Analgesia epidural versus no epidural o ninguna analgesia para el trabajo de parto

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Analgesia epidural para el alivio del dolor en el trabajo de parto

La analgesia epidural se utiliza de forma generalizada para el alivio del dolor en el trabajo de parto. Existen diversos tipos, pero todos incluyen una inyección en la región lumbar. La revisión de ensayos mostró que las analgesias epidurales alivian mejor el dolor que los otros tipos de medicamentos para el dolor, pero pueden provocar un mayor uso de instrumentos para ayudar en el parto. No se observaron diferencias en las tasas de parto por cesárea, lumbalgia a largo plazo o efectos sobre el recién nacido poco después del nacimiento. Sin embargo, fue más probable que las mujeres que utilizaron analgesia epidural presentaran una segunda etapa más prolongada del trabajo de parto, necesitaran estimulación de sus contracciones, tuvieran presión arterial muy baja, no pudieran moverse durante un período después del nacimiento, presentaran problemas de retención de orina y padecieran fiebre. Sería útil realizar investigación adicional sobre la reducción de los resultados adversos de las epidurales.

Conclusiones de los autores: 

La analgesia epidural parece ser eficaz para el alivio del dolor durante el trabajo de parto. Sin embargo, las mujeres que utilizan esta forma de alivio del dolor se encuentran en mayor riesgo de parto instrumental. La analgesia epidural no tuvo una repercusión estadísticamente significativa en el riesgo de cesárea, satisfacción materna con el alivio del dolor y lumbalgia a largo plazo, y no pareció tener un efecto inmediato en el estado neonatal, según la puntuación de Apgar. La investigación adicional puede ser útil para evaluar los efectos adversos poco frecuentes pero posiblemente graves de la analgesia epidural en mujeres en trabajo de parto y en las medidas de resultado neonatales a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La analgesia epidural es una técnica de bloqueo nervioso central que consiste en la inyección de un anestésico local cerca de los nervios que transmiten el dolor y es ampliamente utilizada como forma de alivio del dolor en el trabajo de parto. Sin embargo, existen inquietudes con respecto alos efectos adversos no deseados en la madre y el recién nacido.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de todas las modalidades de analgesia epidural (incluida la combinación espinal-epidural) en la madre y el recién nacido, en comparación con la analgesia no epidural o ningún alivio del dolor durante el trabajo de parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (junio de 2005).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan todas las modalidades de analgesia epidural con cualquier forma de alivio del dolor que no implique el bloqueo regional, o ningún alivio del dolor en el trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron los ensayos en cuanto a la elegibilidad y calidad metodológica, y extrajeron todos los datos de forma independiente. Los datos se introdujeron en el programa informático RevMan y se verificaron por duplicado. El análisis primario fue del tipo intención de tratar (intention-to-treat analysis); el análisis de sensibilidad excluyó los ensayos en los que más del 30% de las mujeres no recibieron el tratamiento asignado.

Resultados principales: 

Se incluyeron 21 estudios, en los que participaron 6 664 mujeres. Todos los estudios menos uno compararon analgesia epidural con opiáceos. Por razones técnicas, sólo pudieron incluirse datos de un estudio sobre la percepción de la mujer del alivio del dolor en el trabajo de parto, el que halló que la analgesia epidural produjo un mejor alivio del dolor que la analgesia no epidural (diferencia de medias ponderada [DMP] -2,60; intervalo de confianza [IC] del 95%: -3,82 a -1,38; un ensayo, 105 mujeres). Sin embargo, la analgesia epidural se asoció con un mayor riesgo de parto vaginal instrumental (riesgo relativo [RR] 1,38; IC del 95%: 1,24 a 1,53; 17 ensayos, 6 162 mujeres). No se encontraron pruebas de una diferencia significativa en el riesgo de cesárea (RR 1,07; IC del 95%: 0,93 a 1,23; 20 ensayos, 6 534 mujeres), lumbalgia a largo plazo (RR 1,00; IC del 95%: 0,89 a 1,12; 2 ensayos, 814 mujeres), puntuaciones de Apgar neonatales bajas a los 5 minutos (RR 0,70; IC del 95%: 0,44 a 1,10; 14 ensayos, 5 363 mujeres) y satisfacción materna con el alivio del dolor (RR 1,18; IC del 95%: 0,92 a 1,50; 5 ensayos, 1 940 mujeres). Ningún estudio informó sobre los efectos adversos poco frecuentes, pero posiblemente graves, de la analgesia epidural.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save