Vacunas para prevenir la infección neumocócica en adultos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Vacunación para prevenir la infección neumocócica en adultos

El Streptococcus pneumoniae es responsable de la enfermedad y la muerte de adultos en todo el mundo, en general, por neumonía y menos frecuente por la enfermedad neumocócica invasiva (ENI). Vacunación (si se utiliza la vacuna polisacárida neumocócica [VPN]) en diferentes poblaciones se puede reducir esta enfermedad y la muerte. Esta revisión encontró 15 ensayos controlados aleatorios (ECAs) y siete no ECAs (los resultados contribuyeron a la confirmación cultural de la ENI). Ambos, los ECAs y los no ECAs facilitaron pruebas sólidas y consistentes de la efectividad de la VPN contra la ENI.
Los ECAs facilitaron pruebas modestas para la eficacia protectora contra la neumonía de cualquier causa, pero no para las muertes por cualquier causa. En estos estudios, la vacunación no ofrece tanta protección en adultos con enfermedad crónica como lo hace en adultos sanos.

Conclusiones de los autores: 

Este metanálisis proporciona pruebas que sustentan la recomendación de la VPN para prevenir la ENI en adultos. La prueba proveniente de los ECAs es menos clara en adultos con enfermedades crónicas. Esta situación puede deberse a la falta de incidencia o a la falta de autoridad en los estudios. El metanálisis no proporciona pruebas convincentes para apoyar el uso habitual de la VPN para prevenir la neumonía de cualquier causa o la mortalidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las enfermedades causadas por el Streptococcus pneumoniae (S. pneumoniae) continúan siendo causa de morbilidad y mortalidad considerable en todo el mundo. Mientras que las vacunas polisacáridas neumocócicas (VPN) tienen el potencial para prevenir la enfermedad y la muerte, el grado de protección alcanzado contra diferentes variables principales de evaluación clínica y dentro de las diferentes poblaciones es incierto.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las VPN en la prevención de la enfermedad o en la muerte en adultos. No se evaluaron eventos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2007, número 2); MEDLINE (enero 1966 hasta junio 2007); y EMBASE (1974 hasta junio 2007).

Criterios de selección: 

A) Ensayos controlados aleatorios (ECAs) comparan las VPN con placebo, con vacunas de control, o con ninguna intervención.
B) No ECAs evalúan la efectividad de la VPN contra la enfermedad neumocócica invasiva (ENI).

Obtención y análisis de los datos: 

A) ECA: dos revisores evaluaron la calidad de los ensayos y tres revisores evaluaron la extracción de los datos; odds ratios (OR) y los Intervalos de Confianza (IC) del 95% se determinaron mediante un modelo de efectos aleatorios.
B) No ECAs: dos revisores evaluaron y obtuvieron los datos sobre la calidad del estudio que incluye las medidas para controlar los factores de confusión; OR e IC del 95% se calcularon utilizando un modelo de efectos aleatorios, según la conversión de cada medida de resultado de estudio a un logaritmo OR y a un error habitual.

Resultados principales

Un total de 22 estudios cumplieron los criterios de inclusión (15 ECAs que incluyen 48 656 pacientes y 7 no ECA que incluyen 62 294 pacientes). El metanálisis de los ECAs encontró pruebas sólidas de la eficacia de la VPN contra la ENI sin heterogeneidad estadística (OR 0,26, IC del 95%: 0,15 a 0,46; modelo de efectos aleatorios, I cuadrado (I2) = 0%). La eficacia contra todas las causas de neumonía no dio resultados concluyentes con heterogeneidad estadística significativa (OR 0,71, IC del 95%: 0,52 a 0,97; modelo de efectos aleatorios, I2 = 87,3%). La VPN no estuvo asociado con la disminución significativa de la mortalidad por todas las causas (OR 0,87, IC del 95%: 0,69 a 1,10; modelo de efectos aleatorios, I2 = 75,3%). La eficacia de la vacuna en cuánto a las medidas de resultado primarias fue escasa en adultos con enfermedades crónicas, pero la diferencia no fue estadísticamente significativa. Los no ECAs proporcionaron pruebas para la protección contra la ENI en poblaciones donde la vacuna es utilizada en la actualidad (OR 0,48, IC del 95%: 0,37 a 0,61; Modelo de efectos aleatorios, I2 = 31,4%).

Conclusiones de los autores

Este metanálisis proporciona pruebas que sustentan la recomendación de la VPN para prevenir la ENI en adultos. La prueba proveniente de los ECAs es menos clara en adultos con enfermedades crónicas. Esta situación puede deberse a la falta de incidencia o a la falta de autoridad en los estudios. El metanálisis no proporciona pruebas convincentes para apoyar el uso habitual de la VPN para prevenir la neumonía de cualquier causa o la mortalidad.

Esta revisión debería citarse como:Moberley SA, Holden J, Tatham DP, Andrews RMLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Un total de 22 estudios cumplieron los criterios de inclusión (15 ECAs que incluyen 48 656 pacientes y 7 no ECA que incluyen 62 294 pacientes). El metanálisis de los ECAs encontró pruebas sólidas de la eficacia de la VPN contra la ENI sin heterogeneidad estadística (OR 0,26, IC del 95%: 0,15 a 0,46; modelo de efectos aleatorios, I cuadrado (I2) = 0%). La eficacia contra todas las causas de neumonía no dio resultados concluyentes con heterogeneidad estadística significativa (OR 0,71, IC del 95%: 0,52 a 0,97; modelo de efectos aleatorios, I2 = 87,3%). La VPN no estuvo asociado con la disminución significativa de la mortalidad por todas las causas (OR 0,87, IC del 95%: 0,69 a 1,10; modelo de efectos aleatorios, I2 = 75,3%). La eficacia de la vacuna en cuánto a las medidas de resultado primarias fue escasa en adultos con enfermedades crónicas, pero la diferencia no fue estadísticamente significativa. Los no ECAs proporcionaron pruebas para la protección contra la ENI en poblaciones donde la vacuna es utilizada en la actualidad (OR 0,48, IC del 95%: 0,37 a 0,61; Modelo de efectos aleatorios, I2 = 31,4%).

Share/Save