Oxígeno hiperbárico para la intoxicación con monóxido de carbono

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No hay evidencias para apoyar el uso de oxígeno hiperbárico para el tratamiento de pacientes con intoxicación con monóxido de carbono

Muchas personas se intoxican con gas de monóxido de carbono, ya sea intencionadamente (p.ej., en intentos de suicidio) o por accidente. El monóxido de carbono interfiere con el transporte de oxígeno en el cuerpo y también puede dañar directamente diversos órganos, incluido el cerebro. El tratamiento usual incluye alejar a la persona afectada de la fuente de gas, la atención médica general de apoyo, y la administración de oxígeno para acelerar la eliminación del monóxido de carbono del cuerpo. El oxígeno a alta presión (oxígeno hiperbárico) sólo está disponible en pocos hospitales, y a veces, se usa para acelerar aún más este proceso. Sin embargo, la revisión de los ensayos publicados halló pruebas conflictivas, potencialmente sesgadas y generalmente débiles, con respecto a la eficacia del oxígeno hiperbárico para la prevención de los síntomas neurológicos.

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos aleatorios existentes no establecen si la administración de OHB a los pacientes con intoxicación por monóxido de carbono reduce la incidencia de resultados neurológicos adversos. Se necesita investigación adicional para definir mejor el papel, si es que existe, del OHB en el tratamiento de pacientes con intoxicación con monóxido de carbono. Esta pregunta de investigación se adecúa idealmente a un ensayo controlado aleatorio multicéntrico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La intoxicación con monóxido de carbono (CO) aún es una causa importante de lesión accidental e intencional en el mundo. Varios ensayos sin asignación al azar y sin cegamiento han sugerido que el uso de oxígeno hiperbárico (OHB) previene la aparición de secuelas neurológicas. Esto ha llevado a la extensión del uso del OHB en el tratamiento de pacientes con intoxicación con monóxido de carbono.

Objetivos: 

Examinar ensayos aleatorios de la efectividad del oxígeno hiperbárico (OHB) comparado con el oxígeno normobárico (ONB) para la prevención de secuelas neurológicas en pacientes con intoxicación aguda por monóxido de carbono.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en MEDLINE (1966 hasta el presente), en EMBASE (1980 hasta el presente) y en el Registro de Ensayos Controlados de la Colaboración Cochrane (Cochrane Controlled Trials Register), complementadas con una búsqueda manual en las bibliografías de los artículos identificados y la discusión con reconocidos expertos en el tema.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios que incluían personas adultas, no embarazadas, con intoxicación aguda con monóxido de carbono (independientemente de la gravedad), con ocultación adecuada o incierta de la asignación

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron de forma independiente la información de cada ensayo con respecto a: número de pacientes asignados al azar, tipos de participantes, dosis y duración de la intervención y la prevalencia de síntomas neurológicos durante el seguimiento.

Resultados principales: 

Se identificaron siete ensayos controlados aleatorios de calidad variable; uno se excluyó porque no evaluó resultados clínicos. De los seis ensayos restantes, dos representan publicaciones incompletas (un análisis preliminar, un resumen). De estos seis ensayos, cuatro no encontraron beneficios del uso de OHB para la reducción de secuelas neurológicas, mientras que los otros dos sí los encontraron. Aunque el análisis combinado no sugiere un beneficio del uso del TOHB [OR para déficit neurológico 0,78; IC del 95%: 0,54 a 1,12; p = 0,18], fue evidente una heterogeneidad metodológica y estadística significativa entre los ensayos, y este resultado debe interpretarse cautelosamente. Además, hubo evidentes fallos en los análisis y diseño en todos los ensayos. Es importante destacar, que la falta de ajuste para probar hipótesis múltiples puede haber influenciado las conclusiones de un ensayo positivo; mientras que los cambios evidentes en el resultado primario durante el curso del ensayo obstaculizaron la interpretación del otro ensayo positivo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save