Terapia ocupacional para adultos con problemas en las actividades cotidianas después de un accidente cerebrovascular

Pregunta de la revisión
¿Cuáles son los efectos de la terapia ocupacional en los adultos con accidente cerebrovascular sobre las actividades cotidianas?

Antecedentes
Diferentes partes del cerebro realizan diferentes funciones: la vista, la sensación, el equilibrio, el movimiento, la comprensión del lenguaje, el comportamiento, la solución de problemas y la emoción. Un accidente cerebrovascular se produce cuando se interrumpe la llegada de sangre a alguna parte del cerebro. Si se interrumpe la irrigación de sangre a una parte del cerebro que realiza una función particular (como ver, mover los brazos y las piernas, o hablar), estas partes del cuerpo o funciones corporales no funcionarán como deberían.

Las actividades cotidianas (AC) son actividades diarias realizadas en el domicilio que las personas realizan para mantener la salud y el bienestar. Las AC incluyen comer y beber, desplazarse, ir al baño, la higiene personal, vestirse y desvestirse y asearse. Cuando el accidente cerebrovascular cambia la forma en que funcionan las partes del cuerpo o cambia la forma en que se realizan las funciones, se ve afectada la capacidad para realizar las AC.

En los adultos con accidente cerebrovascular, el objetivo de la terapia ocupacional es mejorar la capacidad de realizar las AC. Las estrategias utilizadas por los terapeutas ocupacionales incluyen intervenciones basadas en actividades, técnicas adaptativas, tecnología de apoyo y adaptaciones medioambientales.

Características de los estudios
Hasta enero de 2017 se encontraron nueve estudios con 994 participantes, que consideraron los efectos beneficiosos de las intervenciones de terapia ocupacional en pacientes adultos con accidente cerebrovascular que presentaban problemas con las actividades cotidianas. Ésta es una actualización de la revisión Cochrane publicada por primera vez en 2006.

Resultados clave
Se encontró que la terapia ocupacional en los pacientes con accidente cerebrovascular puede mejorar su capacidad de realizar estas actividades cotidianas e interrumpir el deterioro de dichas capacidades. No se encontró evidencia de que la terapia ocupacional redujera las tasas de muerte o la necesidad de ser atendido en una institución, ni que afectara el estado de ánimo o la angustia del participante. No se recopilaron datos sobre los resultados relacionados con el cuidador ni sobre la satisfacción del participante con el servicio.

Calidad de la evidencia
Hubo pocos estudios que midieron los resultados de interés y la calidad de la evidencia se consideró baja. Muchos de los estudios no informaron sobre los métodos con suficiente claridad y no fue posible enmascarar la terapia ocupacional a la persona que proporcionaba o recibía el tratamiento; lo que podría haber influido en los resultados de los estudios. No hubo suficiente evidencia de buena calidad para tener seguridad con respecto a los resultados y tampoco se puede tener la seguridad de que los estudios futuros no cambiarán estas conclusiones.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia de baja calidad de que la terapia ocupacional dirigida hacia las actividades cotidianas después del accidente cerebrovascular puede mejorar la funcionalidad y reducir el riesgo de deterioro en estas capacidades. Debido a que los estudios incluidos presentaron deficiencias metodológicas, esta investigación no proporciona una indicación fiable del efecto probable de la terapia ocupacional en los adultos con accidente cerebrovascular.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Un accidente cerebrovascular se produce cuando se interrumpe la llegada de sangre a alguna parte del cerebro. Las actividades cotidianas (AC) son actividades diarias realizadas en el domicilio que las personas realizan para mantener la salud y el bienestar. Las AC incluyen la capacidad de: comer y beber sin ayuda, moverse, ir al baño, realizar tareas de higiene personal, vestirse sin ayuda y asearse. El accidente cerebrovascular causa limitaciones funcionales relacionadas con el deterioro que pueden dar lugar a dificultades en la participación en las AC independientemente de la supervisión, las indicaciones o la asistencia física.

