Tratamiento de las irregularidades del sangrado vaginal inducidas por los anticonceptivos que solo contienen progestina

Como el uso de métodos anticonceptivos que solo contienen progestina continúa en aumento en todo el mundo, el problema de los trastornos de sangrado vaginal que estos métodos inducen adquiere una mayor relevancia en la salud pública debido a que este efecto adverso limita la aceptabilidad del método y genera falta de cumplimiento. Hasta cierto punto, algunas mujeres se pueden beneficiar de algunas de las intervenciones que se probaron. Sin embargo, las pruebas analizadas no son suficientemente sólidas para recomendar el uso habitual de cualquiera de los regímenes incluidos en los ensayos, en particular con respecto a los efectos a largo plazo. Los resultados positivos se deben reproducir en ensayos a mayor escala.

Conclusiones de los autores: 

Algunas pacientes se pueden beneficiar de las intervenciones descritas, en particular por la interrupción de un episodio de sangrado en curso. Varios regímenes parecen prometedores con respecto a la regulación del sangrado, pero es necesario reproducir los resultados en ensayos de mayor tamaño. Los resultados de esta revisión no apoyan el uso clínico habitual de cualquiera de los regímenes incluidos en los ensayos, en particular para un efecto a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A pesar de su alta efectividad, los anticonceptivos que solo contienen progestina no se consideran óptimos debido al gran número de mujeres que presentan alteración de su patrón normal de sangrado vaginal al utilizar estos métodos. Actualmente los tratamientos para controlar estas irregularidades del sangrado no son suficientemente efectivos.

Objetivos: 

Se evaluaron enfoques preventivos y terapéuticos para normalizar las irregularidades del sangrado asociadas con el uso de anticonceptivos que solo contienen progestina.

Métodos de búsqueda: 

La bibliografía se identificó mediante búsquedas en bases de datos, listas de referencias, organizaciones e individuos, e incluyeron el período hasta mayo y junio de 2012.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles los ensayos con asignación aleatoria o sistemática que probaran intervenciones para la prevención o el tratamiento de las irregularidades del sangrado asociadas con el uso de anticonceptivos que solo contienen progestina.

Obtención y análisis de los datos: 

Los resultados se expresan como riesgos relativos (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95% para los datos categóricos y como diferencia de medias ponderada (DMP) e IC del 95% para los datos continuos. Cuando se observó heterogeneidad (visual o estadística) se utilizó el modelo de efectos aleatorios (cuantitativo) o no se produjo una estimación global (cualitativa).

Resultados principales: 

Se incluyeron 33 ensayos controlados aleatorios que reclutaron a 3677 participantes. Se determinó que dos tercios de los ensayos tuvieron un riesgo de sesgo de bajo a moderado.

Los tratamientos con estrógenos redujeron el número de días de un episodio de sangrado en curso en las usuarias de DMPA y Norplant. Sin embargo, con frecuencia el tratamiento provocó la interrupción debido a malestar gastrointestinal.

Las combinaciones orales de etinilestradiol y levonorgestrel mejoraron los patrones de sangrado en las usuarias de Norplant, pero las tasas de interrupción de los métodos no cambiaron. Un ensayo informó el uso exitoso de anticonceptivos orales combinados para el tratamiento de la amenorrea entre las usuarias de DMPA.

Las usuarias de Norplant, pero no las usuarias de Implanon, a las que se les administró la antiprogestina mifepristona informaron menos días de sangrado durante el tratamiento que las pacientes a las que se les administró placebo. La mifepristona utilizada mensualmente por las nuevas usuarias de Norplant redujo el sangrado cuando se comparó con placebo.

Se han evaluado diversos AINE por su capacidad para tratar el sangrado anormal y se obtuvieron resultados mixtos.

Las usuarias de Norplant que recibieron tamoxifeno tuvieron un sangrado más aceptable después del tratamiento y una mayor probabilidad de continuar con Norplant que las que recibieron placebo.

Según tres estudios pequeños el ácido tranexámico, la mifepristona combinada con un estrógeno y la doxiciclina fueron más efectivas que el placebo para detener un episodio de sangrado en las pacientes que utilizaron anticonceptivos que solo contienen progestina.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save