No existen pruebas convincentes de que el Ginkgo biloba sea eficaz para la demencia y el deterioro cognitivo

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.
No existen pruebas convincentes de que el Ginkgo biloba sea eficaz para la demencia y el deterioro cognitivo

El Ginkgo biloba parece ser seguro en su uso sin presentar efectos adversos excesivos comparados con el placebo. Muchos de los ensayos más antiguos utilizaron métodos no satisfactorios, eran pequeños y no era posible excluir el sesgo de publicación. En términos generales, las pruebas de que el Ginkgo biloba tenga beneficios previsibles y clínicamente significativos para las personas con demencia o deterioro cognitivo son inconsistentes y poco fiables. De los cuatro ensayos más recientes, tres no hallaron diferencias entre el Ginkgo biloba y placebo, y uno halló efectos significativos del tratamiento a favor del Ginkgo biloba.

Conclusiones de los autores: 

El Ginkgo biloba parece ser seguro en su uso sin presentar efectos secundarios excesivos comparados con el placebo. Muchos de los ensayos más antiguos utilizaron métodos no satisfactorios, eran pequeños y no era posible excluir el sesgo de publicación. Las pruebas de que el Ginkgo biloba tenga beneficios previsibles y clínicamente significativos para las personas con demencia o deterioro cognitivo son inconsistentes y poco fiables.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los extractos de las hojas del árbol de culantrillo, el Ginkgo biloba, se utilizan desde hace mucho tiempo en China como medicamento tradicional para diversos trastornos de la salud. En el mundo occidental, es ampliamente prescrito un extracto estandarizado para el tratamiento de diversos trastornos, incluidos los problemas de memoria y de concentración, la confusión, la depresión, la ansiedad, los mareos, el tinnitus y la cefalea. Se cree que los mecanismos de acción reflejan la acción de varios componentes del extracto e incluyen un aumento en la irrigación de sangre al dilatar los vasos sanguíneos, una reducción de la viscosidad sanguínea, la modificación de los sistemas neurotransmisores y la reducción de la densidad de los radicales libres de oxígeno.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y seguridad del Ginkgo biloba para el tratamiento de la demencia y el deterioro cognitivo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (CDCIG) (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group), The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL y LILACS el 20 septiembre 2007 utilizando los términos: ginkgo*, tanakan, EGB-761, EGB761, "EGB 761" and gingko*. El Registro Especializado de Ensayos Controlados del CDCIG contiene registros actualizados de las principales bases de datos de asistencia sanitaria (The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, LILACS) así como de muchas bases de datos de ensayos y fuentes de literatura gris.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios, doble ciego, en los cuales extractos de Ginkgo biloba a cualquier concentración y durante cualquier período eran comparados con placebo para evaluar sus efectos sobre las personas con deterioro cognitivo adquirido, incluida la demencia, de cualquier grado de gravedad.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron de los informes publicados de los estudios incluidos, se agruparon cuando resultó conveniente y se calcularon los efectos del tratamiento o los riesgos y beneficios.

Resultados principales: 

Se incluyeron 36 ensayos, pero la mayoría eran pequeños y de menos de tres meses de duración. Nueve ensayos duraron seis meses (2 016 pacientes). Estos ensayos más largos eran los ensayos más recientes y, en general, eran de tamaño adecuado y realizados con una calidad razonable. La mayoría de los ensayos evaluaban la misma preparación estandarizada de Ginkgo biloba, EGb 761, a diferentes dosis, clasificadas como alta o baja. Los resultados de los ensayos más recientes no mostraron resultados consistentes para la cognición, las actividades cotidianas, el estado de ánimo, la depresión y la carga para los cuidadores. De los cuatro ensayos más recientes, tres no hallaron diferencias entre el Ginkgo biloba y el placebo, y uno halló efectos significativos del tratamiento a favor del Ginkgo biloba.

No hubo diferencias significativas entre el Ginkgo biloba y el placebo en cuanto a la proporción de participantes que presentaron eventos adversos.

Un análisis de subgrupos que incluía solamente pacientes con diagnóstico de enfermedad de Alzheimer (925 pacientes de nueve ensayos) tampoco mostró un modelo coherente de un beneficio asociado al Ginkgo biloba.

Share/Save