Colposuspensión laparoscópica para la incontinencia urinaria en mujeres

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Cirugía por "el ojo de la cerradura" (keyhole surgery) o cirugía laparoscópica a través del abdomen para el tratamiento de la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un trastorno frecuente y a menudo debilitante para muchas mujeres. Alrededor de un tercio de las mujeres en edad fértil presentan incontinencia durante el esfuerzo físico o cuando tosen, se ríen o estornudan. Cuando tal incontinencia de "esfuerzo" persiste a pesar del tratamiento no quirúrgico, a menudo se recomienda la cirugía.

La colposuspensión laparoscópica es una operación a través de una pequeña incisión en el abdomen, para ajustar el tejido alrededor del cuello de la vejiga.

Las mujeres se recuperan más rápidamente de una colposuspensión laparoscópica para la incontinencia urinaria que de una cirugía abierta tradicional, con una mejoría inicial similar. Las tasas de éxito a largo plazo pueden ser menores, pero esto es dudoso. Sin embargo, cuando la colposuspensión laparoscópica se compara con los procedimientos con cabestrillos de "autofijación" más nuevos, parece que los procedimientos con cabestrillos ofrecen, a corto plazo, mayores beneficios de las técnicas de acceso mínimo con tasas de curación similares, si no mejores.

La revisión de los ensayos halló que tanto la colposuspensión tradicional como los procedimientos con cabestrillos de "autofijación" más recientes tenían resultados técnicamente mejores a corto plazo en comparación con la colposuspensión laparoscópica. Sin embargo, la impresión de las mujeres con respecto a la mejoría inicial fue similar en todas las intervenciones. El uso de dos puntos en las colposuspensiones laparoscópicas fue mejor que uno, aunque no pareció importar si se utilizaron puntos o mallas. Se reveló una tendencia hacia mejores resultados durante la operación laparoscópica en comparación con la cirugía abierta: p.ej., menos dolor postoperatorio, una estancia hospitalaria más corta, retorno más rápido a las actividades diarias y duración de la cateterización más corta. Cuando la técnica laparoscópica se comparó con los procedimientos de cabestrillos vaginales más nuevos, todas las tendencias ya mencionadas estaban a favor de los procedimientos con cabestrillos.

El valor de la revisión está limitado por el tamaño y la calidad de los ensayos, y los pocos datos acerca de los resultados a largo plazo.

Conclusiones de los autores: 

Sigue siendo dudoso el rendimiento a largo plazo de la colposuspensión laparoscópica. Las pruebas actualmente disponibles indican que el resultado puede ser tan bueno como el de la colposuspensión abierta a los dos años después de la cirugía. Como con otras operaciones realizadas con método laparoscópico, los pacientes que fueron sometidos a colposuspensión laparoscópica se recuperaron más rápido, pero la operación en sí misma demoró más tiempo. Sin embargo, los procedimientos de cabestrillo vaginal más recientes parecen ofrecer beneficios aun mayores que la cirugía mínimamente invasiva y mejores resultados objetivos a corto plazo. Si se realiza colposuspensión laparoscópica, dos suturas paravaginales parecen ser más efectivas que una sola. Deberá ser más claro el lugar de la colposuspensión laparoscópica en la práctica clínica cuando se reporten los ensayos en curso y cuando existan más datos disponibles que describan resultados de curación a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colposuspensión laparoscópica fue una de las primeras operaciones mínimamente invasivas para el tratamiento de las mujeres con incontinencia urinaria de esfuerzo, con las supuestas ventajas sobre la colposuspensión de Burch tradicional de evitar incisiones importantes, una estancia hospitalaria más corta y más rápido retorno a las actividades diarias. Se utilizan varios abordajes y métodos.

Objetivos: 

Determinar los efectos de la colposuspensión laparoscópica para el tratamiento de la incontinencia urinaria.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de ensayos especializados del Grupo Cochrane de Incontinencia (Cochrane Incontinence Group) (búsqueda: 21 de setiembre de 2005). Se realizaron búsquedas de ensayos adicionales en otras fuentes, como listas de referencias y revisiones, y se estableció contacto con investigadores y autores para obtener datos y ensayos no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos controlados aleatorios o cuasi aleatorios en mujeres con diagnóstico sintomático o urodinámico de incontinencia de esfuerzo o mixta que incluyera la cirugía laparoscópica en al menos uno de los brazos del estudio.

Obtención y análisis de los datos: 

Los ensayos fueron evaluados por los revisores con respecto a la calidad metodológica y a lo apropiado de su inclusión. Dos de los revisores extrajeron los datos y otro revisor los verificó de forma cruzada. Los datos de los ensayos se analizaron según la intervención. Cuando fue apropiado, se calculó una estadística conjunta.

Resultados principales

Se identificaron 21 ensayos elegibles. Nueve incluían la comparación de colposuspensión laparoscópica versus abierta. Mientras que la impresión subjetiva de curación de las mujeres pareció similar para ambos procedimientos en el seguimiento a corto y medio plazo, hubo pruebas de resultados más deficientes de la colposuspensión laparoscópica, dentro de los 18 meses, sobre los resultados objetivos. Dos ensayos de calidad deficiente informaron resultados contradictorios a largo plazo (después de cinco años) para esta comparación. No se observaron diferencias significativas para el tenesmo postoperatorio, los trastornos miccionales o la hiperactividad del detrusor de novo. Se presentaron tendencias hacia una tasa de complicación perioperatoria menor, mayor duración de la cirugía, menor pérdida de sangre intraoperatoria, menor dolor postoperatorio, estancia hospitalaria más corta, retorno más rápido a las actividades diarias y una menor duración de la cateterización para la colposuspensión laparoscópica en comparación con la abierta. Los beneficios tuvieron su precio, dado que la colposuspensión laparoscópica a corto plazo es más costosa.

