Alimentación con sonda enteral para la fibrosis quística

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Utilización de la alimentación con sonda (por nariz o estómago) en las personas con fibrosis quística

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad hereditaria que causa daño en los pulmones y el páncreas (un órgano necesario para absorber alimentos). Las personas con FQ necesitan más calorías de lo normal para tratar las dificultades respiratorias causadas por el daño pulmonar. A menudo, los suplementos se administran mediante un tubo a través de la nariz o el estómago (alimentación con sonda enteral). Estas intervenciones intentan mejorar el aumento de peso, el estado nutricional, la función pulmonar y la calidad de vida. Sin embargo, la alimentación con sonda es costosa y producir una baja autoestima y una imagen corporal deficiente. No se hallaron ensayos controlados aleatorios que mostraran los efectos de la alimentación con sonda enteral. Se necesita más investigación para comparar la alimentación con sonda con suplementos orales y con la dieta normal. Los ensayos deben considerar cuándo la alimentación con sonda debe comenzarse para obtener los mejores resultados. No hay ensayos incluidos en la revisión y no se ha identificado ningún ensayo relevante hasta noviembre 2007. Por lo tanto, no se tiene pensado actualizar esta revisión hasta que se publiquen ensayos nuevos.

Conclusiones de los autores: 

La alimentación suplementaria con sonda enteral se utiliza ampliamente en todo el mundo para mejorar el estado nutricional de las personas con fibrosis quística. Los métodos que se utilizan con mayor frecuencia, alimentación nasogástrica o por gastrostomía, son invasivos, costosos y pueden poseer un efecto negativo sobre la autoestima y la imagen corporal. El informe sobre el uso de alimentación con sonda enteral sugiere que produce mejorías nutricionales y respiratorias, pero resulta desalentador que no se haya evaluado su eficacia de forma exhaustiva con ensayos controlados aleatorios. A partir de las recomendaciones más frecuentes de utilizar la alimentación con sonda enteral como una intervención temprana en lugar de tardía, esta revisión sistemática identifica la necesidad de realizar un ensayo controlado aleatorio multicéntrico que evalúe tanto la eficacia como los efectos adversos posibles de la alimentación con sonda enteral en la fibrosis quística.

No hay ensayos incluidos en la revisión y no se ha identificado ningún ensayo relevante hasta noviembre 2007. Por lo tanto, no se planea actualizar esta revisión hasta que se publiquen ensayos nuevos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La alimentación con sonda enteral se utiliza de forma habitual en muchos centros de fibrosis quística cuando el porcentaje de talla peso es inferior al 85%, cuando existió pérdida de peso durante un período superior a dos meses o cuando no se produjo un aumento de peso de dos a tres meses (menores de cinco años) o durante seis meses (más de cinco años).

Objetivos: 

Examinar las pruebas que indican que la alimentación suplementaria con sonda enteral en pacientes con fibrosis quística mejora el estado nutricional, la función respiratoria y la calidad de vida sin efectos adversos significativos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group), que comprende las referencias identificadas mediante búsquedas exhaustivas en bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas pertinentes y en libros de resúmenes de congresos. También se estableció contacto con las empresas que comercializan la alimentación enteral y se examinaron sus bases de datos.

Fecha de la búsqueda más reciente en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group): noviembre de 2007.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorios que compararon la alimentación suplementaria con sonda enteral durante un mes o más, sin intervención específica en las personas con fibrosis quística.

Obtención y análisis de los datos: 

Se identificaron 13 ensayos mediante la búsqueda; sin embargo, ninguno fue elegible para la inclusión en esta revisión.

Resultados principales

No hay ensayos incluidos en esta revisión.

Conclusiones de los autores

La alimentación suplementaria con sonda enteral se utiliza ampliamente en todo el mundo para mejorar el estado nutricional de las personas con fibrosis quística. Los métodos que se utilizan con mayor frecuencia, alimentación nasogástrica o por gastrostomía, son invasivos, costosos y pueden poseer un efecto negativo sobre la autoestima y la imagen corporal. El informe sobre el uso de alimentación con sonda enteral sugiere que produce mejorías nutricionales y respiratorias, pero resulta desalentador que no se haya evaluado su eficacia de forma exhaustiva con ensayos controlados aleatorios. A partir de las recomendaciones más frecuentes de utilizar la alimentación con sonda enteral como una intervención temprana en lugar de tardía, esta revisión sistemática identifica la necesidad de realizar un ensayo controlado aleatorio multicéntrico que evalúe tanto la eficacia como los efectos adversos posibles de la alimentación con sonda enteral en la fibrosis quística.

No hay ensayos incluidos en la revisión y no se ha identificado ningún ensayo relevante hasta noviembre 2007. Por lo tanto, no se planea actualizar esta revisión hasta que se publiquen ensayos nuevos.

Esta revisión debería citarse como:Conway SP, Morton A, Wolfe SLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

No hay ensayos incluidos en esta revisión.

Share/Save