Cirugía mínimamente invasiva (laparoscópica) a través del abdomen para el tratamiento de la incontinencia urinaria en mujeres

Pregunta de la revisión

Se investigó si la cirugía mínimamente invasiva (colposuspensión laparoscópica) fue mejor que otros tipos de cirugía para tratar la incontinencia urinaria (pérdida de orina) en mujeres. También se compararon diferentes métodos de colposuspensión laparoscópica entre sí.

Antecedentes

La incontinencia urinaria es un problema frecuente y debilitante para muchas mujeres. Alrededor de un tercio de las mujeres en edad fértil pierden orina durante el esfuerzo físico o cuando tosen, se ríen o estornudan. Cuando la incontinencia urinaria persiste después de un tratamiento no quirúrgico, a menudo se recomienda la cirugía. La colposuspensión laparoscópica es una operación que se realiza a través de una pequeña incisión en el abdomen para sostener y dar apoyo a los tejidos que se encuentran alrededor del cuello de la vejiga.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

La evidencia está actualizada hasta el 22 de mayo 2019.

Características de los estudios

Se identificaron 26 ensayos con 2271 mujeres que compararon la colposuspensión laparoscópica con otros tipos de cirugía para el tratamiento de la incontinencia urinaria, o que compararon diferentes enfoques de colposuspensión laparoscópica. Todos los ensayos siguieron a las mujeres durante al menos 18 meses después de la cirugía, y algunos duraron cerca de cinco años. Para valorar la calidad de la evidencia presentada se examinó la solidez de los métodos de cada ensayo y el número de mujeres que participaron.

Resultados clave

La evidencia de calidad alta significa que hubo certeza acerca de que la colposuspensión laparoscópica con suturas (cirugía mínimamente invasiva con puntos de sutura) es tan efectiva como la colposuspensión abierta (cirugía tradicional) para curar la incontinencia a corto plazo (hasta 18 meses después de la cirugía). Sin embargo, no se sabe si hay menos riesgos de complicaciones durante y después de la cirugía con colposuspensión laparoscópica o abierta.

Los procedimientos que utilizan un cabestrillo mediouretral (una especie de hamaca que sostiene el cuello de la vejiga) pueden ser tan efectivos como la colposuspensión laparoscópica para curar la incontinencia urinaria a corto plazo y evitar complicaciones quirúrgicas. Es menos probable que las pacientes necesiten repetir la cirugía cuando se utiliza un «cabestrillo» que con la colposuspensión laparoscópica. No existe certeza acerca de estos resultados porque la evidencia fue de calidad baja.

La colposuspensión laparoscópica con dos suturas puede ser mejor que con una sutura para curar la incontinencia urinaria a corto plazo y para reducir el riesgo de disfunción miccional y la necesidad de una cirugía adicional, pero puede haber poca diferencia entre la colposuspensión laparoscópica con dos suturas o con una en cuanto a las complicaciones quirúrgicas. Una vez más, no existe certeza acerca de estos resultados porque la evidencia fue de calidad baja.

No se sabe con certeza si la colposuspensión laparoscópica con malla y grapas es mejor que la colposuspensión abierta o la colposuspensión laparoscópica con suturas para curar la incontinencia urinaria. También existe muy poca certeza acerca de si las pacientes sometidas a colposuspensión laparoscópica con malla y grapas o con suturas necesitan menos cirugías repetidas. Los resultados son muy poco claros porque la calidad de la evidencia fue muy baja.

La evidencia que se encontró con respecto al efecto de la colposuspensión laparoscópica sobre la calidad de vida no fue concluyente y no fue posible generalizarla.

Calidad de la evidencia

En general, la calidad de la evidencia fue baja. Lo anterior significa que no existe certeza acerca de la efectividad general de la colposuspensión laparoscópica en comparación con otros tratamientos para la incontinencia urinaria debido al número reducido de participantes en los ensayos, el riesgo de sesgo y las diferencias entre los ensayos en cuanto a los resultados estadísticos.

