Intervenciones para el tratamiento de la leucoplasia oral

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

No hay pruebas de los ensayos que demuestren cómo prevenir que la leucoplasia en la boca se transforme en maligna

La leucoplasia bucal es un parche blanco engrosado, que se forma en la mucosa de la boca y que no puede desprenderse al raspado. La leucoplasia es una lesión que a veces se transforma en cancerosa (un tumor que invade y destruye tejido, y luego se disemina a otras áreas). La prevención de este cambio es crítica, ya que las tasas de supervivencia de más de cinco años después del diagnóstico del cáncer bucal son bajas. Se han probado fármacos, cirugía y otros tratamientos. La revisión de ensayos comparó varios fármacos como la bleomicina, la vitamina A y los suplementos de betacaroteno y el té mixto. No se encontraron pruebas que demuestren los efectos de estos tratamientos. Se necesitan más estudios.

Conclusiones de los autores: 

Hasta la fecha no existen pruebas de un tratamiento efectivo para la prevención de la transformación maligna de la leucoplasia. Los tratamientos pueden ser efectivos para la resolución de la lesión; sin embargo, las recidivas y los efectos adversos son frecuentes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La leucoplasia bucal es una lesión en la boca relativamente común que, en una proporción de casos pequeña, pero significativa, se convierte en cáncer. Dado que la mayoría de las leucoplasias son asintomáticas, el objetivo primario de tratamiento debe ser prevenir tal transformación maligna.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad, seguridad y aceptabilidad de los tratamientos para la leucoplasia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos: el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group's Trials Register) (hasta abril de 2006), CENTRAL (TheCochrane Library 2006, Número 1), MEDLINE (de 1966 a diciembre de 2005), y EMBASE (de 1980 a diciembre de 2005). Se realizó una búsqueda manual de las principales revistas de medicina bucal. Se verificaron las referencias de los estudios incluidos y las revisiones. Se estableció contacto con expertos en medicina bucal a través de una lista de direcciones europea (EURORALMED).

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios (ECA), que reclutaron pacientes con diagnóstico de leucoplasia bucal. Se incluyó cualquier tratamiento quirúrgico o médico (tópico y sistémico). El resultado primario considerado fue la transformación maligna de la leucoplasia. Otros resultados considerados fueron la resolución clínica, la modificación histológica y la frecuencia de efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se recopilaron los datos mediante un formulario de extracción de datos específico. El resultado principal considerado fue la transformación maligna de la leucoplasia, demostrada mediante examen histopatológico. Los resultados secundarios incluyeron la resolución clínica de la lesión y la variación en la gravedad de la displasia. Dos revisores evaluaron la validez de los estudios incluidos según el método de ocultamiento de la asignación, el cegamiento del estudio y la pérdida de participantes. Los datos se analizaron mediante el cálculo del cociente de riesgos. Cuando se recopilaron datos válidos y pertinentes, se realizó un metanálisis de los datos.

Resultados principales

Nunca se estudió en un ECA con un brazo sin tratamiento / placebo la posible efectividad de las intervenciones quirúrgicas, incluidos el tratamiento con láser y la crioterapia. Se identificaron 25 ECA potencialmente elegibles sobre intervenciones no quirúrgicas: se excluyeron 11 por diferentes razones, cinco eran estudios en curso, por lo que quedaron nueve estudios para ser incluidos en la revisión (501 pacientes). En dos estudios el riesgo de sesgo fue bajo; en seis, moderado; y en uno, alto. Cinco ECA probaron la vitamina A y los retinoides; dos estudios investigaron betacaroteno o carotenoides; los otros fármacos estudiados fueron bleomicina (un estudio), té mixto (un estudio) y ketorolac (un estudio). Un estudio probó dos tratamientos. La transformación maligna se registró sólo en dos estudios: ninguno de los tratamientos probados mostró un beneficio cuando se comparó con el placebo. El tratamiento con betacaroteno, licopeno y vitamina A o retinoides se asoció con tasas significativas de resolución clínica, en comparación con placebo o ausencia de tratamiento. Era frecuente encontrar una alta tasa de recaída cada vez que se informaba. A menudo se describieron efectos secundarios de gravedad variable; sin embargo, los pacientes aceptaron las intervenciones ya que las tasas de abandono fueron similares entre el grupo de tratamiento y el grupo control.

Conclusiones de los autores

Hasta la fecha no existen pruebas de un tratamiento efectivo para la prevención de la transformación maligna de la leucoplasia. Los tratamientos pueden ser efectivos para la resolución de la lesión; sin embargo, las recidivas y los efectos adversos son frecuentes.

Esta revisión debería citarse como:Lodi G, Sardella A, Bez C, Demarosi F, Carrassi ALa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Nunca se estudió en un ECA con un brazo sin tratamiento / placebo la posible efectividad de las intervenciones quirúrgicas, incluidos el tratamiento con láser y la crioterapia. Se identificaron 25 ECA potencialmente elegibles sobre intervenciones no quirúrgicas: se excluyeron 11 por diferentes razones, cinco eran estudios en curso, por lo que quedaron nueve estudios para ser incluidos en la revisión (501 pacientes). En dos estudios el riesgo de sesgo fue bajo; en seis, moderado; y en uno, alto. Cinco ECA probaron la vitamina A y los retinoides; dos estudios investigaron betacaroteno o carotenoides; los otros fármacos estudiados fueron bleomicina (un estudio), té mixto (un estudio) y ketorolac (un estudio). Un estudio probó dos tratamientos. La transformación maligna se registró sólo en dos estudios: ninguno de los tratamientos probados mostró un beneficio cuando se comparó con el placebo. El tratamiento con betacaroteno, licopeno y vitamina A o retinoides se asoció con tasas significativas de resolución clínica, en comparación con placebo o ausencia de tratamiento. Era frecuente encontrar una alta tasa de recaída cada vez que se informaba. A menudo se describieron efectos secundarios de gravedad variable; sin embargo, los pacientes aceptaron las intervenciones ya que las tasas de abandono fueron similares entre el grupo de tratamiento y el grupo control.

Share/Save