Angioplastia con balón versus tratamiento farmacológico para los pacientes hipertensos con obstrucción de arteria renal

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La angioplastia parece ser un abordaje seguro para las personas con estenosis de la arteria renal ateroesclerótica pero no hay suficientes pruebas que demuestre que es mejor que los antihipertensivos

La estenosis de la arteria renal ateroesclerótica (estrechamiento de la arteria que irriga al riñón) es una causa común de hipertensión (alta presión sanguínea). Puede causar daño renal. Los tratamientos para tratar de reducir la presión arterial incluyen antihipertensivos (fármacos de disminución de presión arterial) y angioplastia (cirugía mediante un tubo similar a un globo que se infla dentro de la arteria para abrirla). La revisión de los ensayos encontró que la angioplastia parece ser segura, con menos efectos adversos que los fármacos. Sin embargo, no se ha mostrado que la angioplastia sea más eficaz que los fármacos, aunque puede ayudar a algunas personas en quienes los fármacos no han logrado reducir la hipertensión.

Conclusiones de los autores: 

Los datos disponibles son insuficientes para llegar a la conclusión de que la angioplastia con balón es superior al tratamiento farmacológico para reducir la presión arterial en pacientes con estenosis de la arteria renal y presión arterial farmacológicamente controlada. Cuando la hipertensión es refractaria al tratamiento farmacológico, hay pruebas débiles de que la angioplastia con balón disminuye la presión arterial más eficazmente que el tratamiento farmacológico. La angioplastia con balón parece ser segura y presenta menos complicaciones cardiovasculares y vasculorrenales. Se necesitan ensayos controlados aleatorios para comparar el efecto de la angioplastia con balón y el tratamiento farmacológico sobre la preservación de la función renal a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La estenosis de la arteria renal ateroesclerótica es la causa más común de hipertensión secundaria. La angioplastia con balón es muy usada para el tratamiento de los pacientes hipertensos con estenosis de arteria renal.

Objetivos: 

Comparar la efectividad de la angioplastia con balón (con y sin stent) con tratamiento farmacológico para el control de la presión arterial, la función renal, la frecuencia de complicaciones vasculorrenales y los efectos secundarios en pacientes hipertensos con estenosis de la arteria renal ateroesclerótica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se efectuaron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, el Science Citation Index, el Registro Central Cochrane de Ensayos Controlados y archivos personales para identificar ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban la angioplastia con balón con el tratamiento farmacológico en pacientes hipertensos con estenosis de la arteria renal. También se examinaron las bibliografías de las referencias recuperadas con las búsquedas, y se estableció contacto con los autores de los ensayos publicados para obtener más información.

Criterios de selección: 

Los ECA que comparaban la angioplastia con balón con tratamiento farmacológico en pacientes hipertensos con estenosis de la arteria renal hemodinámicamente significativa (reducción mayor que el 50 por ciento en diámetro luminal) y seguimiento mínimo de seis meses).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos investigadores extrajeron de forma independiente los datos sobre el diseño del ensayo, los participantes, las intervenciones y las medidas de resultados. La calidad de los datos impidió un metanálisis formal para evaluar el efecto sobre la presión arterial, la función renal, el número y las dosis diarias definidas de los antihipertensivos. Los odds-ratios de Peto y los intervalos de confianza del 95% correspondientes (IC) se calcularon para los resultados dicotómicos, p.ej. la permeabilidad de vasos y complicaciones vasculorrenales.

Resultados principales: 

Tres ECA que incluían 210 pacientes cumplieron los criterios de inclusión. En los pacientes no seleccionados había una tendencia constante pero estadísticamente no significativa hacia una presión arterial más baja en el grupo de angioplastia con balón. Los pacientes tratados con angioplastia con balón requirieron menos antihipertensivos en dos ensayos y tuvieron mayor probabilidad de tener arterias renales permeables después de 12 meses (OR 4,2; IC del 95%: 1,8 a 9,8). No había diferencias en la función renal. Hubo significativamente menos complicaciones cardiovasculares y vasculorrenales en pacientes tratados con angioplastia (OR 0,32; IC del 95%: 0,15 a 0,70; prueba de heterogeneidad: p> 0,1).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save