Acupuntura para la prevención de los ataques de migraña

Conclusión

La evidencia disponible indica que un ciclo de acupuntura que consista en al menos seis sesiones de tratamiento puede ser una opción valiosa para los pacientes con migraña.

Antecedentes

Los pacientes con migraña presentan ataques repetidos de cefalea grave, generalmente de un lado y a menudo con vómitos. La acupuntura es un tratamiento en el cual se insertan agujas finas en la piel en puntos concretos. Es originario de China y actualmente se utiliza en muchos países para tratar a los pacientes con migraña. Se evaluó si la acupuntura reduce el número de episodios de migraña. Se analizó el número de pacientes en los que el número de días con migraña por mes se redujo a la mitad o más de la mitad.

Resultados clave

Para esta actualización, se revisaron 22 ensayos con 4985 pacientes, publicados hasta enero 2016. Se omitieron cinco ensayos de la revisión original porque incluyeron a pacientes que habían presentado migraña por menos de 12 meses. Se incluyeron cinco nuevos ensayos en esta actualización.

En cuatro ensayos, la acupuntura agregada a la atención habitual o al tratamiento de la migraña sólo al comienzo (habitualmente con analgésicos) dio lugar a que la frecuencia de las cefaleas se redujera al menos a la mitad en 41 de 100 pacientes, en comparación con 17 de 100 pacientes a los que se les administró atención habitual sola.

En 15 ensayos, la acupuntura se comparó con acupuntura "simulada", donde las agujas se insertan en puntos incorrectos o no penetran la piel. La frecuencia de las cefaleas se redujo a la mitad en 50 de 100 pacientes que recibieron acupuntura verdadera, en comparación con 41 de 100 pacientes que recibieron acupuntura "simulada". Los resultados estuvieron dominados por tres ensayos grandes de buena calidad (con cerca de 1200 pacientes) que mostraron que el efecto de la acupuntura verdadera todavía estuvo presente después de seis meses. No hubo diferencias en el número de efectos secundarios de la acupuntura real y "simulada", o en el número de abandonos debido a los efectos secundarios.

En cinco ensayos, la acupuntura se comparó con un tratamiento farmacológico que ha probado reducir la frecuencia de los ataques de migraña, pero solamente tres ensayos proporcionaron información útil. Tres meses más tarde, la frecuencia de la cefalea se redujo a la mitad en 57 de 100 pacientes que recibieron acupuntura, en comparación con 46 de 100 pacientes que recibieron tratamiento farmacológico. Después de seis meses, la frecuencia de la cefalea se redujo a la mitad en 59 de 100 pacientes que recibieron acupuntura, en comparación con 54 de 100 pacientes que recibieron tratamiento farmacológico. Los pacientes que recibieron acupuntura informaron efectos secundarios con menos frecuencia que los que recibieron fármacos y fue menos probable que abandonaran el ensayo.

Los resultados acerca del número de días con migraña por mes se pueden resumir del siguiente modo. Si los pacientes presentan seis días con migraña por mes como promedio antes de comenzar el tratamiento, este tiempo se reduciría a cinco días en los pacientes que reciben sólo atención habitual, a cuatro días en los que reciben acupuntura simulada o un tratamiento farmacológico profiláctico y a tres y medio días en los que reciben acupuntura verdadera.

Calidad de la evidencia

En general, la calidad de la evidencia fue moderada.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia disponible indica que el agregado de la acupuntura al tratamiento sintomático de los ataques reduce la frecuencia de las cefaleas. Contrariamente a los resultados anteriores, la evidencia actualizada también indica que hay un efecto con respecto a la acupuntura simulada, pero este efecto es pequeño. Los ensayos disponibles también indican que la acupuntura puede ser al menos tan efectiva como el tratamiento con fármacos profilácticos. La acupuntura se puede considerar una opción de tratamiento para los pacientes dispuestos a recibirla. En cuanto a otros tratamientos para la migraña, faltan estudios a largo plazo con más de un año de duración.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La acupuntura se utiliza con frecuencia para la prevención de la migraña pero su efectividad todavía es polémica. Se presenta una actualización de la revisión Cochrane de 2009.

Objetivos: 

Investigar si la acupuntura es a) más efectiva que ningún tratamiento profiláctico/atención habitual solamente; b) más efectiva que la acupuntura simulada (placebo); y c) tan efectiva como el tratamiento profiláctico con fármacos para reducir la frecuencia de los dolores de cabeza en adultos con migraña episódica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL: 2016, número 1); MEDLINE (vía Ovid, de 2008 a enero de 2016); Ovid EMBASE (de 2008 a enero de 2016); y Ovid AMED (de 1985 a enero de 2016). Se verificó PubMed para obtener publicaciones recientes hasta abril 2016. Se hicieron búsquedas en la World Health Organization (WHO) Clinical Trials Registry Platform hasta febrero 2016 para obtener ensayos en curso y no publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorizados con al menos ocho semanas de duración que compararon una intervención de acupuntura con un control ninguna acupuntura (ningún tratamiento profiláctico o atención habitual sola), una intervención de acupuntura simulada o un tratamiento farmacológico profiláctico en participantes con migraña episódica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión comprobaron la elegibilidad; extrajeron información sobre los participantes, las intervenciones, los métodos y los resultados, y evaluaron el riesgo de sesgo y la calidad de la intervención de acupuntura. El resultado primario fue la frecuencia de migraña (preferentemente días con migraña, días con ataques o cefalea si los días con migraña no se midieron / informaron) después del tratamiento y en el seguimiento. El resultado secundario fue la respuesta (reducción en la frecuencia de al menos el 50%). Los resultados de seguridad fueron el número de participantes que abandonaron debido a los efectos adversos y el número de participantes que informaron al menos un efecto adverso. Las estimaciones agrupadas del tamaño del efecto se calcularon mediante un modelo de efectos fijos. Se evaluó la evidencia usando GRADE y se crearon tablas de "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Veintidós ensayos que incluyeron a 4985 participantes (mediana 71; rango 30 a 1715) cumplieron con los criterios de selección actualizados. De esta actualización se excluyeron cinco ensayos incluidos previamente porque incluyeron pacientes que habían presentado migraña por menos de 12 meses, y se incluyeron cinco nuevos ensayos. Cinco ensayos tuvieron un grupo control ninguna acupuntura (o tratamiento de los ataques solamente o atención habitual no regulada), 15 tuvieron un grupo control acupuntura simulada y cinco un grupo de comparación que recibió tratamiento farmacológico profiláctico. En las comparaciones con grupos control ninguna acupuntura y grupos que recibieron tratamiento farmacológico profiláctico, hubo riesgo de sesgo de realización y de detección ya que no fue posible el cegamiento. En general, la calidad de la evidencia fue moderada.

