Anticoagulantes para la claudicación intermitente

La arteriosclerosis es una enfermedad de las arterias en la que depósitos grasos bloquean el flujo sanguíneo. Esto puede causar claudicación intermitente, cuando el ejercicio produce calambres dolorosos en las piernas que son aliviados por el reposo. Estos depósitos grasos también pueden causar bloqueos graves que dan lugar a ataques cardíacos y a la necesidad de amputación (extirpación quirúrgica del miembro). Los anticoagulantes, como la heparina o la warfarina, son fármacos que evitan la coagulación y pueden ayudar a los pacientes con claudicación intermitente. No se incluyeron nuevos estudios para esta actualización. En esta revisión se incluyeron siete estudios con 802 participantes. La revisión de los ensayos encontró que no se ha establecido el beneficio de la heparina, las HBPM y los anticoagulantes orales para el tratamiento de la claudicación intermitente, mientras que se ha observado un mayor riesgo de eventos hemorrágicos importantes, especialmente con los anticoagulantes orales. No hay ninguna evidencia clara que apoye el uso de anticoagulantes para la claudicación intermitente en este momento. Se necesitan más estudios de investigación.

Conclusiones de los autores: 

No se ha establecido el beneficio de la heparina, las HBPM y los anticoagulantes orales para el tratamiento de la claudicación intermitente y se ha observado un mayor riesgo de hemorragias importantes, especialmente con los anticoagulantes orales. No hay ninguna evidencia clara que apoye el uso de anticoagulantes para la claudicación intermitente en este momento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento anticoagulante para la claudicación intermitente puede mejorar la capacidad funcional y prevenir las complicaciones cardiovasculares agudas causadas por la enfermedad arterial periférica obstructiva. Ésta es una actualización de la revisión publicada por primera vez en 2001.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los fármacos anticoagulantes (heparina, heparina de bajo peso molecular (HBPM) y anticoagulantes orales) en pacientes con claudicación intermitente (estadio II de Fontaine) en cuanto a la mejora de la capacidad de caminar (distancia de caminata sin dolor o distancia de caminata absoluta), la mortalidad, los eventos cardiovasculares, el índice de presión tobillo/brazo, la progresión a la cirugía, la supervivencia sin amputaciones y los efectos secundarios de estos fármacos.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, el Coordinador de Búsqueda de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el registro especializado (última búsqueda en mayo de 2013) y en CENTRAL (2013, Número 4).

Criterios de selección: 

Todos los ensayos con asignación al azar de anticoagulantes usados para tratar pacientes con claudicación intermitente.

Obtención y análisis de los datos: 

Se incluyeron siete estudios. Sólo tres estudios (dos que evaluaron anticoagulantes orales, uno que evaluó heparina) reunieron los criterios de inclusión de alta calidad metodológica y fueron incluidos en el análisis primario. Otros cuatro estudios fueron incluidos en el análisis de sensibilidad. Los autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

No se incluyeron nuevos estudios para esta actualización. En esta revisión, se incluyeron siete estudios con un total combinado de 802 participantes. No se observó ninguna diferencia significativa entre los grupos con tratamiento de heparina y los grupos control para la distancia de marcha libre de dolor o para la distancia máxima de marcha al final del tratamiento. No había ningún dato que indicara que las HBPMs benefician la distancia de marcha. Las tasas de revascularización o supervivencia sin amputaciones fueron informadas solo en un estudio con un seguimiento de cinco años. Ningún estudio informó de un efecto significativo sobre la mortalidad general o los eventos cardiovasculares y los odds ratios combinados tampoco fueron significativos para estos resultados. Los eventos hemorrágicos mayores y menores eran significativamente más frecuentes en el grupo tratado con anticoagulantes orales, comparado con los controles, con un aumento no significativo de los eventos hemorrágicos fatales. En el estudio que evaluó la heparina, no se informó ningún caso de hemorragia importante, mientras que se informó un aumento no significativo de casos de hemorragia menor.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save