Conclusiones de los autores: 

Los datos indican que, en cuanto a la curación subjetiva de la incontinencia en un plazo de 18 meses, probablemente hay poca diferencia entre la colposuspensión laparoscópica y la colposuspensión abierta, o entre la colposuspensión laparoscópica y el cabestrillo mediouretral. Gran parte de la evidencia es de baja calidad, lo que significa que aún existe un grado considerable de incertidumbre acerca de la colposuspensión laparoscópica. Los ensayos futuros deben incorporar un número adecuado de participantes, realizar un seguimiento a largo plazo y medir resultados clínicamente importantes.

Un breve comentario económico identificó tres estudios. No se ha evaluado su calidad, por lo que se deben interpretar a la luz de los hallazgos sobre la efectividad clínica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colposuspensión laparoscópica fue una de las primeras operaciones de acceso mínimo para el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo en las mujeres, con las presuntas ventajas de una estancia hospitalaria más corta y un retorno más rápido a las actividades normales.

Esta revisión Cochrane se actualizó por última vez en 2010.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la colposuspensión laparoscópica para la incontinencia urinaria en mujeres, y resumir los principales resultados de las evaluaciones económicas pertinentes de dichas intervenciones.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado Cochrane de Incontinencia (22 de mayo 2019), que contiene estudios identificados en CENTRAL, MEDLINE, MEDLINE In-Process, MEDLINE Epub Ahead of Print, CINAHL, ClinicalTrials.gov, WHO ICTRP y se realizaron búsquedas manuales en revistas y resúmenes de congresos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de pacientes con incontinencia urinaria que incluyeron cirugía laparoscópica en al menos un brazo.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron de forma independiente los datos de los ensayos elegibles, se evaluó el riesgo de sesgo y se implementaron los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 26 ensayos con 2271 pacientes.

Trece ensayos (1304 mujeres) compararon la colposuspensión laparoscópica con la colposuspensión abierta y nueve ensayos (412 mujeres) con los procedimientos de cabestrillo mediouretral. Un ensayo (161 mujeres) comparó la colposuspensión laparoscópica con una sutura con la colposuspensión laparoscópica con dos suturas, y tres ensayos (261 mujeres) compararon la colposuspensión laparoscópica con suturas con la colposuspensión laparoscópica con malla y grapas. En su mayoría los ensayos no siguieron a las participantes más allá de los 18 meses. En general, hubo riesgo de sesgo incierto de selección, realización y detección, y habitualmente el riesgo de sesgo de abandono e informe fue bajo.

Hay poca diferencia entre la colposuspensión laparoscópica con suturas y la colposuspensión abierta para la curación subjetiva dentro de los 18 meses (riesgo relativo [RR] 1,04; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,99 a 1,08; 6 ensayos, 755 mujeres; evidencia de calidad alta). No se sabe si la colposuspensión laparoscópica con malla y grapas es mejor o peor que la colposuspensión abierta para la curación subjetiva dentro de los 18 meses (RR 0,75; IC del 95%: 0,61 a 0,93; 3 ensayos; 362 mujeres; evidencia de calidad muy baja), o si existe un mayor riesgo de cirugía repetida para incontinencia con la colposuspensión laparoscópica. La colposuspensión laparoscópica puede tener un menor riesgo de complicaciones perioperatorias (RR 0,67; IC del 95%: 0,47 a 0,94; 11 ensayos, 1369 mujeres; evidencia de calidad baja). Puede haber tasas similares o mayores de perforación vesical con la colposuspensión laparoscópica (RR 1,72; IC del 95%: 0,90 a 3,29; 10 ensayos, 1311 mujeres; evidencia de calidad moderada). Las tasas de hiperactividad de novo del detrusor (RR 1,29; IC del 95%: 0,72 a 2,30; 5 ensayos, 472 mujeres) y de disfunción miccional (RR 0,81; IC del 95%: 0,50 a 1,31; 5 ensayos, 507 mujeres) pueden ser similares, pero no existe certeza debido a los intervalos de confianza amplios. Cinco estudios informaron sobre la calidad de vida, pero no fue posible resumir los datos.

