Acetato de zuclopentixol para la esquizofrenia aguda y enfermedades mentales graves similares

Los pacientes con esquizofrenia u otros problemas de salud mental a menudo escuchan voces perturbadoras o ven cosas angustiosas (que se denominan delirios, alucinaciones y psicosis). Estas experiencias pueden ser aterradoras y pueden llevar a los pacientes a ser agresivos o a mostrar un comportamiento violento hacia sí mismos o hacia otras personas. Los tranquilizantes son fármacos que ayudan a los pacientes a dormir o a calmarse, y ayudan a detener el comportamiento agresivo o desorganizado. También es conveniente un efecto antipsicótico para ayudar a detener los delirios y las alucinaciones. Los tranquilizantes no se deben utilizar con frecuencia y tienen también pocos efectos secundarios no deseados, como el dolor en el lugar de la inyección o el temblor incontrolado de la cabeza y las manos. Se afirma que el acetato de zuclopentixol posee todas estas propiedades.

El acetato de zuclopentixol se administra por medio de una inyección y tiene un efecto que dura unos dos o tres días. Esta revisión analiza el acetato de zuclopentixol para el control de la agresión o la violencia. La revisión no encontró evidencia de que el acetato de zuclopentixol fuera más o menos eficaz que otros fármacos (como el haloperidol, la clorpromazina, la pañopina) para ayudar a controlar la agresión o la violencia, ni para prevenir los efectos secundarios no deseados. No pareció funcionar rápidamente ni ser rápido para calmar a los pacientes.

El acetato de zuclopentixol puede dar lugar a menos inyecciones forzadas (cuando se necesita la restricción del paciente para permitir el tratamiento). Las dosis bajas del fármaco (tan bajas como 25 mg) pueden ser tan buenas y efectivas como las dosis más altas (hasta 100 mg).

En general, la revisión encontró información limitada sobre las declaraciones hechas para apoyar el uso de este fármaco (por ejemplo: que calma o seda rápidamente a los pacientes o que es mejor que otros fármacos en situaciones de urgencia). Por lo tanto, las recomendaciones sobre el uso del acetato de zuclopentixol para el comportamiento agresivo o violento se deben considerar con cautela.

Las evidencia está muy lejos de ser buena y convincente. La mayor parte de los estudios de investigaciones sobre el tema son de pequeño tamaño, con pocos participantes, de corta duración y con datos informados de manera deficiente en los estudios individuales. Pero sí señala que el acetato de zuclopentixol es útil para el control de los pacientes muy perturbados. En comparación con otros fármacos no es peor. Además, toda el área sobre el control de los pacientes muy perturbados está poco investigada y se necesitan más estudios de investigación.

Este resumen en términos sencillos ha sido redactado por un consumidor: Benjamin Gray, Usuario de Servicios y Experto Usuario de Servicios, Rethink Mental Illness, Email: ben.gray@rethink.org.

Conclusiones de los autores: 

Las recomendaciones sobre el uso del acetato de zuclopentixol para el tratamiento de las urgencias psiquiátricas en lugar del tratamiento "estándar" se deben considerar con cautela. La mayoría de los ensayos pequeños presentan importantes deficiencias metodológicas y los hallazgos se informaron de manera deficiente. Esta revisión no encontró indicación de que el acetato de zuclopentixol fuera más o menos eficaz que el haloperidol intramuscular para controlar la psicosis aguda agresiva ni para prevenir los efectos adversos, y ninguno de los dos pareció tener un rápido inicio de acción. El uso del acetato de zuclopentixol puede dar lugar a inyecciones coercitivas menos numerosas y las dosis bajas del fármaco pueden ser tan eficaces como las dosis más altas. Se necesitan más ensayos controlados aleatorizados bien realizados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La medicación utilizada para la agresión aguda en psiquiatría debe tener un inicio rápido del efecto, baja frecuencia de administración y bajos niveles de efectos adversos. Se dice que el acetato de zuclopentixol tiene estas propiedades.

Objetivos: 

Determinar los efectos clínicos del acetato de zuclopentixol para el tratamiento de la agresión o la violencia agudas que se cree que se deben a enfermedades mentales graves, en comparación con otros fármacos utilizados para tratar afecciones similares.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group) (julio de 2011). Esta información se complementó con búsqueda de citas y el contacto personal con autores y compañías farmacéuticas pertinentes.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos clínicos aleatorizados con pacientes que se cree que presentan enfermedades mentales graves que comparan el acetato de zuclopentixol con otros fármacos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente los datos y los verificaron de forma cruzada. Para los datos dicotómico se calcularon los riesgos relativos (RR) con el modelo de efectos fijos y los intervalos de confianza (IC) del 95%. El análisis se realizó por intención de tratar. Se utilizaron las diferencias de medias (DM) para las variables continuas.

Resultados principales: 

No se encontraron datos para el resultado primario, la tranquilización. En comparación con el haloperidol, el acetato de zuclopentixol no fue más sedante a las dos horas (n = 40, un ECA, RR 0,60; IC del 95%: 0,27 a 1,34). Los pacientes a los que se les administró acetato de zuclopentixol no tuvieron un riesgo reducido de recibir antipsicóticos suplementarios (n = 134, tres ECA, RR 1,49; IC del 95%: 0,97 a 2,30) aunque el uso adicional de benzodiazepinas fue menor (n = 50, un ECA, RR 0,03; IC del 95%: 0,00 a 0,47). Los pacientes a los que se les administró acetato de zuclopentixol recibieron menos inyecciones durante siete días en comparación con los asignados al haloperidol intramuscular (n = 70, un ECA, RR 0,39; IC del 95%: 0,18 a 0,84, NNT 4; IC: 3 a 14). No se encontraron datos sobre más episodios de agresión o daño a sí mismo o a otros. Un ensayo (n = 148) no informó una diferencia significativa en los efectos adversos en los pacientes que recibieron acetato de zuclopentixol en comparación con los asignados al haloperidol al primer, tercer y sexto día (RR 0,74; IC del 95%: 0,43 a 1,27). En comparación con el haloperidol o la clotiapina, los pacientes a los que se les administró zuclopentixol no parecieron tener más riesgo de sufrir una serie de trastornos del movimiento (< 20%). Tres estudios no encontraron diferencias en la proporción de pacientes con visión borrosa/boca seca (n = 192, dos ECA, RR a las 24 horas 0,90; IC del 95%: 0,48 a 1,70). Del mismo modo, los mareos fueron igualmente poco frecuentes en los asignados al acetato de zuclopentixol en comparación con el haloperidol (n = 192, dos ECA, RR a las 24 horas 1,15; IC del 95%: 0,46 a 2,88). No hubo diferencias entre los tratamientos en el abandono del estudio antes de su finalización (n = 522; RR 0,85; IC del 95%: 0,31 a 2,31). Un estudio no informó de una diferencia en los efectos adversos ni las puntuaciones de resultados cuando se comparó el acetato de zuclopentixol a dosis alta (50 a 100 mg/inyección) con el acetato de zuclopentixol a dosis baja (25 a 50 mg/inyección).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save