Ivermectina para la prevención y el tratamiento de la covid-19

¿La ivermectina es eficaz para la covid-19?

Mensajes clave

No se encontró evidencia para apoyar el uso de la ivermectina para tratar o prevenir la infección por covid-19, pero la base de la evidencia es limitada.

En 31 estudios en curso continúa la evaluación de la ivermectina, y esta revisión se actualizará con sus resultados cuando estén disponibles.

¿Qué es la ivermectina?

La ivermectina es un medicamento utilizado para tratar parásitos, como los parásitos intestinales en animales y la sarna en humanos. Es un medicamento barato y se utiliza ampliamente en regiones del mundo donde las infestaciones parasitarias son comunes. Tiene pocos efectos no deseados.

Las pruebas realizadas en laboratorio demuestran que la ivermectina puede ralentizar la reproducción del virus de la covid-19 (SARS-CoV-2), pero tales efectos necesitarían dosis importantes en los seres humanos. Los reguladores médicos no han aprobado la ivermectina para la covid-19. Solo se debe utilizar como parte de estudios bien diseñados (llamados ensayos controlados aleatorizados) que evalúan los efectos potenciales.

¿Qué se quería averiguar?

Se quería saber si la ivermectina reduce la muerte, la enfermedad y la duración de la infección en personas con covid-19, o si es útil para la prevención de la enfermedad. Se incluyeron los estudios que compararon el medicamento con un placebo (tratamiento ficticio), ningún tratamiento, la atención habitual o tratamientos para la covid-19 que se sabe que funcionan en cierta medida, como el remdesivir o la dexametasona. Se excluyeron los estudios que compararon la ivermectina con otros medicamentos que no funcionan, como la hidroxicloroquina, o que no se sabe si son eficaces contra la covid-19.

Los efectos de la ivermectina en personas infectadas se evaluaron con respecto a:

- las personas que murieron;
- si los síntomas de covid-19 de las personas mejoraron o empeoraron;
- los efectos no deseados;
- el ingreso en el hospital o el tiempo de permanencia en el mismo;
- la eliminación del virus.

En cuanto a la prevención, se analizó el efecto en la prevención de la covid-19 y la infección por SARS-CoV-2.

¿Qué se hizo?

Se buscaron los ensayos controlados aleatorizados que investigaron la ivermectina para prevenir o tratar la covid-19 en humanos. Las personas tratadas con ivermectina debían tener una prueba de laboratorio que confirmara el covid-19 y estar recibiendo el tratamiento en el hospital o como pacientes ambulatorios.

Se compararon y resumieron los resultados de los estudios y se calificó la confianza en la evidencia, sobre la base de criterios comunes acerca de su grado de fiabilidad.

¿Qué se encontró?

Se encontraron 14 estudios con 1678 participantes que investigaron la ivermectina en comparación con ningún tratamiento, placebo o la atención habitual.

Para el tratamiento, hubo nueve estudios en personas con covid-19 moderada en el hospital y cuatro en pacientes ambulatorios con covid-19 leve. Los estudios utilizaron diferentes dosis de ivermectina y diferentes duraciones del tratamiento.

Un estudio investigó la ivermectina para prevenir la covid-19.

También se encontraron 31 estudios en curso, y hay 18 estudios que aún requieren aclaraciones por parte de los autores o que todavía no se han publicado.

Resultados principales

Tratamiento en el hospital de las personas con covid-19

No se sabe si la ivermectina comparada con placebo o la atención habitual, a los 28 días después del tratamiento:

- da lugar a más o menos muertes (dos estudios, 185 personas);
- empeora o mejora el estado de los pacientes evaluado por la necesidad de ventilación (dos estudios, 185 personas) u oxígeno (un estudio, 45 personas);
- aumenta o reduce los episodios no deseados (un estudio, 152 personas).

Siete días después del tratamiento, no se sabe si la ivermectina:

- aumenta o reduce las pruebas negativas de covid-19 (dos estudios, 159 personas).

La ivermectina comparada con placebo o la atención habitual podría dar lugar a una diferencia escasa o nula en la mejoría del estado de los pacientes a los 28 días después del tratamiento (un estudio, 73 personas) o en la duración de la estancia hospitalaria (un estudio, 45 personas).

Tratamiento de pacientes ambulatorios con covid-19

No se sabe si la ivermectina comparada con placebo o con la atención habitual:

- da lugar a más o menos muertes a los 28 días después del tratamiento (dos estudios, 422 personas);
- empeora o mejora el estado de los pacientes a los 14 días después del tratamiento evaluado por la necesidad de ventilación (un estudio, 398 personas);
- aumenta o reduce las pruebas negativas de covid-19 a los siete días después del tratamiento (un estudio, 24 personas).