Puede haber poca diferencia entre la colposuspensión laparoscópica con suturas y la cinta vaginal sin tensión (CVST) para la curación subjetiva dentro de los 18 meses (RR 1,01; IC del 95%: 0,88 a 1,16; 4 ensayos, 256 mujeres; evidencia de calidad baja) o entre la colposuspensión laparoscópica con malla y grapas y la CVST (RR 0,71; IC del 95%: 0,55 a 0,91; 1 ensayo, 121 mujeres; evidencia de calidad baja). Para la colposuspensión laparoscópica comparada con los cabestrillos mediouretrales, puede haber tasas más bajas de cirugía repetida para incontinencia (RR 0,40; IC del 95%: 0,04 a 3,62; 1 ensayo, 70 mujeres; evidencia de calidad baja) y un riesgo similar de complicaciones perioperatorias (RR 0,99; IC del 95%: 0,60 a 1,64; 7 ensayos, 514 mujeres; evidencia de calidad baja), pero no existe certeza debido a los intervalos de confianza amplios. Puede haber poca diferencia en cuanto a la hiperactividad de novo del detrusor (RR 0,80; IC del 95%: 0,34 a 1,88; 4 ensayos, 326 mujeres; evidencia de calidad baja); y probablemente poca diferencia en cuanto a la disfunción miccional (RR 1,06; IC del 95%: 0,47 a 2,41; 5 ensayos, 412 mujeres; evidencia de calidad moderada), aunque no existe certeza debido a los intervalos de confianza amplios. Cinco estudios informaron sobre la calidad de vida, pero no fue posible resumir los datos. Ningún estudio informó sobre las perforaciones de la vejiga.

La evidencia de calidad baja indica que puede haber tasas de curación subjetiva más altas dentro de los 18 meses con dos suturas, en comparación con una sutura (RR 1,37; IC del 95%: 1,14 a 1,64; 1 ensayo, 158 mujeres). Al comparar una sutura y dos suturas, una sutura puede tener tasas más bajas de cirugía repetida para incontinencia (RR 0,35; IC del 95%: 0,01 a 8,37; 1 ensayo, 157 mujeres) y un riesgo similar de complicaciones perioperatorias (RR 0,88; IC del 95%: 0,45 a 1,70), pero no existe certeza debido a los IC del 95% amplios. Puede haber tasas más altas de disfunción del vaciamiento con una sutura, en comparación con dos suturas (RR 2,82; IC del 95%: 0,30 a 26,54; 1 ensayo, 158 mujeres; evidencia de calidad baja), pero no existe certeza debido a los intervalos de confianza amplios. Este ensayo no informó sobre las perforaciones de la vejiga, la hiperactividad de novo del detrusor o la calidad de vida.

No se sabe si la colposuspensión laparoscópica con suturas es mejor o peor para la curación subjetiva dentro de los 18 meses en comparación con la malla y las grapas (RR 1,24; IC del 95%: 0,96 a 1,59; 2 ensayos; 180 mujeres; evidencia de calidad muy baja), ni en cuanto a la cirugía repetida para incontinencia (RR 0,97; IC del 95%: 0,06 a 14,91; 1 ensayo, 69 mujeres; evidencia de calidad muy baja). La colposuspensión laparoscópica con suturas puede aumentar el número de complicaciones perioperatorias en comparación con la malla y las grapas (RR 1,94; IC del 95%: 1,09 a 3,48; 3 ensayos; 260 mujeres; evidencia de calidad baja), pero las tasas de hiperactividad de novo del detrusor pueden ser similares (RR 0,72; IC del 95%: 0,17 a 3,06; 2 ensayos; 122 mujeres; evidencia de calidad baja); sin embargo, no existe certeza debido a los intervalos de confianza amplios. Ninguno de los estudios informó sobre las perforaciones de la vejiga, la disfunción miccional o la calidad de vida.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save