Talleres y reuniones de educación continua para profesionales de la salud

Las reuniones educativas se utilizan frecuentemente para la educación médica continua con la intención de mejorar la práctica profesional y, de ese modo, los resultados de los pacientes. Las reuniones educativas incluyen cursos, conferencias, charlas, talleres, seminarios y simposios.

En esta revisión, se incluyeron 81 ensayos que evaluaron los efectos de las reuniones educativas. Basado en estos estudios, se llegó a la conclusión de que las reuniones educativas, solas o en combinación con otras intervenciones, pueden mejorar la práctica profesional y el logro de metas de tratamientos por parte de los pacientes. El efecto sobre la práctica profesional tendió a ser pequeño pero varió entre los estudios y, en general, el efecto sobre los resultados de los pacientes fue inferior. No es posible explicar con confianza las diferencias observadas en el efecto pero pareció que una mayor asistencia a las reuniones se asoció con mayores efectos, que la educación interactiva y didáctica mixta fue más efectiva que cualquiera de ellas sola y que los efectos fueron menos para las conductas más complejas y los resultados menos graves.

Conclusiones de los autores: 

Las reuniones educativas, solas o en combinación con otras intervenciones, pueden mejorar la práctica profesional y los resultados de asistencia sanitaria para los pacientes. Es muy probable que el efecto sea pequeño y similar a otros tipos de educación médica continua, como la auditoría y retroalimentación, y las visitas de extensión educativas. Las estrategias para aumentar la asistencia a las reuniones educativas, el uso de formatos interactivos y didácticos mixtos, y la concentración en resultados que es probable que se perciban como serios pueden aumentar la efectividad de las reuniones educativas. Las reuniones educativas solas no tienen probabilidad de ser efectivas para cambiar las conductas complejas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las reuniones educativas se utilizan ampliamente para la educación médica continuada. Las revisiones anteriores encontraron que los talleres interactivos resultaron en mejoras moderadamente importantes en la práctica profesional, mientras que las sesiones didácticas no.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las reuniones educativas sobre la práctica profesional y los resultados de asistencia sanitaria.

Métodos de búsqueda: 

Las búsquedas anteriores se actualizaron mediante la búsqueda en el registro de ensayos y los archivos pendientes del Grupo Cochrane para una Práctica y Organización Sanitaria Efectivas (Cochrane Effective Practice and Organisation of Care Group), desde 1999 a marzo de 2006.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de reuniones educativas que informaron una medida objetiva de práctica profesional o resultados de asistencia sanitaria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente y evaluaron la calidad de los estudios. En el análisis primario, se incluyeron estudios con un riesgo bajo o moderado de sesgo y que informaron datos iniciales. Se ponderaron según el número de profesionales de asistencia sanitaria que participaban. Para cada comparación, se calculó la diferencia de riesgo (DR) para los resultados dicotómicos, ajustada para el cumplimiento del valor inicial; y para los resultados continuos, el cambio porcentual en relación con el promedio del grupo de control después de la intervención, ajustado para el rendimiento inicial. Los resultados de pacientes y profesionales se analizaron por separado. Se consideraron diez factores para explicar la heterogeneidad de los cálculos del efecto mediante una metarregresión ponderada, complementada con el análisis visual de los gráficos de burbujas (bubble plots) y los gráficos de cajas (box plots).

Resultados principales: 

Al actualizar la revisión, se identificaron 49 nuevos estudios para su inclusión. En la revisión, ahora se incluye un total de 81 ensayos con más de 11 000 profesionales de la salud. Sobre la base de 30 ensayos (36 comparaciones), la DR mediana ajustada en cumplimiento de la práctica deseada fue del 6% (rango intercuartil 1,8 a 15,9) cuando se comparó cualquier intervención en la que las reuniones educativas fueran un componente con ninguna intervención. Las reuniones educativas por sí solas tuvieron efectos similares (mediana ajustada de la DR 6%, rango intercuartil 2,9 a 15,3; basado en 21 comparaciones en 19 ensayos). Para los resultados continuos, el cambio porcentual corregido mediano en relación con el control fue del 10% (rango de cuartil medio 8% a 32%; cinco ensayos). Para los resultados de pacientes, la DR corregida mediana en el logro de las metas de tratamientos fue de 3,0 (rango de cuartil medio 0,1 a 4,0; cinco ensayos). Basado en los análisis de metarregresión de una variable de las 36 comparaciones con resultados dicotómicos para la práctica profesional, la asistencia mayor a las reuniones educativas se asoció con DR corregidas más grandes (p < 0,01); las reuniones de educación interactivas y didácticas mixtas (DR corregida mediana de 13,6) fueron más efectivas que las reuniones didácticas (DR 6,9) o que las reuniones interactivas (DR 3,0). Las reuniones educativas no parecían ser efectivas para los comportamientos complejos (DR ajustada -0,3) en comparación con los comportamientos menos complejos; parecían ser menos efectivos para los resultados menos graves (DR 2,9) que para los resultados más graves.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save