La ivermectina, comparada con placebo o la atención habitual, podría dar lugar a una diferencia escasa o nula en la mejoría del estado de los pacientes ambulatorios a los 14 días después del tratamiento (un estudio, 398 personas) o en el número de episodios no deseados a los 28 días después del tratamiento (dos estudios, 422 personas).

Ningún estudio analizó los ingresos hospitalarios en pacientes ambulatorios.

Prevención de la covid-19

No se sabe si la ivermectina provoca más o menos muertes en comparación con ningún medicamento (un estudio, 304 personas); ningún participante murió a los 28 días después de tomar el medicamento. Este estudio informó sobre los resultados del desarrollo de los síntomas de covid-19 (pero no de la infección confirmada por SARS-CoV-2) y de los episodios no deseados, pero de una forma que no se pudo incluir en los análisis. Este estudio no analizó los ingresos hospitalarios.

¿Cuáles son las limitaciones de la evidencia?

La confianza en la evidencia es muy baja porque solo fue posible incluir 14 estudios con pocos participantes y pocos episodios, como muertes o necesidad de ventilación. Los métodos difirieron entre los estudios, y no proporcionan información sobre todo lo que interesa, como la calidad de vida.

¿Cuál es el grado de actualización de esta evidencia?

La evidencia está actualizada hasta el 26 de mayo de 2021.

Conclusiones de los autores: 

Sobre la base de la evidencia actual de certeza muy baja a baja, no hay seguridad acerca de la eficacia y la seguridad de la ivermectina utilizada para tratar o prevenir la covid-19. Los estudios realizados son pequeños y pocos se consideran de calidad alta. Están en marcha varios estudios que podrían aportar respuestas más claras en las actualizaciones de la revisión. En general, la evidencia fiable disponible no apoya el uso de la ivermectina para el tratamiento o la prevención de la covid-19 fuera de los ensayos aleatorizados bien diseñados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La ivermectina, un agente antiparasitario utilizado para tratar las infestaciones parasitarias, inhibe la replicación de los virus in vitro. La hipótesis molecular del mecanismo de acción antiviral de la ivermectina indica un efecto inhibidor de la replicación del coronavirus 2 causante del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2) en las primeras etapas de la infección. Actualmente la evidencia sobre la eficacia y la seguridad de la ivermectina para la prevención de la infección por SARS-CoV-2 y el tratamiento de la covid-19 es contradictoria.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la ivermectina en comparación con ningún tratamiento, la atención estándar, placebo o cualquier otra intervención probada para las personas con covid-19 que reciben tratamiento como pacientes hospitalizados o ambulatorios, y para la prevención de una infección por SARS-CoV-2 (profilaxis posterior a la exposición).

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios de covid-19, en la Web of Science (Emerging Citation Index y Science Citation Index), en medRxiv y en Research Square, identificando los estudios terminados y en curso sin restricciones de idioma hasta el 26 de mayo de 2021.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon la ivermectina con ningún tratamiento, la atención estándar, placebo u otra intervención probada para el tratamiento de las personas con diagnóstico confirmado de covid-19, independientemente de la gravedad de la enfermedad, tratadas en ámbitos hospitalarios o ambulatorios, y para la prevención de la infección por SARS-CoV-2.

Las cointervenciones debían ser las mismas en ambos grupos de estudio.

Se excluyeron los estudios que compararon la ivermectina con otras intervenciones farmacológicas de eficacia no probada.

Obtención y análisis de los datos: 

El sesgo de los ECA se evaluó mediante la herramienta Risk of bias 2 de Cochrane. El análisis principal excluyó los estudios con alto riesgo de sesgo. Se utilizó el método GRADE para calificar la certeza de la evidencia de los siguientes desenlaces 1) para tratar a los pacientes hospitalizados con covid-19 de moderada a grave: mortalidad, empeoramiento o mejoría clínica, eventos adversos, calidad de vida, duración de la hospitalización y eliminación del virus; 2) para tratar a los pacientes ambulatorios con covid-19 leve: mortalidad, empeoramiento o mejoría clínica, ingreso hospitalario, eventos adversos, calidad de vida y eliminación del virus; 3) para prevenir la infección por SARS-CoV-2: infección por SARS-CoV-2, desarrollo de síntomas de covid-19, eventos adversos, mortalidad, ingreso hospitalario y calidad de vida.

