Entrenamiento físico para la bronquiectasia

Una búsqueda de ensayos controlados de entrenamiento físico en la bronquiectasia sólo identificó dos informes iniciales (resúmenes) que incluían a 43 pacientes en total. Esto sugiere algunos beneficios del entrenamiento de los músculos inspiratorios sobre la capacidad de ejercicio, la calidad de vida y la función de los músculos respiratorios a las ocho semanas, pero es necesario seguir investigando para confirmar estos hallazgos en un mayor número de pacientes con bronquiectasia. También se necesitan más investigaciones para evaluar los beneficios de otros tipos de entrenamiento físico y de la rehabilitación pulmonar en la bronquiectasia.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión sólo aporta evidencia de los beneficios del entrenamiento de los músculos inspiratorios y no aporta evidencia del efecto de otros tipos de entrenamiento físico (incluida la rehabilitación pulmonar) en la bronquiectasia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fisiopatología de la bronquiectasia puede dar lugar al desarrollo de la disnea y a la disminución de la tolerancia al ejercicio, lo que puede repercutir en la calidad de vida del paciente y en su capacidad para realizar actividades de la vida diaria. Hay poca información sobre los beneficios del entrenamiento físico en la bronquiectasia: sin embargo, es probable que los beneficios del entrenamiento físico en la bronquiectasia sean al menos comparables a los beneficios demostrados en otras condiciones respiratorias. Tampoco hay información sobre los efectos del no cumplimiento con el entrenamiento físico prescrito en la bronquiectasia. Sin embargo, como en los pacientes con EPOC, el no cumplimiento puede contribuir al deterioro de la condición del paciente y posiblemente al pronóstico a largo plazo.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es determinar si un régimen prescrito de entrenamiento físico produce mejoras o previene el deterioro de los resultados fisiológicos y clínicos en la bronquiectasia en comparación con ningún entrenamiento físico.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados en los que se compara un régimen prescrito de entrenamiento físico con ningún entrenamiento físico en pacientes con bronquiectasia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se identificaron tres estudios. Uno de ellos no cumplía los criterios de inclusión y dos aparecían sólo en forma de resumen. Se incorporarán datos más completos a esta revisión una vez que se publiquen los datos de esos dos ensayos y cuando se pongan a disposición de los autores de esta revisión datos adicionales. Una búsqueda actualizada en febrero de 2005 identificó un estudio excluido.

Resultados principales: 

Los resultados de los dos estudios publicados en forma de resumen mostraron que el entrenamiento de los músculos inspiratorios, comparado con el entrenamiento muscular inspiratorio simulado o sin él, mejoró la capacidad de ejercicio de resistencia: Diferencia de medias ponderada (DMP) 264 metros (IC del 95%: 16,4 a 512 metros). La presión inspiratoria máxima (PiMax) mejoró: DMP 25 cms H20 (IC 95% 11,6 a 38,4 cms H2O ) al igual que la calidad de vida medida con el CRQ: DMP 12,4 unidades (IC del 95%: 2,4 a 22,5 unidades).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save