Duración óptima de la lactancia materna exclusiva

La lactancia materna exclusiva durante seis meses (frente a los tres o cuatro meses, con la continuación de la lactancia materna mixta a partir de entonces) reduce la infección gastrointestinal y ayuda a la madre a perder peso y a prevenir el embarazo, pero no tiene repercusiones a largo plazo en las enfermedades alérgicas, el crecimiento, la obesidad, la capacidad cognitiva o el comportamiento.

Los resultados de dos ensayos controlados y otros 21 estudios sugieren que la lactancia materna exclusiva (sin sólidos ni líquidos además de la leche humana, salvo las vitaminas y los medicamentos) durante seis meses tiene varias ventajas con respecto a la lactancia materna exclusiva durante tres o cuatro meses seguida de la lactancia materna mixta. Estas ventajas incluyen un menor riesgo de infección gastrointestinal, una pérdida de peso materna más rápida después del nacimiento y un retraso en el regreso de los períodos menstruales. No se ha demostrado una reducción del riesgo de otras infecciones, enfermedades alérgicas, obesidad, caries dental o problemas cognitivos o de comportamiento. Se ha observado un nivel reducido de hierro en los países en desarrollo.

Conclusiones de los autores: 

Los lactantes alimentados exclusivamente con leche materna durante seis meses experimentan menos morbilidad por infecciones gastrointestinales que los alimentados parcialmente con leche materna a partir de los tres o cuatro meses, y no se han demostrado déficits de crecimiento entre los lactantes de países en desarrollo o desarrollados alimentados exclusivamente con leche materna durante seis meses o más. Además, las madres de esos niños tienen una amenorrea de lactancia más prolongada. Aunque los lactantes deben seguir siendo tratados individualmente para no ignorar el crecimiento insuficiente u otros resultados adversos y para que se proporcionen intervenciones apropiadas, la evidencia disponible no demuestra ningún riesgo aparente al recomendar, como política general, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque se reconocen ampliamente los beneficios de la lactancia materna para la salud, las opiniones y recomendaciones están muy divididas en cuanto a la duración óptima de la lactancia materna exclusiva. Desde 2001, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado la lactancia materna exclusiva durante seis meses. Gran parte del debate reciente en los países desarrollados se ha centrado en la idoneidad de los micronutrientes, así como en la existencia y la magnitud de los beneficios para la salud de esta práctica.

Objetivos: 

Evaluar los efectos en la salud, el crecimiento y el desarrollo del niño, y en la salud materna, de la lactancia materna exclusiva durante seis meses frente a la lactancia materna exclusiva durante tres o cuatro meses con lactancia materna mixta (introducción de alimentos líquidos o sólidos complementarios con lactancia materna continuada) a partir de entonces y hasta los seis meses.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en The Cochrane Library (2011, número 6), MEDLINE (1 enero 2007 hasta 14 junio 2011), EMBASE (1 enero 2007 hasta 14 junio 2011), CINAHL (1 enero 2007 hasta 14 junio 2011), BIOSIS (1 enero 2007 hasta 14 junio 2011), African Index Medicus (búsqueda 15 junio 2011), Index Medicus for the WHO Eastern Mediterranean Region (IMEMR) (búsqueda 15 junio 2011), LILACS (Latin American and Caribbean Health Sciences) (búsqueda 15 junio 2011). También se estableció contacto con expertos en el tema.

La búsqueda de la primera versión de la revisión en el 2000 arrojó un total de 2668 citas únicas. Los contactos con expertos en la materia dieron lugar a otros estudios publicados e inéditos. La revisión actualizada de la literatura en diciembre de 2006 arrojó 835 citas únicas adicionales.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron todos los ensayos clínicos controlados internamente y los estudios de observación que comparaban los resultados de la salud infantil o materna con la lactancia materna exclusiva durante seis meses o más, frente a la lactancia materna exclusiva durante al menos tres o cuatro meses con la lactancia materna mixta continuada hasta al menos seis meses. Los estudios se estratificaron de acuerdo con el diseño del estudio (ensayos controlados versus estudios de observación), la procedencia (países en desarrollo versus países desarrollados) y el momento de la alimentación de los grupos comparados (tres a siete meses versus más tarde).

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó de forma independiente la calidad de los estudios y se extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se identificaron 23 estudios independientes que cumplían los criterios de selección: 11 de países en desarrollo (dos de los cuales eran ensayos controlados en Honduras) y 12 de países desarrollados (todos estudios de observación). Las definiciones de lactancia materna exclusiva variaban considerablemente entre los estudios. Ni los ensayos ni los estudios de observación sugieren que los lactantes que siguen siendo alimentados exclusivamente con leche materna durante seis meses muestran déficits en el aumento de peso o de talla, aunque se necesitarían tamaños de muestra más grandes para descartar diferencias modestas en el riesgo de desnutrición. En los países en desarrollo, en los que las reservas de hierro de los recién nacidos pueden estar por debajo del nivel óptimo, la evidencia sugiere que la lactancia materna exclusiva sin suplemento de hierro durante seis meses puede comprometer el estado hematológico. Sobre la base del estudio bielorruso, seis meses de lactancia materna exclusiva no confieren ningún beneficio (frente a tres meses de lactancia materna exclusiva seguidos de una lactancia materna parcial continuada durante seis meses) en cuanto a la altura, el peso, el índice de masa corporal, las caries dentales, la capacidad cognitiva o el comportamiento a los 6,5 años de edad. Sin embargo, sobre la base de estudios realizados en Bielorrusia, el Irán y Nigeria, los lactantes que continúan con la lactancia materna exclusiva durante seis meses o más parecen tener un riesgo significativamente menor de infección gastrointestinal y (en los estudios iraníes y nigerianos) respiratoria. En estudios realizados en Finlandia, Australia y Bielorrusia no se ha demostrado una reducción significativa del riesgo de eccema atópico, asma u otros resultados atópicos. Los datos de los dos ensayos hondureños y de los estudios de observación de Bangladesh y el Senegal sugieren que la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses se asocia con una reanudación tardía de la menstruación y, en los ensayos hondureños, con una pérdida de peso posparto más rápida en la madre.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save