En los pacientes adultos con accidente cerebrovascular, el objetivo de la terapia ocupacional es mejorar su capacidad de realizar las actividades cotidianas. Las estrategias utilizadas por los terapeutas ocupacionales incluyen evaluación, tratamiento, técnicas adaptativas, tecnología de apoyo y adaptaciones medioambientales. Ésta es una actualización de la revisión Cochrane publicada por primera vez en 2006.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones de terapia ocupacional sobre la capacidad funcional de los adultos con accidente cerebrovascular en el dominio de las actividades cotidianas, en comparación con ninguna intervención o la atención/práctica estándar.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group Trials Register) (última búsqueda el 30 de enero de 2017), el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register) (The Cochrane Library, enero de 2017), MEDLINE (1946 al 5 de enero de 2017), Embase (1974 al 5 de enero de 2017), CINAHL (1937 a enero de 2017), PsycINFO (1806 al 2 de noviembre de 2016), AMED (1985 al 1 de noviembre de 2016) y Web of Science (1900 al 6 de enero de 2017). También se realizaron búsquedas en la literatura gris y en los registros de ensayos clínicos.

Criterios de selección: 

Se identificaron los ensayos controlados aleatorizados de una intervención de terapia ocupacional (comparada con ninguna intervención o la práctica/atención habitual) donde los pacientes con accidente cerebrovascular realizaron actividades cotidianas, o en los que la funcionalidad en las actividades cotidianas fue el centro de la intervención de terapia ocupacional.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ensayos, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los resultados predeterminados. Los resultados primarios fueron la proporción de pacientes que habían presentado un deterioro o que eran dependientes en las actividades cotidianas y la funcionalidad en las actividades cotidianas al final del seguimiento.

Resultados principales: 

En esta actualización se incluyeron nueve estudios con 994 participantes. La terapia ocupacional dirigida a las actividades cotidianas después de un accidente cerebrovascular aumentó las puntuaciones de funcionalidad (diferencia de medias estandarizada [DME] 0,17; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,03 a 0,31; p = 0,02; siete estudios; 749 participantes; evidencia de calidad baja) y redujo el riesgo de resultados deficientes (muerte, deterioro o dependencia en las actividades cotidianas personales) (odds ratio [OR] 0,71; IC del 95%: 0,52 a 0,96; p = 0,03; cinco estudios; 771 participantes; evidencia de calidad baja). También se encontró que los que recibieron terapia ocupacional fueron más independientes en las actividades cotidianas ampliadas (OR 0,22 [IC del 95%: 0,07 a 0,37]; p = 0,005; cinco estudios; 665 participantes; evidencia de calidad baja). La terapia ocupacional no afectó la mortalidad (OR: 1,02 [IC del 95%: 0,65 a 1,61]; p = 0,93; ocho estudios; 950 participantes), o reducir las probabilidades combinadas de muerte e internación (OR 0,89 [IC del 95%: 0,60 a 1,32]; p = 0,55; cuatro estudios; 671 participantes), o muerte y dependencia (OR 0,89 [IC del 95%: 0,64 a 1,23]; p = 0,47; cuatro ensayos; 659 participantes). La terapia ocupacional no mejoró las puntuaciones del estado de ánimo ni la angustia (OR 0,08 [IC del 95%: -0,09 a 0,26]; p = 0,35; cuatro estudios; 519 participantes; evidencia de calidad baja). No hubo datos suficientes para determinar los efectos de la terapia ocupacional sobre la calidad de vida relacionada con la salud. No se encontraron estudios de cuidadores que dieran su consentimiento antes de la participación en el estudio y, por lo tanto, no hubo resultados relacionados con los cuidadores en la revisión. No hubo datos suficientes para determinar la satisfacción de los participantes y los cuidadores con los servicios.

La calidad de la evidencia fue baja según GRADE. La limitación principal fue el número de estudios con riesgo incierto de sesgo de selección y un riesgo alto inevitable de sesgo de realización y de detección, debido a que no fue posible realizar el cegamiento de los participantes ni de los terapeutas ocupacionales a la intervención. Además, hubo escasez de datos de los resultados de interés y la calidad de la evidencia se disminuyó por estas razones.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save