Efecto de los recordatorios generados en forma manual y entregados a los proveedores en papel en la práctica profesional y en los resultados de los pacientes

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

En esta revisión Cochrane se intentó determinar si los trabajadores sanitarios a los que se les proporcionan recordatorios en papel prestan una mejor atención sanitaria. Los recordatorios contenían información sobre los pacientes, por ejemplo, la recomendación de medir la presión arterial. Se recopilaron y analizaron todos los estudios pertinentes y se encontraron 63 estudios.

Mensajes clave

Es posible que el hecho de proporcionar recordatorios a los trabajadores de la salud probablemente conduzca a mejoras pequeñas o moderadas en su práctica, medidas como la adherencia a las recomendaciones clínicas. No se sabe con certeza si proporcionar recordatorios tiene un efecto sobre los resultados de los pacientes.

¿Qué se estudió en la revisión?

Los trabajadores de la salud no siempre proporcionan la atención recomendada por las guías o las normas clínicas, debido al exceso de información o al olvido inconsciente. Una posible solución es entregarles recordatorios en papel que no fueran creados por un ordenador. Estos son particularmente importantes en los países donde los registros electrónicos no están ampliamente disponibles. Los recordatorios pueden ayudar a los trabajadores de la salud a superar esos problemas, incitándolos a seguir las recomendaciones clínicas de las guías o proporcionando información de manera sencilla y oportuna. En esta revisión se evaluaron los efectos de los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel sobre la práctica profesional y los resultados de los pacientes.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se identificaron 63 estudios y se incluyeron 57 en el análisis. Los estudios evaluaron los recordatorios dirigidos a ordenar pruebas de detección, proporcionar vacunas, prescribir medicamentos específicos o discutir la atención con los pacientes. Los estudios muestran que:

- los recordatorios solos (intervención de un solo componente) probablemente mejoran la práctica profesional, medida como cumplimiento de las recomendaciones, en comparación con la atención habitual;

- los recordatorios agregados a una o más cointervenciones (intervención de componentes múltiples) pueden mejorar ligeramente la práctica profesional, medida como cumplimiento de las recomendaciones, en comparación con la/s cointervención/es sin el componente de recordatorio;

- los recordatorios pueden dar lugar a una práctica profesional ligeramente peor que otras intervenciones para mejorar la calidad, como los recordatorios a los pacientes;

- no se sabe si los recordatorios comparados con la atención habitual u otras intervenciones de mejora de la calidad mejoran los resultados de los pacientes;

- los recordatorios agregados a otras intervenciones de mejora de la calidad pueden dar lugar a poca o ninguna diferencia en los resultados de los pacientes en comparación con la intervención de calidad sola;

- hubo costes adicionales para obtener los efectos descritos anteriormente, pero la relevancia de las cifras presentadas no estuvo clara;

- ninguno de los estudios incluidos informó resultados relacionados con efectos perjudiciales o adversos.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios publicados hasta diciembre de 2018.

Conclusiones de los autores: 

Los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel como una única intervención probablemente conducen a incrementos pequeños a moderados en los resultados relacionados con la adherencia a las recomendaciones clínicas y se podrían utilizar como una única intervención de mejoramiento de la calidad. No se sabe con certeza si se deben agregar recordatorios a otras intervenciones de mejoramiento de la calidad ya existentes en el sistema de salud, aunque los efectos pueden ser positivos. Si se dispone de otras intervenciones de mejoramiento de la calidad, como recordatorios para pacientes o generados por ordenador, se deben preferir a los recordatorios generados manualmente, pero bajo evaluación minuciosa para disminuir la incertidumbre sobre su efecto potencial.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los profesionales sanitarios a veces no utilizan la mejor evidencia para tratar a los pacientes, en parte debido a actos inconscientes de omisión y a la sobrecarga de información. Los recordatorios ayudan a los médicos a superar estos problemas, ya que les incitan a recordar la información que ya conocen o a presentar la información en un formato diferente y más accesible. Los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel se definen como la información proporcionada al profesional sanitario con cada paciente o consulta, proporcionada en papel, en la que ningún ordenador está involucrado en la producción o entrega del recordatorio. Los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel son intervenciones relativamente baratas y son especialmente relevantes en lugares donde las historias clínicas electrónicas no están ampliamente disponibles ni son asequibles. Esta revisión es una de tres revisiones Cochrane centradas en la efectividad de los recordatorios en la asistencia sanitaria.

