Ciclosporina para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa

Los resultados de esta revisión demuestran que la ciclosporina oral en dosis bajas no es efectiva para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa. Los estudios indican que los pacientes con enfermedad de Crohn tratados con dosis bajas (5 mg/kg/día) de ciclosporina oral podrían presentar efectos secundarios, que incluyen problemas renales. Por lo tanto, el uso de este medicamento para el tratamiento de la enfermedad de Crohn crónica activa no es recomendable. Las dosis orales más altas y las inyecciones de ciclosporina no se han evaluado de forma suficiente. Es poco probable que las dosis más altas de ciclosporina sean útiles para el tratamiento a largo plazo de la enfermedad de Crohn debido al riesgo de daño renal y a la disponibilidad de otros medicamentos probados.

Conclusiones de los autores: 

Brynskov 1989a reclutó un escaso número de pacientes y la escala de calificación clínica modificada utilizada en el estudio no ha sido validada en otros estudios. Además, la mejoría clínica estadísticamente significativa no implica la inducción de la remisión clínica. De hecho, Brynskov 1989a no encontró diferencias estadísticamente significativas en la puntuación media del Crohn's Disease Activity Index a las 12 semanas, lo que indica que la ciclosporina no fue más efectiva que placebo para la inducción de la remisión en la enfermedad de Crohn. Los resultados de esta revisión demuestran que la ciclosporina oral en dosis bajas (5 mg/kg/día) no es efectiva para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa. Los pacientes tratados con dosis bajas de ciclosporina oral tienen más probabilidades que los pacientes tratados con placebo de presentar eventos adversos, incluida la disfunción renal. El uso de ciclosporina oral en dosis bajas para el tratamiento de la enfermedad de Crohn crónica activa no parece estar justificado. La dosis oral a niveles más altos o la administración parenteral de ciclosporina no se han evaluado adecuadamente en ensayos clínicos controlados. Es poco probable que dosis más altas de ciclosporina sean útiles para el tratamiento a largo plazo de la enfermedad de Crohn debido al riesgo de nefrotoxicidad y a la disponibilidad de otras intervenciones probadas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se determinó, en primara instancia, que la ciclosporina era un agente inmunosupresor eficaz y bien tolerado en los receptores de trasplantes de órganos y, posteriormente, en varias enfermedades autoinmunes. En estudios abiertos se ha informado que la ciclosporina es efectiva para la inducción de la remisión en la enfermedad de Crohn. Se han realizado cuatro ensayos controlados aleatorizados para determinar si los resultados observados en estos estudios abiertos eran válidos. Esta revisión sistemática resume la evidencia sobre el uso de la ciclosporina oral para la inducción de la remisión en la enfermedad de Crohn.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la ciclosporina oral para la inducción de la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn activa en presencia y ausencia de tratamiento concomitante con esteroides. Los objetivos secundarios fueron evaluar las tasas de respuesta clínica y los eventos adversos asociados con la ciclosporina.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas computarizadas en las bases de datos bibliográficas en línea MEDLINE y EMBASE para identificar publicaciones potencialmente relevantes entre 1980 y junio de 2008. Para realizar búsquedas de palabras clave en las bases de datos se utilizaron los términos MeSH "Crohn Disease" o "Inflammatory Bowel disease" y "Cyclosporin" (expandidos). Para identificar estudios adicionales que se pudieran haber omitido se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de los artículos potencialmente pertinentes . También se consultaron los resúmenes de las principales reuniones de gastroenterología, el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) y el Registro especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Cochrane Inflammatory Bowel Disease Group) en busca de estudios pertinentes. Se estableció contacto con los funcionarios competentes de Sandoz Corporation para buscar información sobre cualquier ensayo no publicado.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles para inclusión los ensayos prospectivos, asignados al azar, doble ciego, controlados con placebo de diseño paralelo con una duración del tratamiento de un mínimo de 12 semanas que compararon el tratamiento con ciclosporina oral con placebo para el tratamiento de pacientes con enfermedad de Crohn activa.

Obtención y análisis de los datos: 

Todos los datos se analizaron sobre la base de la intención de tratar (intention to treat). Los datos se extrajeron de los artículos de investigación originales y se convirtieron en tablas de 2x2 (ciclosporina versus placebo). También se utilizaron tablas individuales de 2x2 para los estratos dentro de los estudios, cuando estuvieron disponibles. La heterogeneidad se evaluó mediante la prueba de ji cuadrado (p < 0,10 se consideró estadísticamente significativa). Para los datos no agrupados, los valores de p se obtuvieron mediante la prueba de ji cuadrado. Para los datos agrupados, las pruebas estadísticas de resumen se obtuvieron mediante el odds ratio de Peto y los intervalos de confianza del 95%. Se utilizó un modelo de efectos fijos para agrupar los datos. Para los datos continuos, las pruebas estadísticas de resumen se obtuvieron mediante la diferencia de medias ponderada y los intervalos de confianza del 95%. Los autores de cada artículo establecieron las definiciones de éxito del tratamiento, remisión y mejoría clínica, y los datos se combinaron para el análisis solo si estas definiciones eran suficientemente similares.

Resultados principales: 

Brynskov 1989a encontró que los pacientes que recibieron dosis altas de ciclosporina (mediana 7,6 mg/kg/día) tuvieron una mejoría clínica estadísticamente significativa a las 12 semanas en comparación con los pacientes que recibieron placebo. Ninguno de los otros estudios encontró un beneficio estadísticamente significativo en la mejoría clínica o la inducción de la remisión con el tratamiento con ciclosporina en dosis bajas (5 mg/kg/día) utilizado solo o en combinación con corticosteroides en comparación con placebo. La ciclosporina se asoció con una proporción significativamente mayor de eventos adversos y retiros debido a eventos adversos con respecto a placebo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save