Endarterectomía carotídea para la estenosis carotídea sintomática

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Sinopsis pendiente

Conclusiones de los autores: 

La endarterectomía carotídea redujo el riesgo de accidente cerebrovascular discapacitante o muerte para los pacientes con estenosis que excedía el 70% medido según ECST o el 50% medido según NASCET. Este resultado es generalizable solamente a los pacientes tratados quirúrgicamente y operados por cirujanos con bajos índices de complicación (menos del 6%).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El estrechamiento grave (o estenosis) de la arteria carótida es una causa importante de accidente cerebrovascular. La eliminación quirúrgica del material ateromatoso de la superficie interior de la arteria carótida (endarterectomía) puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, pero conlleva riesgos de complicaciones operatorias.

Objetivos: 

Esta revisión busca resumir las pruebas a partir de ensayos aleatorios con respecto al equilibrio de los riesgos y beneficios de la endarterectomía carotídea en adultos con estenosis carotídea sintomática.

Estrategia de búsqueda (: 

Se investigó el Registro Especializado de ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group's Specialized Register) (fecha de la última búsqueda: marzo de 1999), complementada con búsquedas electrónicas en numerosas bases de datos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que comparan "el mejor tratamiento médico más endarterectomía carotídea" con el "mejor tratamiento médico" en pacientes con estenosis carotídea y un accidente isquémico transitorio reciente o un accidente cerebrovascular isquémico no discapacitante en el territorio de dicha arteria.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores independientemente seleccionaron los estudios y extrajeron los datos. Se realizó un análisis del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis).

Resultados principales: 

En dos ensayos que incluyeron 5950 pacientes, hubo datos disponibles sobre accidentes cerebrovasculares discapacitantes o muerte: el North American Symptomatic Carotid Endarterectomy Trial (NASCET), y el European Carotid Surgery Trial (ECST). Los dos ensayos utilizaron métodos diferentes para medir la estenosis, pero se puede usar una fórmula sencilla para convertir los dos métodos entre sí. Para los pacientes con estenosis grave (ECST > 80% = NASCET > 70%), la cirugía redujo el riesgo relativo de accidente cerebrovascular discapacitante o muerte en un 48% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 27 a 73%). El número de pacientes que debió ser sometido a cirugía (número necesario a tratar [NNT]) para prevenir un accidente cerebrovascular discapacitante o la muerte a los 2 a 6 años de seguimiento fue 15 (IC del 95%: 10 a 31). Para los pacientes con estenosis menos grave (ECST 70 a 79% = NASCET 50 a 69%), la cirugía redujo el riesgo relativo de accidente cerebrovascular o muerte en un 27% (IC del 95%: 15 a 44%). El número de pacientes que debió ser operado para prevenir un accidente cerebrovascular discapacitante o la muerte fue 21 (IC del 95%: 11 a 125). Los pacientes con grados menores de estenosis fueron perjudicados por la cirugía. La cirugía aumentó el riesgo de accidente cerebrovascular discapacitante o muerte en un 20% (IC del 95%: 0 a 44%). El número de pacientes que debió ser operado para provocar un accidente cerebrovascular o muerte fue 45 (IC del 95%: 22 a infinito).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save