Comparación con ninguna acupuntura

La acupuntura se asoció con una reducción moderada de la frecuencia de las cefaleas en comparación con la ausencia de acupuntura después del tratamiento (cuatro ensayos, 2199 participantes; diferencia de medias estandarizada (DME) -0,56; IC del 95%: -0,65 a -0,48); los resultados fueron estadísticamente heterogéneos (I² = 57%; evidencia de calidad moderada). Después del tratamiento, la frecuencia de las cefaleas se redujo al menos a la mitad en el 41% de los participantes que recibieron acupuntura y el 17% que no recibieron acupuntura (riesgos relativos (RR) combinados 2,40; IC del 95%: 2,08 a 2,76; cuatro estudios, 2519 participantes) con un número correspondiente necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) de 4 (IC del 95%: 3 a 6); no hubo indicación de heterogeneidad estadística (I² = 7%; evidencia de calidad moderada). El único ensayo con seguimiento posterior al tratamiento encontró un beneficio pequeño pero significativo 12 meses después de la asignación al azar (RR 2,16; IC del 95%: 1,35 a 3,45; NNT 7; 95%: 4 a 25; 377 participantes, evidencia de baja calidad).

Comparación con acupuntura simulada

Tanto después del tratamiento (12 ensayos, 1646 participantes) como durante el seguimiento (10 ensayos, 1534 participantes), la acupuntura se asoció con una reducción de frecuencia pequeña pero estadísticamente significativa con respecto a la acupuntura falsa (evidencia de calidad moderada). La DME fue de -0,18 (IC del 95%: -0,28 a -0,08; I² = 47%) después del tratamiento y -0,19 (IC del 95%: -0,30 a -0,09; I² = 59%) en el seguimiento. Después del tratamiento, la frecuencia de la cefalea se redujo al menos a la mitad en el 50% de los participantes que recibieron acupuntura verdadera y el 41% que recibieron acupuntura simulada (RR combinado 1,23, IC del 95%: 1,11 a 1,36; I² = 48%; 14 ensayos, 1825 participantes) y durante el seguimiento en el 53% y el 42%, respectivamente (RR combinado 1,25, IC del 95%: 1,13 a 1,39; I² = 61%; 11 ensayos, 1683 participantes; evidencia de calidad moderada). Los NNTB correspondientes son 11 (IC del 95%: 7,00 a 20,00) y 10 (IC del 95%: 6,00 a 18,00), respectivamente. El número de participantes que abandonaron debido a efectos adversos (odds-ratio (OR) 2,84; IC del 95%: 0,43 a 18,71; siete ensayos, 931 participantes; evidencia de baja calidad) y el número de participantes que informaron sobre efectos adversos (OR 1,15; IC del 95%: 0,85 a 1,56; cuatro ensayos, 1414 participantes; evidencia de calidad moderada) no difirió significativamente entre los grupos de acupuntura y de simulacro.

Comparación con tratamiento farmacológico profiláctico

La acupuntura redujo la frecuencia de la migraña significativamente más que la profilaxis con fármacos después del tratamiento (DME -0,25; IC del 95%: -0,39 a -0,10; tres ensayos, 739 participantes), pero la importancia no se mantuvo durante el seguimiento (DME -0,13; IC del 95%: -0,28 a 0,01; tres ensayos, 744 participantes; evidencia de calidad moderada). Después de tres meses, la frecuencia de las cefaleas se redujo al menos a la mitad en el 57% de los participantes que recibieron acupuntura y el 46% que recibieron fármacos profilácticos (RR combinado 1,24; IC del 95%: 1,08 a 1,44) y después de seis meses en el 59% y el 54%, respectivamente (RR combinado 1,11; IC del 95%: 0,97 a 1,26; evidencia de calidad moderada). Los resultados fueron consistentes entre los ensayos, con I² del 0% en todos los análisis. Los participantes de los ensayos que recibieron acupuntura tuvieron menos probabilidades de abandonar debido a los efectos adversos (OR 0,27; IC del 95%: 0,08 a 0,86; cuatro ensayos, 451 participantes) y de informar los efectos adversos (OR 0,25; IC del 95%: 0,10 a 0,62; cinco ensayos, 931 participantes) que los participantes que recibieron fármacos profilácticos (evidencia de calidad moderada).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save