Corticoesteroides para el tratamiento de la neuritis óptica

Pregunta de la revisión
Revisamos las pruebas sobre los efectos de los corticoesteroides en la recuperación visual de las personas con neuritis óptica aguda.

Antecedentes
La neuritis óptica es una inflamación del nervio óptico que conduce a una pérdida repentina de la visión que tiene lugar en el transcurso de varias horas o días. El nervio óptico, que entra por la parte posterior del ojo, lleva la información visual del ojo al cerebro. Cuando el nervio óptico se inflama, se pueden producir daños. Así, la información del ojo al cerebro se interrumpe, dando lugar a una pérdida de visión temporal o permanente. La neuritis óptica está estrechamente vinculada a la esclerosis múltiple (EM), una enfermedad inflamatoria que afecta a las células nerviosas en general. Los corticoides se han utilizado ampliamente en el tratamiento de la neuritis óptica debido a sus efectos antiinflamatorios.

Características de los estudios
Para esta revisión sistemática, se identificaron seis ensayos realizados en Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, India, Japón y Reino Unido, que incluyeron 750 participantes. Estos ensayos compararon el tratamiento con corticoesteroides con el placebo u otro tratamiento; variaron en la forma en que se administraron los corticoesteroides y la dosis. Dos ensayos compararon corticosteroides orales versus placebo; tres ensayos compararon corticosteroides intravenosos versus placebo; un ensayo comparó dos tipos de corticosteroides intravenosos; y un ensayo con tres grupos comparó corticosteroides orales versus corticosteroides intravenosos versus placebo. En los seis ensayos se hizo un seguimiento de los participantes durante al menos tres meses. Se evaluaron los resultados de la agudeza visual, la sensibilidad al contraste en el rango normal y el campo visual a los 1, 6 y 12 meses. También se evaluó la calidad de vida y se informó al respecto en un ensayo. La información está actualizada al 7 de abril de 2015.

Resultados clave
No hubo evidencia disponible de un efecto beneficioso de los corticoesteroides orales o intravenosos comparados con el placebo para los resultados de agudeza visual, campo visual y sensibilidad al contraste. Los efectos adversos, aunque no se notifican sistemáticamente, incluyeron síntomas dermatológicos, trastornos endocrinológicos, problemas gastrointestinales, dolor de cabeza, fiebre, trastornos del sueño y problemas psiquiátricos. En el grupo de tratamiento con esteroides intravenosos de un ensayo se informó de graves eventos adversos. Los investigadores de tres ensayos llegaron a la conclusión de que los eventos adversos menores eran más comunes en los grupos de esteroides que en el grupo de placebo.

Calidad de la evidencia
De los seis ensayos incluidos en esta revisión, se evaluó un ensayo como con alto riesgo de sesgo debido a la inclusión de un subconjunto de participantes a los que se les permitió elegir su intervención. Los cinco ensayos restantes tuvieron un riesgo de sesgo bajo o incierto.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas concluyentes de beneficio en cuanto a la recuperación de la agudeza visual normal, del campo visual o la sensibilidad al contraste seis meses después de la iniciación con corticosteroides intravenosos u orales en las dosis evaluadas en los ensayos incluidos en esta revisión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neuritis óptica es una enfermedad inflamatoria del nervio óptico. Suele presentarse con una pérdida abrupta de la visión y la recuperación de la visión casi nunca es completa. Ocurre con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres. Estrechamente relacionada con la patogénesis de la esclerosis múltiple, la neuritis óptica puede ser la manifestación inicial de esta enfermedad. En algunas personas no se puede encontrar ninguna causa subyacente.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de los corticosteroides en la recuperación visual de los pacientes con neuritis óptica aguda.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (que contiene el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión) (The Cochrane Library 2015, número 4), MEDLINE (enero 1950 hasta abril 2015), EMBASE (enero 1980 hasta abril 2015), Latin American and Caribbean Health Sciences Literature (LILACS) (enero 1982 hasta abril 2015), PubMed (enero 1946 hasta abril 2015), el metaRegistro de Ensayos Controlados (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov), y la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos (ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (www.who.int/ictrp/search/en). No hubo restricciones de idioma ni de fecha en las búsquedas electrónicas de ensayos. El metaRegistro de Ensayos Controlados (mRCT) se buscó por última vez el 6 de marzo de 2014. La última búsqueda en las bases de datos electrónicas se realizó el 7 de abril de 2015. También se realizaron búsquedas en las listas de referencia de los informes de ensayos identificados para encontrar ensayos adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron los corticoesteroides sistémicos, en cualquier presentación, dosis o vía de administración, en personas con neuritis óptica aguda.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ECA con un total de 750 participantes. Cada ensayo se llevó a cabo en un país diferente: Dinamarca, Alemania, India, Japón, Reino Unido y Estados Unidos. Además, se identificaron dos ensayos en curso que no estaba previsto que se completarán hasta 2016. Entre los seis ensayos incluidos en esta revisión, se consideró que uno tenía un alto riesgo de sesgo. Se consideró que los cinco ensayos restantes presentaban un riesgo de sesgo bajo o incierto.

Cinco ensayos compararon sólo dos grupos de intervención y un ensayo tenía una comparación de tres brazos de corticoesteroides orales o corticoesteroides intravenosos con placebo. De los cinco ensayos con sólo dos grupos de intervención, dos ensayos compararon corticoesteroides orales versus placebo, dos ensayos compararon corticoesteroides intravenosos con placebo, y un ensayo comparó dexametasona intravenosa con metilprednisolona intravenosa más prednisolona oral.

Tres ensayos que evaluaban los corticosteroides orales usaron dosis variables de corticosteroides versus placebo. En los metanálisis para evaluar la agudeza visual, el riesgo relativo (RR) fue 1,00 (intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,82 a 1,23; participantes = 398) al mes; 0,92 (IC del 95%: 0,77 a 1,11; participantes = 355) a los seis meses; y 0,93 (IC del 95%: 0,70 a 1,24; participantes = 368) al año. En los metanálisis de dos ensayos que evaluaban los corticosteroides con una dosis total superior a 3.000 mg administrados por vía intravenosa, el RR de agudeza visual normal (definido como fracción de Snellen 20/20 o equivalente) en el grupo de corticosteroides intravenosos en comparación con el grupo de placebo fue de 1,05 (IC del 95%: 0,88 a 1,26; participantes = 346) a los seis meses. El RR de sensibilidad al contraste en el rango normal para la misma comparación fue de 1,11 (IC del 95%: 0,92 a 1,33; participantes = 346) a los seis meses de seguimiento. El RR del campo visual normal para esta comparación fue de 1,08 (IC del 95%: 0,96 a 1,21; 346 participantes) a los seis meses; y de 1,01 (IC del 95%: 0,86 a 1,19; participantes = 316) al año. Cuatro ensayos informaron de eventos adversos relacionados principalmente con síntomas gastrointestinales y trastornos del sueño; un ensayo informó de un evento adverso menor de acné.

Notas de traducción: 

Notas de traducción CD001430.pub4

Tools
Information
Share/Save