Dosis fija de heparina de bajo peso molecular por vía subcutánea versus dosis ajustada de heparina no fraccionada para el tromboembolismo venoso.

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El tratamiento de coágulos de sangre en las venas profundas y en los pulmones con heparina de bajo peso molecular (HBPM) produce menos hemorragias y muertes que el tratamiento con heparina no fraccionada

Los coágulos de sangre se pueden formar después de una cirugía, el reposo en cama o espontáneamente. Éstos pueden bloquear las venas y ser mortales si entran en los pulmones. La heparina es un fármaco que diluye la sangre. Cuando las personas tienen coágulos en las venas profundas o los pulmones, en general se utiliza heparina para el primer estadio del tratamiento. Los tipos más antiguos de heparina se denominan "heparina no fraccionada", y los tipos más nuevos se denominan "heparina de bajo peso molecular" (HBPM). Esta revisión de ensayos encontró que la HBPM es al menos tan buena como la heparina no fraccionada para tratar coágulos y prevenir su recurrencia. También es mejor en la prevención de hemorragias y muertes.

Conclusiones de los autores: 

La HBPM es más efectiva que la HNF para el tratamiento inicial del TEV. La HBPM reduce significativamente la aparición de hemorragias graves durante el tratamiento inicial y la mortalidad general durante el seguimiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las heparinas de bajo peso molecular (HBPM) demostraron ser efectivas y seguras en la prevención del tromboembolismo venoso (TEV), y también pueden ser efectivas para el tratamiento inicial del TEV.

Objetivos: 

Determinar el efecto de las HBPM en comparación con la heparina no fraccionada (HNF) para el tratamiento inicial del TEV.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos se identificaron en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group's Specialised Register), CENTRAL y LILACS. Se estableció contacto con colegas y compañías farmacéuticas para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorios que compararon una dosis fija de HBPM por vía subcutánea con una dosis ajustada de HNF por vía intravenosa o subcutánea en personas con TEV.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores evaluaron los ensayos respecto de los criterios de inclusión y calidad, y extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron 22 estudios (n = 8867). Se observaron complicaciones trombóticas en 151/4181 (3,6%) participantes tratados con HBPM, en comparación con 211/3941 (5,4%) participantes tratados con HNF (odds-ratio [OR] 0,68; intervalos de confianza [IC] del 95%: 0,55 a 0,84; 18 ensayos). El tamaño del trombo se redujo en un 53% de los participantes tratados con HBPM y en un 45% de los tratados con HNF (OR 0,69; IC del 95%: 0,59 a 0,81; 12 ensayos). Se observaron hemorragias graves en 41/3500 (1,2%) participantes tratados con HBPM, en comparación con 73/3624 (2,0%) participantes tratados con HNF (OR 0,57; IC del 95%: 0,39 a 0,83; 19 ensayos). En 18 ensayos, 187/4193 (4,5%) participantes tratados con HBPM murieron, en comparación con 233/3861 (6,0%) participantes tratados con HNF (OR 0,76; IC del 95%: 0,62 a 0,92).

Nueve estudios (n = 4451) analizaron la trombosis proximal; 2192 participantes tratados con HBPM y 2259 con HNF. El análisis de subgrupos demostró reducciones estadísticamente significativas que favorecieron la HBPM en las complicaciones trombóticas y la hemorragia grave. Al final del seguimiento, 80 (3,6%) participantes tratados con HBPM presentaron complicaciones trombóticas, en comparación con 143 (6,3%) tratados con HNF (OR 0,57; IC del 95%: 0,44 a 0,75). Se observó hemorragia grave en 18 participantes (1,0%) tratados con HBPM, en comparación con 37 (2,1%) tratados con HNF (OR 0,50; IC del 95%: 0,29 a 0,85). Nueve estudios (n = 4157) mostraron una reducción estadísticamente significativa que favoreció la HBPM respecto de la mortalidad. Al final del seguimiento, el 3,3% (70/2094) de los participantes tratados con HBPM murió, en comparación con el 5,3% (110/2063) de los participantes tratados con HNF (OR 0,62; IC del 95%: 0,46 a 0,84).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save