Intervenciones para el tratamiento de la colestasis durante el embarazo

La colestasis obstétrica es un trastorno hepático que se observa durante el embarazo y que aparece con mayor frecuencia durante el tercer trimestre. El síntoma principal de este trastorno es la picazón (prurito), que puede ser muy molesta para las embarazadas. Los ácidos biliares se acumulan en el hígado, lo cual aumenta el nivel sanguíneo de ácidos biliares. Los signos y síntomas remiten de forma espontánea en los primeros días después del parto, o en el plazo de dos a tres semanas. Este trastorno se asocia con el parto prematuro y se cree que se asocia con complicaciones en el feto, incluida la mortinatalidad. La mayoría de los médicos realizan el parto temprano para reducir el riesgo de mortinatalidad. Los tratamientos como el ácido ursodesoxicólico (AUDC) y la S-adenosilmetionina (SAMe) buscan destoxificar los ácidos biliares, o cambiar la forma en la que se disuelven. Algunos agentes (carbón activado, goma de guar, colestiramina) se han utilizado para unirlos a los ácidos biliares en el intestino y así eliminarlos. Algunos de estos agentes presentan efectos adversos potenciales para las madres debido a la depleción de la vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre.

En esta revisión se incluyeron 21 ensayos controlados aleatorizados con 1197 participantes. Los ensayos presentaron en su mayoría un riesgo de sesgo de moderado a alto. En comparación con placebo, el AUDC mostró una mejoría en la picazón en cinco ensayos (228 mujeres), no se observaron efectos beneficiosos en un ensayo (16 mujeres) y un ensayo informó una mejoría solo en las pacientes con enfermedades graves (94 mujeres). Se informó sufrimiento fetal o síntomas de asfixia en cinco ensayos (304 mujeres) y, aunque hubo menos casos de sufrimiento fetal en los grupos de AUDC en comparación con placebo, la diferencia no fue significativa. Los resultados de los cuatro ensayos que compararon SAMe con placebo fueron contradictorios. Dos ensayos (48 mujeres) informaron mejores puntuaciones del prurito para la SAMe en comparación con placebo y dos ensayos (34 mujeres) no informaron diferencias significativas entre los grupos para la desaparición del prurito.

Las comparaciones de la goma de guar, el carbón activado, la dexametasona, la colestiramina, la salvia, la decocción de yinchenghao, danxioling o yiganling (utilizados en la medicina china por sus propiedades protectoras del hígado) con placebo o entre sí se basaron en datos de un ensayo. Se necesitan ensayos adicionales antes de poder establecer cualquier conclusión definitiva acerca de su efectividad.

Un ensayo (63 mujeres) comparó el parto temprano versus el tratamiento expectante. No hubo mortinatos ni muertes neonatales en los grupos. No se observaron diferencias significativas en la cesárea, la presencia de líquido amniótico teñido con meconio ni el ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales.

Conclusiones de los autores: 

Los diferentes enfoques para evaluar e informar sobre el prurito impidieron el agrupamiento de los ensayos que compararon los efectos del AUDC versus placebo sobre el prurito; no obstante, la revisión de los ensayos individuales indica que el AUDC mejora significativamente el prurito, aunque en un grado reducido. Se observaron menos casos de eventos de sufrimiento fetal/asfixia en los grupos de AUDC en comparación con placebo, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa. Se necesitan ensayos amplios de AUDC para determinar los efectos beneficiosos o los riesgos fetales.

Un ensayo individual fue demasiado pequeño para apoyar o refutar un efecto clínicamente importante del parto temprano sobre la cesárea.

