Administración sistemática versus selectiva de antimicóticos para el control de las micosis en pacientes oncológicos

Algunos fármacos antimicóticos preventivos habituales para pacientes oncológicos pueden reducir la infección, y uno posiblemente podría reducir las muertes

Los pacientes que reciben quimioterapia o trasplante de médula ósea están en riesgo de infecciones micóticas. Éstos pueden ser potencialmente mortales, especialmente cuando hay diseminación en todo el cuerpo. Aquellos con recuentos de glóbulos blancos bajos (neutropenia) están especialmente en riesgo. A menudo se administran fármacos antimicóticos como medida preventiva habitual o cuando las personas en riesgo presentan fiebre. La revisión halló que la anfotericina B intravenosa posiblemente podría reducir el número de muertes. Tres de los fármacos, la anfotericina B, el fluconazol y el itraconazol, tuvieron alguna repercusión sobre la reducción de las infecciones.

Conclusiones de los autores: 

La anfotericina B intravenosa es el único agente antimicótico para el que existen pruebas que sugieren que podría reducir la mortalidad. Por consiguiente, se la debe preferir cuando se considera indicado el tratamiento antimicótico profiláctico o empírico en pacientes oncológicos con neutropenia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se considera que la infección micótica sistémica es una causa importante de morbilidad y mortalidad en pacientes con cáncer, particularmente en aquellos con neutropenia. Los fármacos antifúngicos se administran a menudo de forma profiláctica o a los pacientes con fiebre persistente.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de los fármacos antimicóticos en pacientes con neutropenia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos controlados del Grupo Cochrane (Cochrane Controlled Trials Register), en MEDLINE (noviembre de 2001) y en la lista de referencias de los artículos. Buscamos las actas del ICAAC (desde 1990 a 2001, Reunión General de ASM (General Meeting of the ASM) (desde 1990 a 2001) y el Congreso Europeo de Microbiología y Enfermedades Infecciosas Clínicas (European Congress of Clinical Microbiology and Infectious Diseases) (1995 a 2001) y se estableció contacto con los investigadores en el área.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios de anfotericina B, fluconazol, ketoconazol, miconazol o itraconazol en comparación con placebo o ningún tratamiento en pacientes oncológicos con neutropenia.

Obtención y análisis de los datos: 

De manera independiente, dos revisores evaluaron la elegibilidad y la calidad metodológica de los ensayos y obtuvieron los datos.

Resultados principales

Se incluyeron 30 ensayos que incluían 4094 pacientes. El tratamiento profiláctico o empírico con antimicóticos como grupo no tuvo un efecto estadísticamente significativo sobre la mortalidad (riesgo relativo 0,95, intervalo de confianza del 95%: 0,82 a 1,11). El riesgo relativo fue el más pequeño para la anfotericina B, 0,73 (0,52 a 1,03) (P = 0,08). En otra revisión, tres ensayos compararon anfotericina B liposoluble intravenosa (AmBisome) con dosis más pequeñas de anfotericina B intravenosa estándar; el riesgo relativo fue de 0,74 (0,52 a 1,07). Si se los considera juntos, estos resultados indican que la anfotericina B intravenosa podría reducir la mortalidad. Por el contrario, los ensayos con fluconazol, ketoconazol, miconazol e itraconazol no lograron encontrar un efecto sobre la mortalidad.

La incidencia de la infección micótica invasiva disminuyó significativamente con la administración de anfotericina B (riesgo relativo 0,39, IC del 95%: 0,20 a 0,76), fluconazol (0,39, 0,27 a 0,57) e itraconazol (0,51, 0,27 a 0,96), pero no con miconazol o ketoconazol.

Conclusiones de los autores

La anfotericina B intravenosa es el único agente antimicótico para el que existen pruebas que sugieren que podría reducir la mortalidad. Por consiguiente, se la debe preferir cuando se considera indicado el tratamiento antimicótico profiláctico o empírico en pacientes oncológicos con neutropenia.

Esta revisión debería citarse como:Gotzsche PC, Johansen HKLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 30 ensayos que incluían 4094 pacientes. El tratamiento profiláctico o empírico con antimicóticos como grupo no tuvo un efecto estadísticamente significativo sobre la mortalidad (riesgo relativo 0,95, intervalo de confianza del 95%: 0,82 a 1,11). El riesgo relativo fue el más pequeño para la anfotericina B, 0,73 (0,52 a 1,03) (P = 0,08). En otra revisión, tres ensayos compararon anfotericina B liposoluble intravenosa (AmBisome) con dosis más pequeñas de anfotericina B intravenosa estándar; el riesgo relativo fue de 0,74 (0,52 a 1,07). Si se los considera juntos, estos resultados indican que la anfotericina B intravenosa podría reducir la mortalidad. Por el contrario, los ensayos con fluconazol, ketoconazol, miconazol e itraconazol no lograron encontrar un efecto sobre la mortalidad.

La incidencia de la infección micótica invasiva disminuyó significativamente con la administración de anfotericina B (riesgo relativo 0,39, IC del 95%: 0,20 a 0,76), fluconazol (0,39, 0,27 a 0,57) e itraconazol (0,51, 0,27 a 0,96), pero no con miconazol o ketoconazol.

Tools
Information
Share/Save