Intervenciones con ejercicios para el abandono del hábito de fumar

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Hay pruebas limitadas de que un programa de ejercicios puede ayudar a más fumadores a dejar el hábito de fumar a largo plazo que el apoyo de abandono del hábito de fumar sólo.

Los médicos especialistas y los materiales de autoayuda recomiendan habitualmente el ejercicio sistemático como una ayuda para el abandono del hábito de fumar. Los ensayos han comparado un programa de ejercicios junto con un programa de abandono del hábito de fumar, o un programa de ejercicios sólos, con un programa para dejar el hábito sólo o un programa para dejar el hábito junto con un programa de educación sanitaria. Los resultados no fueron combinados porque estos estudios usaron diferentes tipos de programas de ejercicio y diferente duración del seguimiento. En un estudio con una diferencia de las tasas de abandono de significación marginal, la probabilidad de no fumar después de 12 meses fue más del doble con el componente de ejercicio.

Conclusiones de los autores: 

Sólo 1 de los 11 ensayos facilitó pruebas de que el ejercicio ayudara a abandonar el hábito de fumar. Todos menos uno de los otros ensayos fueron demasiado pequeños para concluir que la intervención fue inefectiva, o incluyeron una intervención de ejercicios que no fue lo suficientemente intensa para lograr el nivel deseado de ejercicio. Se necesitan ensayos con tamaños de muestra más grandes, intervenciones de ejercicios suficientemente intensas, grupos de control con igual nivel de contacto y medidas del cumplimiento de los ejercicios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La realización de ejercicios regularmente puede ayudar a las personas a dejar de fumar al moderar el síndrome de abstinencia nicotínica y los deseos de fumar.

Objetivos: 

Determinar si las intervenciones basadas en ejercicios sólas o combinadas con un programa de abandono del hábito de fumar son más efectivas que una intervención de abandono del hábito de fumar sóla.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group specialized register) de estudios que incluyeran los términos "exercise" o "physical activity" en julio de 2004. En agosto 2004, se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, CINAHL, Dissertation Abstracts y SPORTDiscus.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios que compararon un programa de ejercicios sólos, o un programa de ejercicios como complemento a un programa para dejar el hábito, con un programa para dejar el hábito, que incluyeron fumadores habituales o exfumadores recientes, y con un seguimiento de 6 meses o más.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron datos acerca de las características de los estudios y de los resultados sobre tabaquismo. Debido a las diferencias entre los estudios se resumieron los resultados de forma narrativa, sin intentar hacer un metanálisis.

Resultados principales: 

Se identificaron 11 ensayos, de los cuales, 6 tuvieron menos de 25 personas en cada brazo de tratamiento. Eran diferentes en cuanto al tiempo y la intensidad del programa para el abandono del hábito de fumar y el programa de ejercicios. Tres estudios revelaron tasas de abstinencia significativamente mayores en el grupo físicamente activo versus el grupo de control al final del tratamiento. Uno de estos estudios también reveló que el ejercicio versus control fue beneficioso para la abstinencia a los 3 meses y a los 12 meses de seguimiento. Un estudio reveló que hubo tasas de abstinencia significativamente mayores en el grupo con ejercicios versus el grupo de control al tercer mes del seguimiento pero no al final del tratamiento o a los 12 meses del seguimiento. Los otros estudios no mostraron un efecto significativo del ejercicio sobre la abstinencia.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save