Objetivos: 

1. Determinar la efectividad de los recordatorios generados en forma manual y entregados en papel para modificar la práctica profesional y mejorar los resultados de los pacientes.
2. Explorar si un número de posibles modificadores del efecto afectan la efectividad de los recordatorios generados en forma manual y entregados en papel.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL y en dos registros de ensayos el 5 de diciembre de 2018. Se buscó en la literatura gris, se revisaron revistas individuales, actas de congresos y revisiones sistemáticas relevantes, así como las listas de referencias y las referencias citadas en los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos aleatorizados y no aleatorizados que evaluaron la repercusión de los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel como una intervención única (comparada con la atención habitual) o agregados a una o más cointervenciones como una intervención de componentes múltiples (comparada con la/s cointervención/es sin el componente de recordatorio) sobre la práctica profesional o los resultados de los pacientes. También se incluyeron los ensayos aleatorizados y no aleatorizados que compararon los recordatorios generados de forma manual con otras intervenciones de mejoramiento de la calidad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron los estudios para determinar su elegibilidad y resumieron los datos de forma independiente. Se extrajo el resultado primario definido por los autores o se calculó el tamaño del efecto mediano entre todos los resultados informados en cada estudio. Luego se calculó la mediana del porcentaje de mejoría y el rango intercuartil en los estudios incluidos que informaron resultados relacionados con la mejoría y se evaluó la certeza de la evidencia mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se identificaron 63 estudios (41 ensayos aleatorizados grupales, 18 ensayos aleatorizados individuales y cuatro ensayos no aleatorizados) que cumplieron todos los criterios de inclusión. Cincuenta y siete estudios informaron datos utilizables (64 comparaciones). Los estudios se realizaron principalmente en América del Norte (42 estudios) y el Reino Unido (ocho estudios). Cincuenta y cuatro estudios se realizaron en contextos ambulatorios. Las áreas clínicas a las que se dirigió con mayor frecuencia fueron el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares (11 estudios), el cribado del cáncer (diez estudios) y la atención preventiva (diez estudios), y la mayoría de los estudios tenían a los médicos como población objetivo (57 estudios). El tratamiento general de un trastorno clínico (17 estudios), la realización de pruebas (14 estudios) y la prescripción (diez estudios) fueron las conductas abordadas con más frecuencia por la intervención.

Cuarenta y ocho estudios informaron cambios en la práctica profesional medidos como resultados dicotómicos de adherencia a los procesos (p.ej., cumplimiento de las recomendaciones de las guías), 16 informaron esos cambios medidos como resultados continuos del proceso de atención (p.ej., número de días con catéteres), ocho informaron resultados dicotómicos de los pacientes (p.ej., tasas de mortalidad) y cinco informaron resultados continuos de los pacientes (p.ej., presión arterial sistólica media).

Los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel probablemente mejoran la práctica profesional medida como resultados dicotómicos de adherencia a los procesos en comparación con la atención habitual (mejoría mediana 8,45% (RIC: 2,54% a 20,58%); 39 comparaciones, 40 346 participantes; evidencia de certeza moderada) y pueden dar lugar a poca o ninguna diferencia en los resultados del proceso continuo de atención (ocho comparaciones, 3263 participantes; evidencia de certeza baja). El agregado de recordatorios en papel generados de forma manual a una o más cointervenciones de mejoramiento de la calidad puede mejorar ligeramente la práctica profesional medida como resultados dicotómicos de adherencia a los procesos (mejoría mediana 4,24% [RIC: -1,09% a 5,50%]; 12 comparaciones, 25 359 participantes; evidencia de certeza baja) y probablemente mejore ligeramente la práctica profesional medida como resultados continuos (mejoría mediana 0,28 [RIC: 0,04 a 0,51]; dos comparaciones, 12 372 participantes; evidencia de certeza moderada). En comparación con otras intervenciones de mejoramiento de la calidad, los recordatorios generados de forma manual pueden reducir ligeramente la práctica profesional medida como resultados de adherencia a los procesos (disminución mediana del 7,9% [RIC: -0,7% a 11%]; 14 comparaciones, 21 274 participantes; evidencia de certeza baja).

No se sabe si los recordatorios generados de forma manual y entregados en papel, comparados con la atención habitual o con otra intervención de mejoramiento de la calidad, conducen a mejores o peores resultados de los pacientes (dicotómicos o continuos), ya que la certeza de la evidencia es muy baja (diez estudios, 13 comparaciones). Los recordatorios agregados a otras intervenciones de mejoramiento de la calidad pueden dar lugar a poca o ninguna diferencia en los resultados de los pacientes (dicotómicos o continuos) en comparación con el mejoramiento de la calidad solo (dos estudios, dos comparaciones).

En cuanto al uso de los recursos, los estudios informaron sobre los costes adicionales por cada punto adicional de efectividad obtenido, pero debido a las diferentes monedas y años utilizados, la relevancia de esas cifras no está clara.

Ninguno de los estudios incluidos informó resultados relacionados con efectos perjudiciales ni adversos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save