No hay suficiente evidencia para apoyar el uso del oxígeno hiperbárico para el tratamiento de pacientes intoxicados con monóxido de carbono

Muchas personas se intoxican con el gas monóxido de carbono cada año, ya sea intencionalmente (por ejemplo, en intentos de suicidio) o por accidente. El monóxido de carbono interfiere con el transporte de oxígeno en el cuerpo, y también puede dañar directamente varios órganos, incluyendo el cerebro. El tratamiento habitual consiste en retirar a la persona afectada de la fuente del gas, la atención general de apoyo y la administración de oxígeno que acelera la eliminación del monóxido de carbono del cuerpo. El oxígeno a alta presión (oxígeno hiperbárico) sólo está disponible en unos pocos hospitales, y a veces se utiliza para acelerar aún más este proceso. Sin embargo, la revisión de los ensayos publicados encontró evidencia contradictoria, potencialmente sesgada y generalmente débil con respecto a la utilidad del oxígeno hiperbárico para la prevención de lesiones neurológicas.

Conclusiones de los autores: 

Los ensayos aleatorizados existentes no establecen si la administración de OHB a pacientes con intoxicación por monóxido de carbono reduce la incidencia de resultados neurológicos adversos. Se necesita investigación adicional para definir mejor el papel de OHB, si es que existe, en el tratamiento de pacientes con intoxicación con monóxido de carbono. Esta pregunta de investigación debe ser contestada, idealmente, por un ensayo multicéntrico, controlado y con asignación al azar.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La intoxicación con monóxido de carbono (CO) sigue siendo una causa importante de lesión accidental e intencional de ámbito mundial. Varios ensayos sin asignación al azar y sin enmascarar han sugerido que el uso de oxígeno hiperbárico (OHB) previene el desarrollo de secuelas neurológicas. Esto ha llevado al uso extendido del OHB para el manejo de pacientes con envenenamiento por monóxido de carbono.

Objetivos: 

Examinar ensayos aleatorizados sobre la eficacia del oxígeno hiperbárico (OHB) comparado con el oxígeno normobárico (ONB) para la prevención de secuelas neurológicas en pacientes con intoxicación aguda por monóxido de carbono.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group) (búsqueda junio de 2010), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library, 2010, número 2), MEDLINE (Ovid SP) 1950 hasta junio 2010, EMBASE (Ovid SP), 1980 hasta junio de 2010, ISI Web of Science: Science Citation Index Expanded (SCI-EXPANDED) 1970 hasta junio de 2010, ISI Web of Science: Conference Proceedings Citation Index-Science (CPCI-S) 1990 hasta junio de 2010.

Criterios de selección: 

Se examinaron todos los ensayos controlados con asignación al azar de OHB comparado con ONB que involucraran adultos, no embarazados, intoxicados agudamente con monóxido carbono (independientemente de la gravedad).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente de cada ensayo la información sobre el número de pacientes asignados al azar, tipos de participantes, dosis y duración de la intervención, y la prevalencia de síntomas neurológicos durante el seguimiento.

Resultados principales: 

Se identificaron siete ensayos controlados aleatorizados de calidad variable; uno se excluyó porque no evaluó resultados clínicos. De los seis ensayos restantes, en los que participaron 1361 personas, dos encontraron un efecto beneficioso del OHB para la reducción de las secuelas neurológicas al mes, mientras que otros cuatro no lo hicieron. Uno de ellos es una publicación incompleta (un resumen de un análisis provisional). Aunque el metanálisis de efectos aleatorios combinados no sugiere un beneficio significativo de la terapia con OHB (OR para déficits neurológicos 0,78, IC del 95%: 0,54 a 1,12), se observó una heterogeneidad metodológica y estadística significativa entre los ensayos, y este resultado debe interpretarse con cautela. Además, los defectos de diseño o análisis fueron evidentes en todos los ensayos. Es importante señalar que las conclusiones de uno de los ensayos positivos pueden haber estado influidas por la falta de ajuste de pruebas de hipótesis múltiples, mientras que la interpretación del otro ensayo positivo se ve obstaculizada por un alto riesgo de sesgo introducido durante el análisis, incluido un cambio aparente en el resultado primario. Ambos también se detuvieron tempranamente "por beneficio", lo que probablemente infló el efecto observado. Por el contrario, tres ensayos negativos tuvieron un bajo poder de detección de un beneficio del OHB debido a la exclusión de los pacientes gravemente intoxicados en dos de ellos y un seguimiento muy deficiente en el otro. Un ensayo que afirmó haber terminado hace unos ocho años no ha informado del análisis final en ningún foro.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save