Budesonida para el asma crónica en niños y adultos

La budesonida es un tratamiento preventivo sumamente eficaz para todos los pacientes con asma, independientemente de la edad o la gravedad de su enfermedad. La mayor parte de los beneficios se registran con dosis bajas a moderadas.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión apoya firmemente el uso de la budesonida en el asma crónica. Las guías de consenso para el asma crónica sugieren ajustar la dosis de esteroides inhalados según las necesidades individuales. Las pruebas de esta revisión de ensayos no apoyan el ajuste sistemático de la dosis por encima de los 800 mcg/d.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La budesonida inhalada es un corticosteroide inhalado ampliamente utilizado para el asma.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue comparar la eficacia de la budesonida con el placebo en el tratamiento del asma crónica.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en las listas de referencias de los artículos. Se estableció contacto con los investigadores para obtener otros estudios y se realizaron búsquedas en los resúmenes de los principales congresos de la sociedad de neumología (1997-1999).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios en niños y adultos en los que se comparan budesonida con placebo para el tratamiento del asma crónica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de manera independiente los artículos para su inclusión y en relación a su calidad metodológica. Un revisor extrajo los datos.

Resultados principales

Se identificaron 43 estudios que cumplieron con los criterios de inclusión (2801sujetos). En los asmáticos que no son tratados con esteroides orales, la budesonida provocó mejorías significativas en varias medidas de función de las vías respiratorias. Estas medidas incluyeron el VEF1, con una diferencia de medias ponderada (DMP) del 3,7% de lo previsto (IC del 95%: 0,1%; 7,2%); la mejoría en el flujo espiratorio máximo (FEM) matutino, desde una DMP inicial de 29 L/min (IC del 95%: 22; 36 L/min); la mejoría en el FEM vespertino, desde una DMP inicial de 21 L/min (IC del 95%: 13; 29 L/min). La variación en los métodos para informar los síntomas limitó la posibilidad de combinar los estudios, pero todos los estudios de calidad metodológica alta mostraron mejorías significativas en comparación con el placebo. No se informó el estado de salud. El riesgo de retiro de los ensayos a causa de las exacerbaciones del asma fue menor con la budesonida en comparación con el placebo: riesgo relativo 0,17 (IC del 95%: 0,09; 0,33). Las dosis de 500 a 800 mcg/d parecieron tener tamaños del efecto levemente mayores que las dosis inferiores, pero no se observaron ventajas con las dosis altas. Un único ECA de alta calidad informó reducciones significativas en la necesidad diaria de prednisolona y en el número de pacientes capaces de interrumpir por completo el tratamiento con prednisolona en los sujetos tratados con budesonida en comparación con los tratados con placebo. No se observaron diferencias respecto al riesgo de dolor orofaríngeo / ronquera o candidiasis oral con la budesonida en comparación con el placebo. No se informó el riesgo a largo plazo de insuficiencia suprarrenal.

Conclusiones de los autores

Esta revisión apoya firmemente el uso de la budesonida en el asma crónica. Las guías de consenso para el asma crónica sugieren ajustar la dosis de esteroides inhalados según las necesidades individuales. Las pruebas de esta revisión de ensayos no apoyan el ajuste sistemático de la dosis por encima de los 800 mcg/d.

Esta revisión debería citarse como:Adams N, Bestall J, Jones PWLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron 43 estudios que cumplieron con los criterios de inclusión (2801sujetos). En los asmáticos que no son tratados con esteroides orales, la budesonida provocó mejorías significativas en varias medidas de función de las vías respiratorias. Estas medidas incluyeron el VEF1, con una diferencia de medias ponderada (DMP) del 3,7% de lo previsto (IC del 95%: 0,1%; 7,2%); la mejoría en el flujo espiratorio máximo (FEM) matutino, desde una DMP inicial de 29 L/min (IC del 95%: 22; 36 L/min); la mejoría en el FEM vespertino, desde una DMP inicial de 21 L/min (IC del 95%: 13; 29 L/min). La variación en los métodos para informar los síntomas limitó la posibilidad de combinar los estudios, pero todos los estudios de calidad metodológica alta mostraron mejorías significativas en comparación con el placebo. No se informó el estado de salud. El riesgo de retiro de los ensayos a causa de las exacerbaciones del asma fue menor con la budesonida en comparación con el placebo: riesgo relativo 0,17 (IC del 95%: 0,09; 0,33). Las dosis de 500 a 800 mcg/d parecieron tener tamaños del efecto levemente mayores que las dosis inferiores, pero no se observaron ventajas con las dosis altas. Un único ECA de alta calidad informó reducciones significativas en la necesidad diaria de prednisolona y en el número de pacientes capaces de interrumpir por completo el tratamiento con prednisolona en los sujetos tratados con budesonida en comparación con los tratados con placebo. No se observaron diferencias respecto al riesgo de dolor orofaríngeo / ronquera o candidiasis oral con la budesonida en comparación con el placebo. No se informó el riesgo a largo plazo de insuficiencia suprarrenal.

Tools
Information
Share/Save