Inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano

La inyección local de corticosteroides es efectiva para el tratamiento a corto plazo del síndrome del túnel carpiano

La inyección local de corticosteroides es un tratamiento no quirúrgico habitual para el síndrome del túnel carpiano. Otros tratamientos no quirúrgicos incluyen el uso de inmovilización de las muñecas con tablillas, ultrasonido y agentes antiinflamatorios orales. También se sabe que la intervención quirúrgica es efectiva. Esta revisión sistemática confirmó la efectividad de la inyección local de corticosteroides para el alivio de los síntomas del síndrome del túnel carpiano grave hasta un mes después de la inyección. La inyección local de corticosteroides proporciona una mejoría clínica significativamente mayor en comparación con los corticosteroides orales hasta tres meses después del tratamiento. Dos inyecciones locales de corticosteroides no proporcionan una mejoría clínica significativa adicional de los síntomas. Se requiere investigación adicional para determinar la duración del beneficio de la inyección local de corticosteroides y el beneficio del síndrome del túnel carpiano leve y moderado.

Conclusiones de los autores: 

La inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano proporciona una mayor mejoría clínica en los síntomas un mes después de la aplicación de la inyección en comparación con el placebo. No se demostró el alivio significativo de los síntomas después de un mes. La inyección local de corticosteroides proporciona una mejoría clínica significativamente mayor que los corticosteroides orales hasta los tres meses. La inyección local de corticosteroides no mejora el resultado clínico de forma significativa en comparación con el tratamiento con antiinflamatorios y el entablillado después de ocho semanas o el tratamiento láser con helio y neón después de los seis meses. Dos inyecciones locales de corticosteroides no proporcionan un beneficio clínico significativo adicional en comparación con una única inyección.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El síndrome del túnel carpiano es un cuadro clínico que se manifiesta con signos y síntomas de irritación del nervio mediano a nivel del túnel carpiano en la muñeca. Se realizaron estudios sobre la inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano pero su efectividad no se conoce.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano versus inyección placebo u otras intervenciones no quirúrgicas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Group) (búsqueda mayo 2006), MEDLINE (búsqueda enero 1966 hasta mayo 2006), EMBASE (búsqueda enero 1980 hasta mayo 2006) y CINAHL (búsqueda enero 1982 hasta mayo 2006).

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios o cuasialeatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores seleccionaron los ensayos de forma independiente y calificaron su calidad general. Para cada ensayo se calcularon los riesgos relativos y los intervalos de confianza del 95% y también se calcularon los riesgos relativos resumidos y los intervalos de confianza del 95%.

Resultados principales

Se incluyeron 12 estudios con un total de 671 participantes. Dos ensayos controlados aleatorios de alta calidad, con un total de 141 participantes, demostraron una mejoría clínica del síndrome del túnel carpiano a un mes o menos después de la inyección local de corticosteroides en comparación con la inyección placebo (riesgo relativo 2,58 [intervalos de confianza del 95%: 1,72 a 3,87]). Un ensayo comparó la inyección local de corticosteroides con corticosteroides orales y a las 12 semanas después del tratamiento se produjo una mejoría significativa en el grupo tratado con la inyección (diferencia de medias -7,10 [intervalos de confianza del 95%: 11,68 a -2,52]). En un ensayo, la tasa de mejoría después de un mes fue mayor, después de la inyección local de corticosteroides, que de la inyección sistémica (riesgo relativo 3,17 [intervalos de confianza del 95%: 1,02 a 9,87]). En un ensayo, la mejoría de los síntomas no fue significativamente mayor para el grupo tratado con inyección a las ocho semanas después de la inyección en comparación con el tratamiento con medicación antiinflamatoria y entablillado (diferencia de medias 0,10 [intervalos de confianza del 95%: -0,33 a 0,53]). Dos inyecciones versus una inyección local de corticosteroides no proporcionaron una mejoría clínica adicional, diferencia de medias -3,80 (IC del 95%: -9,27 a 1,67).

Conclusiones de los autores

La inyección local de corticosteroides para el síndrome del túnel carpiano proporciona una mayor mejoría clínica en los síntomas un mes después de la aplicación de la inyección en comparación con el placebo. No se demostró el alivio significativo de los síntomas después de un mes. La inyección local de corticosteroides proporciona una mejoría clínica significativamente mayor que los corticosteroides orales hasta los tres meses. La inyección local de corticosteroides no mejora el resultado clínico de forma significativa en comparación con el tratamiento con antiinflamatorios y el entablillado después de ocho semanas o el tratamiento láser con helio y neón después de los seis meses. Dos inyecciones locales de corticosteroides no proporcionan un beneficio clínico significativo adicional en comparación con una única inyección.

Esta revisión debería citarse como:Marshall S, Tardif G, Ashworth NLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 12 estudios con un total de 671 participantes. Dos ensayos controlados aleatorios de alta calidad, con un total de 141 participantes, demostraron una mejoría clínica del síndrome del túnel carpiano a un mes o menos después de la inyección local de corticosteroides en comparación con la inyección placebo (riesgo relativo 2,58 [intervalos de confianza del 95%: 1,72 a 3,87]). Un ensayo comparó la inyección local de corticosteroides con corticosteroides orales y a las 12 semanas después del tratamiento se produjo una mejoría significativa en el grupo tratado con la inyección (diferencia de medias -7,10 [intervalos de confianza del 95%: 11,68 a -2,52]). En un ensayo, la tasa de mejoría después de un mes fue mayor, después de la inyección local de corticosteroides, que de la inyección sistémica (riesgo relativo 3,17 [intervalos de confianza del 95%: 1,02 a 9,87]). En un ensayo, la mejoría de los síntomas no fue significativamente mayor para el grupo tratado con inyección a las ocho semanas después de la inyección en comparación con el tratamiento con medicación antiinflamatoria y entablillado (diferencia de medias 0,10 [intervalos de confianza del 95%: -0,33 a 0,53]). Dos inyecciones versus una inyección local de corticosteroides no proporcionaron una mejoría clínica adicional, diferencia de medias -3,80 (IC del 95%: -9,27 a 1,67).

Tools
Information
Share/Save