Reposo en cama con o sin hospitalización para la hipertensión durante el embarazo

No existen pruebas suficientes para establecer si el reposo en cama durante el embarazo ayuda a las mujeres y a los recién nacidos cuando las mujeres tienen hipertensión

La hipertensión en mujeres embarazadas puede contribuir a que los recién nacidos sean pequeños, que nazcan demasiado pronto y que tengan considerables problemas de salud. A las mujeres con hipertensión a menudo se les recomienda que descansen en la cama ya sea en la casa o en el hospital. Se sugiere que esto quizá ayude a reducir la presión arterial de la madre y así proporciona beneficios al recién nacido. Sin embargo, puede haber efectos adversos; p.ej. algunas mujeres pueden encontrarlo estresante, puede contribuir a los coágulos sanguíneos en las piernas y puede poner una carga la familia de la mujer. Aunque un ensayo pequeño indicó que puede haber algunos beneficios posibles, los datos son insuficientes como para estar seguros. Es más, los ensayos no abordaron los efectos adversos posibles del reposo en cama. Más mujeres parecían preferir la actividad normal en la casa en lugar de descansar en el hospital, si contaban con la posibilidad de elegir. Se necesita investigación adicional.

Conclusiones de los autores: 

Son pocos los ensayos aleatorios que han evaluado el reposo para las mujeres con hipertensión arterial durante el embarazo, y no se cuenta con información relevante sobre los efectos secundarios y la implicación de costes en los ensayos disponibles. Si bien un ensayo pequeño sugiere que el reposo parcial en cama puede estar asociado con una reducción en el riesgo de hipertensión grave y parto prematuro, es necesario confirmar estos resultados en ensayos más amplios. Actualmente, las pruebas son insuficientes para ofrecer orientación clara para la práctica clínica. Por consiguiente, el reposo en cama no debe ser recomendado sistemáticamente para la hipertensión en el embarazo especialmente, ya que aparentemente son más las mujeres que prefieren la actividad sin restricción, si cuentan con la posibilidad de elegir.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El reposo en cama o la restricción de la actividad, con o sin hospitalización, ha sido recomendado para las mujeres con hipertensión durante el embarazo para mejorar el resultado del mismo. Sin embargo, es necesario demostrar los beneficios antes de poder recomendar dichas intervenciones, ya que la restricción de la actividad puede ser desestabilizante para las vidas de las mujeres, costosa y puede aumentar el riesgo de tromboembolismo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos sobre la madre y el recién nacido de los diferentes grados de reposo en cama, comparado entre sí, y con la actividad habitual, en el hospital o en la casa, para el tratamiento primario de la hipertensión durante el embarazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (abril de 2005), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (CENTRAL) (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, número 1, 2005), y EMBASE (desde enero de 2002 hasta diciembre de 2004).

Criterios de selección: 

Se seleccionaron ensayos aleatorios que evalúan el reposo en cama para mujeres con hipertensión en el embarazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos de los autores de la revisión evaluaron los ensayos para su inclusión de manera independiente, y extrajeron los datos. Los datos fueron introducidos en el programa informático RevMan y verificados por duplicado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 4 ensayos pequeños (449 mujeres). Tres eran de buena calidad. Dos ensayos (145 mujeres) compararon el reposo en cama estricto con reposo parcial, en el hospital, para mujeres con hipertensión arterial con proteinuria. Hubo pruebas insuficientes para demostrar cualquier diferencia entre los grupos para las medidas de resultado informadas. Dos ensayos (304 mujeres) compararon reposo parcial en cama en el hospital con actividad habitual en la casa para la hipertensión sin proteinuria. El riesgo de hipertensión grave fue menor (un ensayo, 218 mujeres; RR 0,58; IC del 95%: 0,38 a 0,89) y la reducción del riesgo de parto prematuro fue de valor marginal (1 ensayo, 218 mujeres; RR 0,53; IC del 95%: 0,29 a 0,99) con reposo parcial en comparación con actividad normal. Más mujeres en el grupo de reposo en cama optaron por no recibir el mismo tratamiento en embarazos futuros, si contaban con la posibilidad de elegir (1 ensayo, 86 mujeres; RR 3,00; IC del 95%: 1,43 a 6,31). No hubo diferencias significativas para ninguna otra medida de resultado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save