No hay evidencia suficiente para indicar que la SAMe, la goma de guar, el carbón activado, la dexametasona, la colestiramina, la salvia, la decocción de yinchenghao (DYCH), danxioling y yiganling, o yiganling solo o en combinación, son efectivos para el tratamiento de las pacientes con colestasis del embarazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La colestasis obstétrica se ha vinculado con resultados adversos maternos y fetales/neonatales. Debido a que no se comprende mucho su fisiopatología, los tratamientos han sido empíricos. La primera versión de esta revisión, publicada en 2001, incluyó nueve ensayos controlados aleatorizados con 227 mujeres y concluyó que no había evidencia suficiente para recomendar alguna de las intervenciones solas o en combinación. Ésta es la primera actualización.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de las intervenciones terapéuticas y relacionadas con el parto en pacientes con colestasis del embarazo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (20 de febrero 2013) y en las listas de referencias de los estudios identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados que compararon dos estrategias de intervención en pacientes con diagnóstico clínico de colestasis obstétrica.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad y el riesgo de sesgo de los ensayos. Los datos se extrajeron de forma independiente y se comprobó su precisión.

Resultados principales: 

Se incluyeron 21 ensayos con 1197 mujeres. En su mayoría presentaron riesgo de sesgo moderado a alto. Evaluaron 11 intervenciones diferentes que dieron lugar a 15 comparaciones diferentes.

En comparación con placebo, el ácido ursodesoxicólico (AUDC) mostró una mejoría en el prurito en cinco (228 mujeres) de siete ensayos. No hubo diferencias significativas en cuanto a los casos de sufrimiento fetal en los grupos de UDCA en comparación con placebo (riesgo relativo (RR) promedio 0,67; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,22 a 2,02; cinco ensayos, 304 mujeres; análisis de efectos aleatorios: Tau² = 0,74; I² = 48%). Hubo un número significativamente menor de partos prematuros en total con el AUDC (RR 0,46; IC del 95%: 0,28 a 0,73; dos ensayos, 179 mujeres). La diferencia para los partos prematuros espontáneos no fue significativa (RR 0,99; IC del 95%: 0,41 a 2,36, dos ensayos, 109 mujeres).

Dos ensayos (48 mujeres) informaron sobre puntuaciones inferiores (mejores) del prurito para la S-adenosilmetionina (SAMe) en comparación con placebo, mientras que otros dos ensayos de 34 pacientes no informaron sobre diferencias significativas entre los grupos.

El AUDC fue más efectivo para mejorar el prurito que la SAMe (cuatro ensayos; 133 mujeres) o la colestiramina (un ensayo; 84 mujeres), como lo fue la combinación de AUDC más SAMe en comparación con placebo (un ensayo; 16 mujeres) y la SAMe sola (dos ensayos; 68 mujeres). Sin embargo, el AUDC más SAMe combinado no fue más efectivo que el AUDC solo en cuanto a la mejoría del prurito (un ensayo; 53 mujeres) y dos ensayos (80 mujeres) informaron de que los datos no fueron suficientes para establecer conclusiones. En un ensayo que comparó AUDC y dexametasona (83 mujeres), se observó una mejoría significativa con el AUDC solamente en un subgrupo de pacientes con colestasis obstétrica grave (23 mujeres).

El danxiaoling mejoró significativamente el prurito en comparación con yiganling. No se observaron diferencias significativas en cuanto a la mejoría del prurito con otras intervenciones.

Ocho ensayos informaron sobre las muertes fetales o neonatales, y en los mismos se observaron dos muertes en total (ambas en los grupos placebo).

Las pacientes que recibieron AUDC y colestiramina presentaron náuseas, vómitos y diarrea. La goma de guar causó molestias abdominales leves, diarrea y flatulencias durante los primeros días del tratamiento. Las pacientes presentaron molestias en la deglución con la suspensión de carbón. La dexametasona causó náuseas, mareos y dolor de estómago en una paciente.

Un ensayo (62 mujeres) examinó el momento adecuado para el parto. No hubo mortinatos ni muertes neonatales en el grupo de “parto temprano” ni en el de “espera del trabajo de parto espontáneo”. No hubo diferencias significativas en cuanto a las tasas de cesárea, la presencia de meconio o el ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales entre los dos grupos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save