%: 0,97 a 1,12; 3774 participantes, siete ensayos, evidencia de certeza alta). Para la densidad del antígeno en el plazo de seis a 12 meses, la tendencia muestra poco o ningún efecto del albendazol; aunque no se conoce si el albendazol tiene un efecto sobre la densidad de antígenos (1374 participantes, cinco ensayos, evidencia de muy baja certeza). Para la prevalencia de nematodos adultos detectados con ecografía a los 12 meses, el albendazol agregado a un fármaco microfilaricida puede lograr poco o ningún cambio (CR 1,16; IC del 95%: 0,72 a 1,86; 165 participantes, tres ensayos, evidencia de certeza baja).

Para los pacientes que informan eventos adversos, el albendazol logra poco o ningún cambio (CR 0,97; IC del 95%: 0,84 a 1,13; 2894 participantes, seis ensayos, evidencia de certeza alta).

También se presentan metanálisis y tablas de GRADE por fármaco, ya que puede ser de interés desde el punto de vista operativo: para albendazol versus placebo (cuatro ensayos, 1870 participantes); para albendazol con DEC en comparación con DEC sola (ocho ensayos, 3405 participantes); y para albendazol con ivermectina en comparación con ivermectina sola (cuatro ensayos, 3438 participantes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save