Intervenciones para el melasma

El melasma es un trastorno de la piel psicológicamente estresante, también conocido como "cloasma" o "máscara del embarazo". Los parches más oscuros de la piel se desarrollan gradualmente en las mejillas, la frente, la nariz y el labio superior. Es más frecuente en las mujeres y se asocia con el embarazo y los fármacos que contienen hormonas. El melasma se divide en tres tipos: melasma epidérmico, dérmico y mixto. El melasma epidérmico es el más superficial con un aumento del pigmento de la piel (melanina) en la capa superior de la piel (epidermis). En el melasma dérmico hay un aumento del pigmento de la piel en la segunda capa más profunda de la piel (la dermis). El melasma mixto es una combinación del melasma epidérmico y dérmico.

Los tratamientos convencionales para el melasma incluyen filtros solares, cremas blanqueadoras (p.ej. hidroquinona), cremas para el acné (p.ej. ácido azelaico), retinoides tópicos (p.ej. tretinoina) y exfoliaciones faciales donde se utiliza una solución ácida para extraer las capas exteriores de la piel (p.ej. exfoliaciones con ácido glicólico). Algunos tratamientos incorporan un enfoque de combinación como la crema de combinación triple (hidroquinona, tretinoina y esteroide). En la actualidad no se dispone de información adecuada para determinar el mejor tratamiento para el melasma.

Se incluyeron 20 estudios con un total de 2 125 participantes que abarcaban 23 tratamientos diferentes. La crema de combinación triple fue significativamente más eficaz para aclarar el melasma comparada con la hidroquinona sola o con las combinaciones duales como la tretinoina y la hidroquinona, la tretinoina y el acetónido de fluocinolona, o la hidroquinona y el acetónido de fluocinolona. La tretinoina fue más eficaz para aclarar el melasma comparada con placebo, al igual que el complejo blanqueador de la piel Thiospot. Sin embargo, muchos estudios fueron de calidad deficiente, con un escaso número de participantes.

Los efectos secundarios informados con mayor frecuencia por los participantes y los médicos fueron sequedad, enrojecimiento e hipersensibilidad de la piel. No se observaron efectos secundarios graves.

Se necesitan más pruebas sobre otros tratamientos utilizados ampliamente, incluida la función de los filtros solares que se recomendaron en casi todos los estudios. Se necesitan estudios de alta calidad que comparen los tratamientos para esta afección difícil de tratar. Por ejemplo, los estudios deben tener un período de seguimiento mínimo de seis meses y categorizar con claridad los grupos participantes, por ejemplo en cuanto a la edad, el tipo de melasma y la duración de la afección al comienzo del ensayo, para poder considerar estas diferencias cuando se evalúan los resultados. Además, los resultados de los estudios deben incluir los criterios de los participantes de forma estandarizada porque ellos pueden percibir el grado de aclaramiento de la piel de forma diferente a los investigadores del ensayo.

Conclusiones de los autores: 

En general la calidad de los estudios que evaluaron los tratamientos del melasma fue deficiente y los tratamientos disponibles fueron inadecuados. Se necesitan ensayos controlados aleatorios de alta calidad con participantes bien definidos y resultados a largo plazo para determinar la duración de la respuesta.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El melasma es un trastorno pigmentario adquirido simétrico, caracterizado por parches confluentes pardogrisáceos que aparecen habitualmente en la cara. Los tratamientos disponibles para el melasma no son satisfactorios.

Objetivos: 

Evaluar las intervenciones utilizadas en el tratamiento de todos los tipos de melasma: epidérmico, dérmico y mixto.

Estrategia de búsqueda (: 

En mayo 2010, se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Skin Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, y LILACS. También se realizaron búsquedas en las listas de referencias de artículos y en los registros de ensayos en curso.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria que evaluaron intervenciones tópicas y sistémicas para el melasma.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores independientes realizaron la selección de los estudios, la evaluación de la calidad metodológica, la extracción de los datos y el análisis.

Resultados principales: 

Se incluyeron 20 estudios con un total de 2 125 participantes que abarcaban 23 tratamientos diferentes. El agrupamiento de los datos no fue posible debido a la heterogeneidad de los tratamientos.

Cada estudio incluyó un conjunto diferente de intervenciones. Dichas intervenciones pueden agruparse en las que incluyen un agente blanqueador como la hidroquinona, las cremas de combinación triple (hidroquinona, tretinoína y acetónido de fluocinolona), y los tratamientos de combinación (crema de hidroquinona y exfoliaciones con ácido glicólico), así como los tratamientos menos convencionales que incluyen rucinol, iontoforesis con vitamina C y los complejos que aclaran la piel como Thiospot y Gigawhite.

La crema de combinación triple fue significativamente más eficaz para el aclaramiento del melasma que la hidroquinona sola (RR 1,58; IC del 95%: 1,26 a 1,97) o cuando se comparó con las combinaciones duales de tretinoina e hidroquinona (RR 2,75; IC del 95%: 1,59 a 4,74), tretinoina y acetónido de fluocinolona (RR 14,00; IC del 95%: 4,43 a 44,25), o hidroquinona y acetónido de fluocinolona (RR 10,50; IC del 95%: 3,85 a 28,60).

El ácido azelaico (20%) fue significativamente más eficaz que la hidroquinona al 2% (RR 1,25; IC del 95%: 1,06 a 1,48) para aclarar el melasma, pero no se obtuvo este resultado cuando fue comparado con hidroquinona al 4% (RR 1,11; IC del 95%: 0,94 a 1,32).

En dos estudios donde la tretinoina se comparó con placebo los participantes clasificaron su melasma como significativamente mejor en uno (RR 13; IC del 95%: 1,88 a 89,74), pero no en el otro. Con respecto a otras medidas objetivas, en ambos estudios el tratamiento de tretinoina redujo significativamente la severidad del melasma.

Thiospot fue más eficaz que placebo (DME -2,61; IC del 95%: -3,76 a -1,47).

Los eventos adversos informados con mayor frecuencia fueron leves y transitorios, como irritación de la piel, prurito, quemazón y escozor.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save