Alimentación por sonda (principalmente a través de la nariz hasta el estómago o directamente hasta el estómago) en pacientes con fibrosis quística

Pregunta de la revisión

Se planificó revisar la evidencia acerca de los efectos de la alimentación por sonda (a través de la nariz o el estómago) en los pacientes con fibrosis quística.

Antecedentes

La fibrosis quística es una afección hereditaria que causa daño a los pulmones y al páncreas (un órgano necesario para producir sustancias químicas que ayudan a digerir los alimentos). Los pacientes con fibrosis quística a menudo necesitan más calorías para alcanzar un buen estado nutricional, ya que su enfermedad conlleva que los alimentos no se absorban bien y queman más energía en reposo y al respirar que las personas que no presentan fibrosis quística. También suelen tener poco apetito. Los suplementos a menudo se administran a través de una sonda que se coloca en la nariz hasta el estómago (alimentación nasogástrica) o directamente en el estómago (alimentación por gastrostomía), a menudo durante la noche, pero a veces también durante el día. Este tipo de alimentación ayuda a mejorar el aumento de peso, el estado nutricional, la función pulmonar y puede mejorar la calidad de vida. Este hecho es importante porque se sabe que en la fibrosis quística el estado nutricional está estrechamente relacionado con la función pulmonar. Sin embargo, la alimentación por sonda es costosa y también puede afectar la autoestima y la imagen corporal. Las sondas a través de la nariz también pueden desprenderse al toser. La alimentación por sonda también puede causar náuseas, vómitos y diarrea, pero estos problemas generalmente se resuelven cambiando el tipo de alimento, la tasa de alimentación o la forma en que se administran las enzimas pancreáticas. Ésta es una actualización de una revisión publicada anteriormente.

Fecha de la búsqueda

La última búsqueda de evidencia se realizó el: 22 de octubre de 2018.

Características de los estudios

Se encontraron 44 ensayos en las búsquedas, pero ninguno coincidió con el diseño y la duración de los ensayos que se deseaba examinar. Por lo tanto, no se incluyeron ensayos en esta revisión.

Resultados clave

Idealmente, se necesitan más estudios investigación para comparar la alimentación por sonda con suplementos orales y con dieta normal. Los nuevos ensayos también deben considerar cuándo se debe iniciar la alimentación por sonda para obtener los mejores resultados. Estos ensayos pueden ser difíciles de realizar, ya que puede ser incorrecto no proporcionar a los pacientes las calorías adicionales que necesitan, y cuando las necesitan, de esta manera.

Conclusiones de los autores: 

La alimentación enteral suplementaria se utiliza ampliamente en todo el mundo para mejorar el estado nutricional de los pacientes con fibrosis quística. Los métodos más utilizados, la alimentación nasogástrica o por gastrostomía, son caros y pueden tener un efecto negativo sobre la autoestima y la imagen corporal. El uso de la alimentación enteral por sonda indica una mejoría nutricional y respiratoria; pero la eficacia no se ha evaluado por completo mediante ensayos controlados aleatorizados. Sin embargo, se reconoce que la realización de un ensayo controlado aleatorizado sería difícil debido a las implicaciones éticas de privar de una intervención a un grupo de pacientes cuyo estado nutricional la requiere.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La alimentación enteral por sonda se utiliza habitualmente en muchos centros de fibrosis quística cuando la ingesta de alimentos y suplementos por vía oral no ha logrado alcanzar un estado nutricional adecuado. El uso de este método de alimentación se evalúa de forma individual, teniendo en cuenta la edad y el estado clínico del paciente. Ésta es una actualización de una revisión publicada anteriormente.

Objetivos: 

Examinar la evidencia de que en los pacientes con fibrosis quística, la alimentación enteral suplementaria por sonda mejora el estado nutricional, la función respiratoria y la calidad de vida sin efectos adversos significativos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cochrane Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group), que incluye referencias identificadas a partir de búsquedas exhaustivas en bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas relevantes y en los libros de resúmenes de congresos. También se estableció contacto con las compañías que comercializan alimentos enterales y se revisaron sus bases de datos.

Fecha de la búsqueda más reciente en el Registro de Ensayos del Grupo de Fibrosis Quística (Group's Cystic Fibrosis Trials Register): 10 de julio de 2019.

Fecha de la búsqueda manual más reciente en PubMed: 26 de octubre de 2018.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos controlados aleatorizados que compararon la alimentación enteral suplementaria durante un mes o más con ninguna intervención específica en pacientes con fibrosis quística.

Obtención y análisis de los datos: 

Las búsquedas identificaron 44 ensayos; sin embargo, ninguno fue elegible para su inclusión en esta revisión.

Resultados principales: 

No se incluyeron ensayos en esta revisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save