Prostanoides para la claudicación intermitente

La claudicación intermitente (CI) es un síntoma de isquemia de los miembros inferiores debido a enfermedad arterial oclusiva periférica (EAOP). Se presenta como dolor muscular (dolor, calambre, adormecimiento o sensación de fatiga) en los músculos de la pierna que aparece durante el ejercicio y se alivia durante un período corto de descanso. La prostaglandina E1 (PGE1) y la prostaciclina (PGI2), también conocidos como prostanoides, son fármacos vasoactivos utilizados en la EAOP para reducir la insuficiencia arterial. El objetivo de esta revisión fue evaluar los efectos de los prostanoides en los pacientes con CI. Se identificaron 18 estudios aleatorios con 2773 participantes y cuatro estudios compararon los efectos de PGE1 versus placebo. En general, no hubo pruebas suficientes de alta calidad que indicaran que la PGE1 mejora las distancias de caminata en los pacientes con CI. También hubo falta de pruebas para determinar si PGE1 fue más efectiva que levadosina, naftidrofurilo o L-arginina. Las pruebas sobre la eficacia de la prostaciclina no fueron concluyentes. Los resultados indican que, comparada con la PGE1, la prostaciclina se puede asociar con un aumento de la aparición de efectos secundarios que incluyen cefalea, diarrea y rubor facial.

Conclusiones de los autores: 

Aunque los resultados de algunos estudios individuales indicaron un efecto beneficioso de la PGE1, la calidad de estos estudios y de las pruebas generales disponibles no es suficiente para determinar si los pacientes con claudicación intermitente obtienen un efecto beneficioso clínicamente significativo con la administración de prostanoides. Se necesitan ensayos aleatorios adicionales, doble ciego, bien realizados y con un número suficiente de participantes que tengan poder estadístico para responder esta pregunta.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad arterial oclusiva periférica (EAOP) es una causa frecuente de morbilidad en la población en general. Aunque numerosos estudios han establecido la eficacia de los prostanoides en los estadios III y IV de la EAOP, el interrogante con respecto a la función de los prostanoides como tratamiento alternativo o complementario en los pacientes con claudicación intermitente (EAOP II) aún no se ha respondido claramente. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 2004.

Objetivos: 

Determinar los efectos de los prostanoides en los pacientes con claudicación intermitente (CI) en estadio II de Fontaine.

Estrategia de búsqueda (: 

Para esta actualización, el coordinador de búsqueda de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) realizó búsquedas en el Specialised Register (última búsqueda realizada en enero de 2013) y en CENTRAL (2012, número 12). Se realizaron búsquedas de ensayos clínicos en bases de datos de estudios en curso o no publicados. Además, se buscó en las listas de referencias de los artículos relevantes.

Criterios de selección: 

Se consideraron para inclusión los ensayos clínicos aleatorios de prostanoides versus placebo o tratamiento alternativo ("control") en pacientes con claudicación intermitente.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos. Los resultados primarios incluyeron distancia de caminata sin dolor (DCSD) y máxima distancia de caminata (MDC), presentados como cambio medio en la distancia de caminata en el transcurso del ensayo (% de mejoría) y como distancia final de caminata (que es la distancia de caminata, en metros, después del tratamiento) para los grupos de prostanoide y control.

Resultados principales: 

Se incluyeron 18 ensayos en los que participaron 2773 pacientes (16 en la revisión original y 2 adicionales en esta actualización). Como la mayoría de los ensayos no informó las desviaciones estándar para los resultados primarios DCSD y MDC, a menudo no fue posible probar la significación estadística de cualquier mejoría en la distancia de caminata entre los grupos. La calidad de los ensayos individuales fue variable y a menudo incierta debido a la falta de información. La comparación entre los ensayos se dificultó debido al uso de diferentes protocolos de cintas de correr, que incluyeron diferentes velocidades y gradientes de caminata. Estas limitaciones en los datos y la heterogeneidad de los ensayos hicieron que no fuera posible agrupar de una forma significativa los resultados mediante el metanálisis.

Cuatro ensayos compararon prostaglandina E1 (PGE1) con placebo; los ensayos individuales mostraron aumentos significativos en las distancias de caminata con la administración de PGE1 y en varios ensayos se mantuvo un aumento en la capacidad de caminata después de terminar el tratamiento. Comparada con la pentoxifilina, la PGE1 se asoció con una DCSD y una MDC final mayores, pero estos resultados se basaron en las distancias finales de caminata en lugar de basarse en los cambios en la distancia de caminata a partir del valor inicial. Cuando la PGE1 se comparó con otros tratamientos incluidos levadosina, naftidrofurilo y L-arginina, se observaron mejorías en las distancias de caminata con el transcurso del tiempo para la PGE1 y el tratamiento alternativo, pero a partir de los datos disponibles no fue posible analizar estadísticamente si un tratamiento fue más efectivo o no que el otro.

Seis estudios compararon varias preparaciones de prostaciclinas (PGI2) con placebo. En un estudio que utilizó tres dosis diferentes de iloprost, el aumento de la DCSD y la MDC pareció ser dependiente de la dosis; iloprost se asoció con cefalea, dolor, náuseas y diarrea, lo que dio lugar a una tasa mayor de retiros del tratamiento. De los tres estudios que utilizaron beraprost sódico, uno mostró mejoría en la DCSD y la MDC comparado con placebo, mientras que dos no mostraron efectos beneficiosos significativos. El beraprost sódico se asoció con un aumento en la incidencia de eventos adversos relacionados con el fármaco. De los dos estudios sobre taprosteno, los resultados de uno en particular se deben interpretar con precaución debido a un desequilibrio en los valores iniciales de la capacidad de caminata.

No hubo datos exhaustivos ni de alta calidad sobre resultados como la calidad de vida, el índice tobillo braquial, la pletismografía de oclusión venosa y los parámetros hemorreológicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save