Los pacientes con cáncer con fiebre y presunta infección se pueden tratar con un betalactámico único de "nueva generación".

La quimioterapia para el cáncer o el trasplante de médula ósea afectan al sistema inmunológico y exponen a los pacientes a infecciones graves. El signo principal de infección es la fiebre y la señal inconfundible de la presencia de defensas inmunes afectadas es la reducción en el recuento leucocitario. Habitualmente se ha tratado a los pacientes con una combinación de dos clases diferentes de antibióticos. Las pruebas indican que el tratamiento con un fármaco único nuevo (monoterapia), perteneciente a la clase de los betalactámicos, se asocia con mejores resultados. La supervivencia mejora al utilizar el tratamiento con un fármaco único y los efectos secundarios, principalmente el daño a los riñones, son más frecuentes con el tratamiento combinado.

Conclusiones de los autores: 

La monoterapia con betalactámicos es ventajosa en comparación con el tratamiento combinado con betalactámico-aminoglucósido con respecto a la supervivencia, los eventos adversos y las sobreinfecciones micóticas. El fracaso del tratamiento no se debe considerar el resultado primario en los ensayos abiertos, ya que refleja principalmente las modificaciones del tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento empírico óptimo para la neutropenia febril es muy controversial. Los betalactámicos de amplio espectro se han introducido como tratamiento único y clásicamente se ha utilizado una combinación de un betalactámico con un aminoglucósido.

Objetivos: 

Comparar la monoterapia con betalactámicos versus el tratamiento combinado con betalactámico-aminoglucósido en pacientes con cáncer que presentan fiebre y neutropenia.

Estrategia de búsqueda (: 

El Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials (CENTRAL) (The Cochrane Library, Issue 7, 2012), LILACS (August 2012), MEDLINE and EMBASE (August 2012) and the Database of Abstracts of Reviews of Effects (DARE) (Issue 3, 2012). Se revisaron las referencias de todos los estudios incluidos y las revisiones pertinentes y se estableció contacto con el primer autor de cada ensayo incluido, así como con las compañías farmacéuticas.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon cualquier monoterapia con betalactámicos con cualquier combinación de un betalactámico y un aminoglucósido para el tratamiento empírico inicial de los pacientes con cáncer que presentan neutropenia febril. La mortalidad por todas las causas fue la medida de resultado primaria evaluada.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores de forma independiente extrajeron los datos con respecto a la mortalidad por cualquier causa, la mortalidad relacionada con la infección, el fracaso del tratamiento (incluidas las modificaciones del tratamiento), las sobreinfecciones, los efectos adversos y las medidas de calidad de los estudios. Se calcularon los cocientes de riesgos (CR) con los intervalos de confianza (IC) del 95%. Siempre que fue posible, los resultados se extrajeron mediante el análisis por intención de tratar. Los dominios individuales del riesgo de sesgo se examinaron mediante análisis de sensibilidad. Los datos publicados se complementaron con la correspondencia con los autores.

Resultados principales: 

Se incluyeron 71 ensayos publicados entre 1983 y 2012. La mortalidad por cualquier causa fue menor con la monoterapia (CR 0,87; IC del 95%: 0,75 a 1,02; sin significación estadística). Los resultados fueron similares en los ensayos que compararon el mismo betalactámico en ambos brazos del ensayo (11 ensayos, 1718 episodios; CR 0,74; IC del 95%: 0,53 a 1,06) y en los ensayos que compararon diferentes betalactámicos, habitualmente un betalactámico de amplio espectro comparado con un betalactámico de espectro más estrecho combinado con un aminoglucósido (33 ensayos, 5468 episodios; CR 0,91; IC del 95%: 0,77 a 1,09). La mortalidad relacionada con la infección fue significativamente inferior con la monoterapia (CR 0,80; IC del 95%: 0,64 a 0,99). El fracaso del tratamiento fue significativamente más frecuente con la monoterapia en los ensayos que compararon el mismo betalactámico (16 ensayos, 2833 episodios; CR 1,11; IC del 95%: 1,02 a 1,20) y fue significativamente más frecuente con el tratamiento combinado en los ensayos que compararon betalactámicos diferentes (55 ensayos, 7736 episodios; CR 0,92; IC del 95%: 0,88 a 0,97). Las sobreinfecciones bacterianas ocurrieron con la misma frecuencia, y las micóticas fueron más frecuentes con el tratamiento combinado. Los eventos adversos fueron más frecuentes con el tratamiento combinado (número necesario para dañar 4; IC del 95%: 4 a 5). Específicamente la diferencia con respecto a la nefrotoxicidad fue muy significativa. Los métodos adecuados de los ensayos se asociaron con una mayor estimación del efecto para la mortalidad y con una menor estimación del efecto para el fracaso. Casi todos los ensayos fueron abiertos. No se observaron correlaciones entre las tasas de mortalidad y fracaso y estos ensayos.

Tools
Information
Share/Save