Resultados principales: 

Se encontraron 14 estudios con 1678 participantes que investigaron la ivermectina en comparación con ningún tratamiento, placebo o la atención estándar. Ningún estudio comparó la ivermectina con una intervención de eficacia probada. Hubo nueve estudios que trataron a participantes con covid-19 moderada en ámbitos hospitalarios y cuatro que trataron casos de covid-19 leve en contextos ambulatorios. Un estudio investigó la ivermectina para la prevención de la infección por SARS-CoV-2. Ocho estudios tuvieron un diseño abierto, y seis fueron doble ciego y controlados con placebo. De los 41 resultados aportados por los estudios incluidos, alrededor de un tercio presentó alto riesgo de sesgo general.

Las dosis de ivermectina y la duración del tratamiento variaron entre los estudios incluidos.

Se identificaron 31 estudios en curso y 18 pendientes de clasificación hasta la publicación de los resultados o la aclaración de las inconsistencias.

Ivermectina comparada con placebo o con atención estándar para el tratamiento de la covid-19 en pacientes hospitalizados

No se sabe con certeza si la ivermectina, comparada con placebo o con la atención estándar, reduce o aumenta la mortalidad (razón de riesgos [RR] 0,60; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,14 a 2,51; dos estudios, 185 participantes; evidencia de certeza muy baja), el empeoramiento clínico hasta el día 28 evaluado como la necesidad de ventilación mecánica invasiva (VMI) (RR 0,55; IC del 95%: 0,11 a 2,59; dos estudios, 185 participantes;evidencia de certeza muy baja), la necesidad de oxígeno suplementario (ningún participante requirió oxígeno suplementario; un estudio, 45 participantes; evidencia de certeza muy baja), los eventos adversos en el transcurso de los 28 días (RR 1,21; IC del 95%: 0,50 a 2,97; un estudio, 152 participantes; evidencia de certeza muy baja) y la eliminación del virus al séptimo día (RR 1,82; IC del 95%: 0,51 a 6,48; dos estudios, 159 participantes; evidencia de certeza muy baja). La ivermectina podría tener poco o ningún efecto en comparación con placebo o la atención estándar en la mejoría clínica hasta los 28 días (RR 1,03; IC del 95%: 0,78 a 1,35; un estudio; 73 participantes; evidencia de certeza baja) y la duración de la hospitalización (diferencia de medias [DM] -0,10 días; IC del 95%: -2,43 a 2,23; un estudio; 45 participantes; evidencia de certeza baja). Ningún estudio informó sobre la calidad de vida hasta los 28 días.

Ivermectina comparada con placebo o con la atención estándar para el tratamiento de la covid-19 en pacientes ambulatorios

No se sabe con certeza si la ivermectina comparada con placebo o la atención estándar reduce o aumenta la mortalidad hasta los 28 días (RR 0,33; IC del 95%: 0,01 a 8,05; dos estudios, 422 participantes; evidencia de certeza muy baja), el empeoramiento clínico hasta los 14 días evaluado como la necesidad de VMI (RR 2,97; IC del 95%: 0,12 a 72,47; un estudio, 398 participantes; evidencia de certeza muy baja), o la necesidad de ventilación mecánica no invasiva u oxígeno de alto flujo (ningún participante requirió ventilación mecánica no invasiva o alto flujo; un estudio, 398 participantes; evidencia de certeza muy baja). No se sabe con certeza si la ivermectina comparada con placebo reduce o aumenta la eliminación del virus a los siete días (RR 3,00; IC del 95%: 0,13 a 67,06; un estudio, 24 participantes; evidencia de certeza baja). La ivermectina podría tener poco o ningún efecto en comparación con placebo o la atención estándar sobre el número de participantes con resolución de los síntomas hasta los 14 días (RR 1,04; IC del 95%: 0,89 a 1,21; un estudio, 398 participantes; evidencia de certeza baja) y eventos adversos en el transcurso de 28 días (RR 0,95; IC del 95%: 0,86 a 1,05; dos estudios, 422 participantes; evidencia de certeza baja). Ninguno de los estudios que informó sobre la duración de los síntomas fue elegible para el análisis principal. Ningún estudio informó sobre el ingreso hospitalario o la calidad de vida hasta los 14 días.

Ivermectina comparada con ningún tratamiento para la prevención de la infección por SARS-CoV-2

Se encontró un estudio. La mortalidad hasta los 28 días fue el único desenlace elegible para el análisis principal. No hay certeza de si la ivermectina reduce o aumenta la mortalidad en comparación con ningún tratamiento (ningún participante murió; un estudio, 304 participantes; evidencia de certeza muy baja). El estudio informó resultados para el desarrollo de los síntomas de covid-19 y los eventos adversos hasta los 14 días que se incluyeron en un análisis secundario debido al alto riesgo de sesgo. Ningún estudio informó sobre la infección por SARS-CoV-2, el ingreso hospitalario o la calidad de vida hasta los 14 días.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information