Agentes antiplaquetarios para la claudicación intermitente

La arteriopatía periférica (AP) se refiere al bloqueo de las arterias grandes. Los pacientes con arteriopatía periférica como resultado del estrechamiento de las arterias de las piernas pueden presentar dolor en las piernas o los glúteos al caminar; esta condición también se conoce como claudicación intermitente (CI). Este grupo de pacientes presenta alto riesgo de sufrir un infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y muerte. El tratamiento a menudo incluye el abandono del hábito de fumar y la optimización de otros factores de riesgo como la diabetes, la hipertensión arterial y el colesterol. Otro tratamiento utilizado con frecuencia para reducir el riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en los pacientes con IC es el tratamiento antiplaquetario. Los antiplaquetarios reducen la viscosidad de la sangre y por lo tanto impiden la formación de coágulos sanguíneos, previniendo de ese modo los bloqueos en las arterias que pueden causar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Los tratamientos antiplaquetarios incluyen fármacos como la aspirina, el clopidogrel y el dipiridamol, pero hasta la fecha existen pruebas limitadas sobre los beneficios del tratamiento antiplaquetario en los pacientes con CI. Doce estudios con un total de 12 168 pacientes fueron incluidos en esta revisión. Los análisis demuestran que, en los pacientes con CI, los agentes antiplaquetarios redujeron el riesgo de muerte por todas las causas, y por infarto de miocardio y ACV combinados, en comparación con el placebo. Cuando la aspirina se comparó con otros agentes antiplaquetarios, hubo algunas pruebas de que los antiplaquetarios alternativos tuvieron un efecto más beneficioso en la reducción de la mortalidad por todas las causas o de sufrir un evento cardiovascular como un infarto de miocardio o un ACV. Sin embargo, este resultado sólo se basó en dos ensayos. El uso de antiplaquetarios, sin embargo, aumenta el riesgo de indigestión y también puede incrementar el riesgo de eventos de hemorragia grave. A pesar de su uso generalizado, las pruebas sobre el uso de la aspirina como fármaco de primera línea en los pacientes con CI son débiles y se requieren estudios de investigación adicionales para determinar si sería mejor reemplazar la aspirina con una clase diferente de agentes antiplaquetarios que tengan un mayor efecto beneficioso y menos efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

Los agentes antiplaquetarios tienen un efecto beneficioso en la reducción de la mortalidad por todas las causas y los eventos cardiovasculares mortales en los pacientes con CI. Sin embargo, el tratamiento con agentes antiplaquetarios en este grupo de pacientes se asocia con un aumento de los efectos adversos, entre ellos síntomas GI, de modo que los profesionales de la asistencia sanitaria y los pacientes deben ser conscientes del daño potencial así como del beneficio del tratamiento; se requieren más datos sobre el efecto de los antiplaquetarios sobre la hemorragia grave. Faltan pruebas sobre la efectividad de la aspirina versus placebo o un agente antiplaquetario alternativo. Las pruebas sobre los agentes antiplaquetarios de la clase de las tienopiridinas son especialmente convincentes y se necesitan con urgencia ensayos multicéntricos que comparen los efectos de la aspirina versus las tienopiridinas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La arteriopatía periférica (AP) es frecuente y es un marcador de la aterosclerosis sistémica. Los pacientes con síntomas de claudicación intermitente (CI) presentan mayor riesgo de sufrir eventos cardiovasculares (infarto de miocardio [IM] y accidente cerebrovascular [ACV]) y mortalidad cardiovascular y por todas las causas.

Objetivos: 

Determinar la efectividad de los agentes antiplaquetarios para reducir la mortalidad (por todas la causas y cardiovascular) y los eventos cardiovasculares en los pacientes con claudicación intermitente.

Estrategia de búsqueda (: 

El Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó una búsqueda en el Registro Especializado (última búsqueda abril de 2011) y en CENTRAL (número 2, 2011) en busca de publicaciones sobre los antiplaquetarios y la claudicación intermitente. Además, también se hicieron búsquedas en las listas de referencias de los artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados con asignación aleatoria doble ciego, que comparan agentes antiplaquetarios orales versus placebo, o versus otros agentes antiplaquetarios, en pacientes con claudicación intermitente estable. Se excluyeron los pacientes con AP asintomática (estadio I de Fontaine), AP en estadio III y IV de Fontaine y los pacientes que tuvieron o aguardaban una intervención endovascular o quirúrgica.

Obtención y análisis de los datos: 

Se recopilaron los datos sobre la calidad metodológica, los participantes, las intervenciones y las medidas de resultado, incluida la mortalidad por todas las causas, la mortalidad cardiovascular, los eventos cardiovasculares, los eventos adversos, la distancia de caminata sin dolor, la necesidad de revascularización, la amputación de miembros y los índices de presión tobillo/brazo. Para cada resultado, se calculó la diferencia de medias (DM) o el cociente de riesgos (CR) agrupados con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron 12 estudios con un total combinado de 12 168 pacientes. Los agentes antiplaquetarios redujeron la mortalidad por todas las causas (CR 0,76; IC del 95%: 0,60 a 0,98) y la mortalidad cardiovascular (CR 0,54; IC del 95%: 0,32 a 0,93) en los pacientes con CI en comparación con el placebo. La reducción de los eventos cardiovasculares totales no fue estadísticamente significativa (CR 0,80; IC del 95%: 0,63 a 1,01). Los datos de dos ensayos (que evaluaron respectivamente clopidogrel y picotamida versus aspirina) mostraron un riesgo significativamente menor de mortalidad por todas las causas (CR 0,73; IC del 95%: 0,58 a 0,93) y eventos cardiovasculares (CR 0,81; IC del 95%: 0,67 a 0,98) con los antiplaquetarios diferentes de la aspirina comparados con la aspirina. El tratamiento antiplaquetario se asoció con un riesgo mayor de eventos adversos, incluidos síntomas gastrointestinales (dispepsia) (CR 2,11; IC del 95%: 1,23 a 3,61) y eventos adversos que llevaron al cese del tratamiento (CR 2,05; IC del 95%: 1,53 a 2,75) en comparación con el placebo; los datos sobre la hemorragia grave (CR 1,73; IC del 95%: 0,51; 5,83) y sobre los eventos adversos en los ensayos de aspirina versus otro antiplaquetario fueron limitados. El riesgo de deterioro de miembros que lleva a la revascularización se redujo significativamente mediante el tratamiento antiplaquetario comparado con el placebo (CR 0,65; IC del 95%: 0,43 a 0,97).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save