Emoliente tópico para la prevención de infecciones en neonatos prematuros

Antecedentes

Los recién nacidos prematuros (nacidos antes de las 37 semanas de gestación) son susceptibles a infecciones de la sangre y otras infecciones graves, en parte porque la piel inmadura no es una barrera completamente efectiva para los microorganismos. Aplicar emolientes (pomada, crema o aceite) podría proteger contra el deterioro de la piel y de ese modo, impedir que los microorganismos se propaguen a la sangre y causen una infección grave.

Características de los estudios

La búsqueda (actualizada en enero de 2021) identificó 22 ensayos elegibles. En total participaron 5578 recién nacidos. Ocho ensayos (2086 recién nacidos) examinaron el efecto de las pomadas o cremas tópicas en recién nacidos muy prematuros (nacidos con más de ocho semanas de antelación) atendidos en hospitales, la mayoría en países de ingresos altos. Catorce ensayos (3492 recién nacidos) evaluaron el efecto de los aceites de girasol y otros aceites vegetales, la mayoría en países de ingresos bajos o medios del sur de Asia. Todos estos ensayos excepto uno se realizaron en hospitales. Un ensayo grande realizado en la India (2249 recién nacidos) se basó en la comunidad.

Resultados clave

La aplicación regular de pomadas o cremas en la piel de los recién nacidos muy prematuros podría tener poco o ningún efecto sobre la infección grave o la muerte. La aplicación de aceites de girasol y otros aceites vegetales podría reducir la infección invasiva, pero tiene poco o ningún efecto sobre la mortalidad.

Certeza de la evidencia

Estos análisis proporcionan evidencia de certeza baja sobre los efectos del tratamiento con emolientes sobre la infección grave o la muerte en los recién nacidos prematuros. Debido a que estas intervenciones son, en su mayoría, poco costosas, fácilmente accesibles y, en general, aceptables, podría justificarse la realización de más ensayos controlados aleatorizados de buena calidad en centros sanitarios y en ámbitos comunitarios de países de ingresos bajos o medios.

Conclusiones de los autores: 

El nivel de certeza acerca de los efectos del tratamiento con emolientes sobre la infección invasiva o la muerte en los neonatos prematuros es bajo. Debido a que estas intervenciones son, en su mayoría, poco costosas, fácilmente accesibles y, en general, aceptables, podría justificarse la realización de más ensayos controlados aleatorizados de buena calidad en centros sanitarios y en ámbitos comunitarios de países de ingresos bajos o medios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El deterioro de la barrera epidérmica con un desarrollo inmaduro podría permitir la entrada de microorganismos que provoquen una infección invasiva en los neonatos prematuros. Los emolientes tópicos podrían mejorar la integridad de la piel y la función de barrera y, de ese modo, prevenir la infección invasiva, una causa principal de mortalidad y morbilidad en los neonatos prematuros.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la aplicación tópica de emolientes (pomadas, cremas o aceites) sobre el riesgo de infección invasiva y mortalidad en neonatos prematuros.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL a través del Registro Cochrane de estudios (Cochrane Register of Studies, CRS) y en MEDLINE a través de Ovid (actualizadas el 8 de enero de 2021) y en las listas de referencias de los artículos identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que evaluaron el efecto de la aplicación profiláctica de emolientes tópicos (pomadas, cremas o aceites) sobre la incidencia de infección invasiva, mortalidad, otra morbilidad y el crecimiento y desarrollo en neonatos prematuros.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar del Grupo Cochrane de Neonatología. Dos autores de la revisión evaluaron por separado la calidad de los ensayos, extrajeron los datos y resumieron las estimaciones del efecto mediante las razones de riesgos (RR), las diferencias de riesgos (DR) y las diferencias de medias. Se utilizó el método GRADE para evaluar la certeza de la evidencia de los efectos sobre la mortalidad y la infección invasiva.

Resultados principales: 

Se incluyeron 22 ensayos en los que participaron en total 5578 neonatos. Las principales fuentes potenciales de sesgo fueron la falta de claridad en los métodos utilizados para generar las secuencias aleatorias y ocultar la asignación en la mitad de los ensayos, así como la falta de enmascaramiento de los padres, cuidadores, médicos e investigadores en todos los ensayos.

Ocho ensayos (2086 neonatos) examinaron el efecto de pomadas o cremas tópicas. En su mayoría, los participantes fueron neonatos muy prematuros atendidos en instalaciones de atención sanitaria en países de ingresos altos. Los metanálisis indicaron que las pomadas o cremas tópicas podrían tener poco o ningún efecto sobre la infección invasiva (RR 1,13; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,97 a 1,31; evidencia de certeza baja) o la mortalidad (RR 0,94; IC del 95%: 0,82 a 1,08; evidencia de certeza baja).

Quince ensayos (3492 neonatos) evaluaron el efecto de aceites tópicos de plantas o vegetales. La mayoría de estos ensayos se realizaron en centros sanitarios de países de ingresos bajos o medios. Un ensayo comunitario de gran tamaño (2249 neonatos) se realizó en un consultorio rural de la India. Los metanálisis indicaron que los aceites tópicos podrían reducir la infección invasiva (RR 0,71; IC del 95%: 0,52 a 0,96; I² = 52%; evidencia de certeza baja), pero tienen poco o ningún efecto sobre la mortalidad (RR 0,94; IC del 95%: 0,82 a 1,08; I² = 3%; evidencia de certeza baja).

Un ensayo (316 neonatos) que comparó una pomada a base de petróleo versus un aceite de semillas de girasol en neonatos muy prematuros en Bangladesh mostró poco o ningún efecto sobre la infección invasiva (RR 0,91; IC del 95%: 0,57 a 1,46; evidencia de certeza baja), pero indicó que la pomada podría disminuir ligeramente la mortalidad (RR 0,82; IC del 95%: 0,68 a 0,98; DR -0,12; IC del 95%: -0,23 a -0,01; número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional 8; IC del 95%: 4 a 100; evidencia de certeza baja). Un ensayo (64 neonatos) que evaluó el efecto del aceite de coco versus aceite mineral en neonatos prematuros con un peso al nacer de 1500 g a 2000 g en la India, no informó de episodios de infección invasiva o muerte en ninguno de los dos grupos (evidencia de certeza muy baja).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save