Olanzapina IM u oral de rápida absorción para personas con cuadros agudos de alteración / agitación y sospecha de enfermedad mental grave

En ocasiones es necesario utilizar medicación para ayudar a controlar los cuadros de comportamiento agitado o agresivo probablemente debidos a enfermedad mental grave. Dos maneras para lograrlo incluyen la administración de olanzapina como inyección intramuscular (IM) o como preparación oral que se disuelve rápidamente (oral dispersable u oral de rápida absorción). En esta revisión, se intentó resumir los efectos de estos enfoques, vistos desde la perspectiva de estudios aleatorios evaluativos.
Los datos referentes a los efectos de la olanzapina IM se obtuvieron de algunos estudios que pueden considerarse no éticos en muchos lugares, ya que fueron financiados por una compañía que tiene un interés económico en el resultado. Además, estos estudios a menudo informaron de manera deficiente variables que son difíciles de interpretar en la atención habitual. No se registran otras variables de resultado importantes. Sin embargo, la olanzapina IM probablemente tiene algún valor como auxiliar del tratamiento de los cuadros agudos de agresión o agitación, especialmente cuando no pueden administrarse algunos de los tratamientos convencionales más conocidos. La olanzapina causa menos trastornos del movimiento que el haloperidol y más que el lorazepam. No se ha probado en los ensayos el valor de la preparación velotab.

Conclusiones de los autores: 

Los datos correspondientes a los efectos de la olanzapina IM se obtuvieron a partir de algunos estudios que pueden considerarse no éticos en muchos lugares, ya que todos fueron financiados por una compañía con un interés en el resultado. Estos estudios a menudo describieron de manera deficiente variables de resultado que son difíciles de interpretar para la atención habitual. No se recogieron otras variables importantes. Sin embargo, la olanzapina IM probablemente tiene algún valor como auxiliar del tratamiento de los cuadros agudos de agresión o agitación, especialmente cuando es necesario evitar algunos de los tratamientos convencionales más conocidos. La olanzapina causa menos trastornos del movimiento que el haloperidol y más que el lorazepam. El valor de la preparación oral dispersable no se ha probado en los ensayos. Es necesario realizar e informar estudios aleatorios bien diseñados en esta área. Dichos estudios son posibles y deberían diseñarse, según el parecer de los revisores, teniendo en cuenta los grupos de pacientes y los médicos. Los mismos deberían informar resultados de relevancia para el tratamiento de las personas en este momento difícil de su enfermedad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las personas con comportamiento violento o agitado y sospecha de enfermedad mental grave pueden requerir sedación farmacológica de urgencia. En la actualidad se utilizan varias preparaciones de olanzapina, un fármaco antipsicótico, para el tratamiento de dicha agitación.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la olanzapina intramuscular, oral de rápida absorción u oral estándar en comparación con otros tratamientos para el control de cuadros de comportamiento agresivo o agitado y sospecha de enfermedad mental grave.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Número 1, 2002), el Registro del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (en noviembre de 2004) y las listas de referencias. También se estableció contacto con los autores de los ensayos y con los fabricantes de olanzapina.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos aleatorios que comparen la olanzapina oral de rápida absorción, intramuscular u oral estándar con cualquier otro tratamiento para las personas con cuadros de agitación o agresión con enfermedad mental grave.

Obtención y análisis de los datos: 

Se seleccionaron los estudios, se evaluó la calidad de los mismos y se extrajeron los datos de manera fiable. Para las variables de resultado binarias se calculó una proporción de riesgo (PR) según un modelo de de efectos fijos y su intervalo de confianza (IC) del 95%, y también el número necesario a tratar / para dañar (NNT/D). Para las variables de resultado continuas, se prefirieron los datos finales a los datos de cambio, y se resumieron los datos no asimétricos de escalas validadas mediante la diferencia de medias ponderada (DMP).

Resultados principales: 

Cuatro ensayos compararon la olanzapina intramuscular (IM) con un placebo IM (n total = 769, 217 asignados al placebo). Un número menor de personas que recibieron olanzapina IM presentó la variable de resultado "ninguna respuesta importante" a las dos horas, en comparación con el placebo (cuatro ECA, n = 769, RR 0,49; IC: 0,42 a 0,59; NNT 4 IC: 3 a 5) y la olanzapina IM tuvo la misma aceptación que el placebo (dos ECA, n = 354; RR de abandono temprano del estudio 0,31; IC: 0,06 a 1,55). En comparación con el placebo, las personas que recibieron olanzapina IM requirieron considerablemente menos inyecciones adicionales después de la dosis inicial (cuatro ECA, n = 774, RR 0,48 IC: 0,40 a 0,58; NNT 4 IC: 4 a 5). La olanzapina IM no pareció asociarse con efectos extrapiramidales (cuatro ECA, n = 570, RR de experimentar cualquier evento adverso que requiera medicación anticolinérgica en las primeras 24 horas 1,27 IC: 0,49 a 3,26).

Dos ensayos compararon la olanzapina IM con el haloperidol IM (n total = 482, 166 asignados al haloperidol). Dichos estudios no encontraron diferencias entre la olanzapina IM y el haloperidol para la variable de resultado de "ninguna respuesta clínica importante" a las dos horas (dos ECA, n = 482, RR 1,00 IC: 0,73 a 1,38) ni tampoco para la necesidad de inyecciones IM adicionales (dos ECA, n = 482, RR 0,99 IC: 0,71 a 1,38). Un número mayor de personas que recibieron haloperidol experimentó acatisia durante el período de tratamiento oral de cinco días, en comparación con la olanzapina IM (un ECA, n = 257, RR 0,51 IC: 0,32 a 0,80; NNT 6 IC: 5 a 15) y un número menor de personas asignadas a la olanzapina requirió medicación anticolinérgica a las 24 horas, en comparación con aquellas que recibieron haloperidol IM (dos ECA, n = 432, RR 0,20 IC: 0,09 a 0,44; NNT 8 IC: 7 a 11).

Dos ensayos compararon la olanzapina IM con el lorazepam IM (n total = 355, 119 asignados al lorazepam). Para la variable de resultado de "ninguna respuesta clínica importante" no hubo diferencias entre las personas que recibieron olanzapina IM y aquellas asignadas al lorazepam, a las dos horas (dos ECA, n = 355, RR 92 IC: 0,66 a 1,30) pero un número menor de personas asignadas a la olanzapina IM requirió inyecciones adicionales a las 24 horas en comparación con aquellas que recibieron lorazepam IM (dos ECA, n = 355, RR 0,68 IC: 0,49 a 0,95; NNT 10 IC: 6 a 59). Las personas que recibieron olanzapina IM tuvieron menos probabilidad de experimentar cualquier evento adverso emergente del tratamiento, comparadas con aquellas que recibieron lorazepam (un ECA, n = 150, RR a las 24 horas 0,62 IC: 0,43 a 0,89; NNT 5 IC: 4 a 17) y, durante el mismo período de tiempo, no hubo ninguna diferencia clara en el uso de medicación anticolinérgica entre los grupos (un ECA, n = 150, RR 1,16 IC: 0,38 a 3,58).

Ningún estudio aportó resultados relacionados con el uso de recursos y servicios hospitalarios. Tampoco informaron acerca de temas relacionados con la satisfacción con la atención, el suicidio, el daño autoinfligido o el daño a otros. Ningún estudio evaluó la fórmula oral dispersable de olanzapina.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save