Agonistas dopaminérgicos para el tratamiento de la dependencia de cocaína

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No existe un agente farmacológico de eficacia comprobada para el tratamiento de la dependencia de cocaína. La cocaína es un alcaloide derivado de la hoja de Erythroxylon coca, utilizada como polvo para uso intranasal o para uso intravenoso, o como crack, una forma de base libre que se fuma. La dependencia de cocaína es un problema importante de salud pública, debido a que su consumo puede asociarse con complicaciones médicas y psicosociales que incluyen la propagación de enfermedades infecciosas (como SIDA, hepatitis y tuberculosis), delitos, violencia y exposición neonatal a la droga. Esta revisión consideró las pruebas sobre la eficacia y la aceptabilidad de los agonistas dopaminérgicos como tratamiento, solos o en combinación con cualquier intervención psicosocial.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas actuales de los ensayos controlados aleatorios no apoyan el uso de agonistas dopaminérgicos para el tratamiento de la dependencia de cocaína. Debido a la ausencia de pruebas, a los médicos les queda la opción de equilibrar los posibles beneficios contra los efectos adversos potenciales del tratamiento.
Incluso el beneficio potencial de la combinación de un agonista dopaminérgico con una intervención psicosocial más potente, que fue sugerido por la revisión Cochrane anterior (Soares 2003), no es respaldado por los resultados de esta revisión actualizada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La dependencia de cocaína es un trastorno para el que no existe un tratamiento farmacológico de eficacia comprobada, aunque los avances en materia de neurobiología podrían guiar el desarrollo futuro de los fármacos

Objetivos: 

Investigar la eficacia y la aceptabilidad de los agonistas dopaminérgicos solos o en combinación con cualquier intervención psicosocial para el tratamiento del abuso y dependencia de cocaína

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en el registro especializado del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol (Cochrane Drugs and Alcohol Group [CDAG]), PubMed, EMBASE y CINAHL, PsycINFO en junio 2011 y se contactó con investigadores para obtener información sobre ensayos no publicados

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos controlados y aleatorios que compararan los agonistas dopaminérgicos solos o asociados con una intervención psicosocial versus placebo, ningún tratamiento u otras intervenciones farmacológicas

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos

Resultados principales: 

Veintitrés estudios, 2066 participantes, cumplieron los criterios de inclusión. Al comparar cualquier agonista dopaminérgico versus placebo, el placebo presentó una mayor mejoría en cuanto a la gravedad de la dependencia, cuatro estudios, 232 participantes, DME 0,43 (IC del 95%: 0,15 a 0,71), la depresión, cinco estudios, 322 participantes, DME 0,42 (IC del 95%: 0,19 a 0,65); y la abstinencia en el momento del seguimiento CR 0,57 (IC del 95%: 0,35 a 0,93). No se observaron diferencias estadísticamente significativas para los otros resultados considerados. Al comparar la amantadina versus placebo, los resultados nunca alcanzan significación estadística, aunque hay una tendencia a favor de la amantadina en cuanto a los abandonos y la depresión. Los resultados sobre los eventos adversos y la depresión favorecieron el placebo, aunque la diferencia no alcanza significación estadística. Al comparar bromocriptina y levodopa/carbidopa versus placebo, los resultados nunca alcanzaron significación estadística. Al comparar amantadina versus antidepresivos, los antidepresivos funcionaron mejor para la abstinencia. Los otros dos resultados considerados no mostraron diferencias estadísticamente significativas aunque los abandonos y los eventos adversos tendieron a ser más frecuentes en el grupo de antidepresivos.

La calidad de las pruebas, evaluadas de acuerdo al método GRADE, puede considerarse moderada en cuanto a la eficacia de cualquier agonista dopaminérgico versus placebo y de moderada a alta en cuanto a la amantadina versus placebo y versus antidepresivos.

Share/Save