Ocho estudios compararon la colposuspensión laparoscópica con cabestrillos vaginales de "autofijación" más nuevos. En total, no se observaron diferencias significativas en las tasas de curación subjetiva informadas de ambos procedimientos; sin embargo, los procedimientos de cabestrillo vaginal tenían tasas de curación objetiva significativamente mayores a los 18 meses. No se observaron diferencias significativas para los trastornos miccionales postoperatorios, la actividad del detrusor de novo y las complicaciones perioperatorias. La colposuspensión laparoscópica tiene una duración de la cirugía significativamente más larga, una estancia hospitalaria más larga y un retorno más lento a las actividades diarias en comparación con los procedimientos de cabestrillo.

Se encontraron tasas de curación subjetiva y objetiva (seco en la prueba del protector absorbente "ultracorta") significativamente mas altas al año para las mujeres asignadas al azar a dos suturas paravaginales comparadas con una sutura en un único ensayo (89% versus 65% y 83% versus 58% respectivamente). Dos estudios pequeños compararon las suturas con mallas y presillas para la colposuspensión laparoscópica, y las comparaciones, aunque mostraron una tendencia a favor de las suturas, no fueron significativas. Un estudio comparó el acceso transperitoneal con extraperitoneal para la colposuspensión laparoscópica pero también fue pequeño y de calidad deficiente.

Conclusiones de los autores

Sigue siendo dudoso el rendimiento a largo plazo de la colposuspensión laparoscópica. Las pruebas actualmente disponibles indican que el resultado puede ser tan bueno como el de la colposuspensión abierta a los dos años después de la cirugía. Como con otras operaciones realizadas con método laparoscópico, los pacientes que fueron sometidos a colposuspensión laparoscópica se recuperaron más rápido, pero la operación en sí misma demoró más tiempo. Sin embargo, los procedimientos de cabestrillo vaginal más recientes parecen ofrecer beneficios aun mayores que la cirugía mínimamente invasiva y mejores resultados objetivos a corto plazo. Si se realiza colposuspensión laparoscópica, dos suturas paravaginales parecen ser más efectivas que una sola. Deberá ser más claro el lugar de la colposuspensión laparoscópica en la práctica clínica cuando se reporten los ensayos en curso y cuando existan más datos disponibles que describan resultados de curación a largo plazo.

Esta revisión debería citarse como:Dean NM, Ellis G, Wilson PD, Herbison GPLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron 21 ensayos elegibles. Nueve incluían la comparación de colposuspensión laparoscópica versus abierta. Mientras que la impresión subjetiva de curación de las mujeres pareció similar para ambos procedimientos en el seguimiento a corto y medio plazo, hubo pruebas de resultados más deficientes de la colposuspensión laparoscópica, dentro de los 18 meses, sobre los resultados objetivos. Dos ensayos de calidad deficiente informaron resultados contradictorios a largo plazo (después de cinco años) para esta comparación. No se observaron diferencias significativas para el tenesmo postoperatorio, los trastornos miccionales o la hiperactividad del detrusor de novo. Se presentaron tendencias hacia una tasa de complicación perioperatoria menor, mayor duración de la cirugía, menor pérdida de sangre intraoperatoria, menor dolor postoperatorio, estancia hospitalaria más corta, retorno más rápido a las actividades diarias y una menor duración de la cateterización para la colposuspensión laparoscópica en comparación con la abierta. Los beneficios tuvieron su precio, dado que la colposuspensión laparoscópica a corto plazo es más costosa.

Ocho estudios compararon la colposuspensión laparoscópica con cabestrillos vaginales de "autofijación" más nuevos. En total, no se observaron diferencias significativas en las tasas de curación subjetiva informadas de ambos procedimientos; sin embargo, los procedimientos de cabestrillo vaginal tenían tasas de curación objetiva significativamente mayores a los 18 meses. No se observaron diferencias significativas para los trastornos miccionales postoperatorios, la actividad del detrusor de novo y las complicaciones perioperatorias. La colposuspensión laparoscópica tiene una duración de la cirugía significativamente más larga, una estancia hospitalaria más larga y un retorno más lento a las actividades diarias en comparación con los procedimientos de cabestrillo.

Se encontraron tasas de curación subjetiva y objetiva (seco en la prueba del protector absorbente "ultracorta") significativamente mas altas al año para las mujeres asignadas al azar a dos suturas paravaginales comparadas con una sutura en un único ensayo (89% versus 65% y 83% versus 58% respectivamente). Dos estudios pequeños compararon las suturas con mallas y presillas para la colposuspensión laparoscópica, y las comparaciones, aunque mostraron una tendencia a favor de las suturas, no fueron significativas. Un estudio comparó el acceso transperitoneal con extraperitoneal para la colposuspensión laparoscópica pero también fue pequeño y de calidad deficiente.

Share/Save