Riesgo de infección después de la cirugía en personas que toman medicamentos para la enfermedad inflamatoria intestinal

Antecedentes

Más de 1 200 000 personas en América del Norte están afectadas por la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). La EII incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. La EII es una enfermedad que implica la inflamación del intestino grueso o delgado, o ambos, lo que produce síntomas como diarrea y dolor abdominal. Hay una amplia variedad de medicamentos disponibles para tratar la EII. Muchos de los medicamentos utilizados para tratar la EII suprimen el sistema inmunológico. Como resultado, el uso de estos medicamentos puede aumentar el riesgo de infección. Este posible aumento del riesgo de infección es particularmente preocupante en las personas que se someten a una cirugía.

Pregunta de la revisión

Esta revisión sistemática examina los datos combinados de 68 estudios publicados para determinar si las personas que utilizan medicamentos para la EII alrededor del momento de la cirugía tuvieron más infecciones en comparación con las que no utilizan los mismos medicamentos.

Características de los estudios

La revisión está actualizada hasta el 29 de octubre de 2019. Incluye 68 estudios de personas con un diagnóstico de EII que se sometieron a una cirugía. Se desconoce el número total de personas que participaron en estos estudios porque algunos estudios no informaron sobre el número de personas incluidas. La mayoría de los participantes tenían 18 años o más e incluyeron hombres y mujeres. En esta revisión se examinaron cinco grupos de medicamentos para la EII: aminosalicilatos (5-ASA), corticosteroides, inmunomoduladores, medicamentos anti-FNT y medicamentos anti-integrina. Las infecciones se vigilaron hasta 30 días después de la cirugía.

Resultados clave

Los análisis de este gran conjunto de datos revelaron que el riesgo de infección en torno al momento de la cirugía variaba en dependencia del tipo de medicamento para la EII que utilizaban los participantes. Los tratados con corticosteroides o agentes anti-FNT parecieron tener más infecciones después de la cirugía, mientras que los que tomaban aminosalicilatos, inmunomoduladores o agentes anti-integrina no parecieron tener más infecciones después de la cirugía. Estos hallazgos se deben considerar con cautela, ya que la revisión incluyó estudios de calidad limitada y, por lo tanto, no fue posible establecer una conclusión firme.

Estos hallazgos podrían ayudar a los médicos a elegir qué medicamentos utilizar en personas con EII antes de la cirugía. Las decisiones se deben adaptar a las necesidades de salud únicas de cada persona. Además, esta revisión indica la necesidad de vigilar de cerca las infecciones después de la cirugía en las personas que toman ciertos tipos de medicamentos para la EII.

Limitaciones

Una limitación de esta revisión es su dependencia de los datos de una amplia variedad de estudios publicados, con diversos enfoques y normas de control de calidad. La mayoría de los estudios que se examinaron tenían conclusiones de certeza muy baja. Esta revisión ilustra la necesidad de futuras investigaciones de alta calidad que examinen el impacto sobre el riesgo de infección después de la cirugía de los medicamentos utilizados para tratar la EII.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia para los corticosteroides, 5-ASA, inmunomoduladores, medicamentos anti-FNT y medicamentos anti-integrina fue de certeza baja o muy baja. El efecto de estos medicamentos en las complicaciones infecciosas posoperatorias no está claro y no se pueden establecer conclusiones firmes sobre su seguridad en el período perioperatorio. Las decisiones sobre los medicamentos preoperatorios para la EII se deben adaptar a las circunstancias únicas de cada persona. Los estudios futuros se deberían centrar en el control de los posibles factores de confusión para generar evidencia de mayor calidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los medicamentos utilizados para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) han mejorado significativamente los resultados de los pacientes y retrasado el tiempo de la cirugía. Sin embargo, se reconoce que algunos de estos tratamientos aumentan el riesgo general de infección y tienen un impacto poco claro en el riesgo de infección posoperatoria.

Objetivos: 

Evaluar el impacto de los medicamentos perioperatorios para la EII sobre el riesgo de infecciones posoperatorias en el transcurso de los 30 días de la cirugía.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de EII (Cochrane IBD Group) (29 de octubre de 2019), MEDLINE (enero de 1966 a octubre de 2019), Embase (enero de 1985 a octubre de 2019), la Biblioteca Cochrane, ClinicalTrials.gov y la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos de la OMS desde su inicio hasta octubre de 2019, y en las listas de referencias de los artículos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados, ensayos controlados cuasialeatorizados, ensayos controlados no aleatorizados, estudios de cohortes prospectivos, estudios de cohortes retrospectivos, estudios de casos y controles y estudios transversales que comparen los participantes tratados con una medicación para la EII antes de la operación o dentro de los 30 días posteriores a la misma con aquellos que no tomaban esa medicación (ya sea otra medicación activa, placebo o ningún tratamiento). Se incluyeron informes y resúmenes de estudios publicados.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión revisaron de forma independiente los títulos y resúmenes y extrajeron los datos. El desenlace principal fue una infección posoperatoria en el transcurso de 30 días desde la cirugía. Los desenlaces secundarios incluyeron infecciones de la incisión y dehiscencia de la herida, complicaciones infecciosas intraabdominales e infecciones extraabdominales. Tres autores de la revisión evaluaron los riesgos de sesgo con el uso de la Newcastle-Ottawa Scale. Se estableció contacto con los autores para obtener información adicional cuando faltaban datos. Para los desenlaces principales y secundarios, se calcularon los odds ratios (OR) y los correspondientes intervalos de confianza del 95% (IC del 95%) mediante el método de la varianza inversa genérica. Cuando era aplicable, los datos ajustados y no ajustados se analizaron por separado. La certeza de la evidencia se evaluó mediante GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 68 estudios observacionales de cohortes (se desconoce el número total de participantes porque algunos estudios no informaron sobre el número de participantes). De ellos, 48 estudios informaron la inclusión de participantes con enfermedad de Crohn, 36 informaron la inclusión de participantes con colitis ulcerosa y cinco informaron la inclusión de participantes con colitis indeterminada. Los 42 estudios que informaron sobre la urgencia de la cirugía incluyeron cirugías electivas, y 31 (74%) de ellos también incluyeron cirugías de urgencia. Veinticuatro estudios tuvieron bajo riesgo de sesgo mientras que el resto tuvo riesgo muy alto de sesgo.

Sobre la base del agrupamiento de los datos ajustados, se calcularon los OR para las tasas de infección total posoperatoria en los participantes que recibieron corticosteroides (OR 1,70; IC del 95%: 1,38 a 2,09; evidencia de certeza baja), inmunomoduladores (OR 1,29; IC del 95%: 0,95 a 1,76; evidencia de certeza baja), agentes anti-FNT (OR 1,60; IC del 95%: 1,20 a 2,13; evidencia de certeza muy baja) y agentes anti-integrina (OR 1,04; IC del 95%: 0,79 a 1,36; evidencia de certeza baja). Los datos no ajustados se agruparon para evaluar las tasas de infección total posoperatoria con el uso de aminosalicilatos (5-ASA) (OR 0,76; IC del 95%: 0,51 a 1,14; evidencia de certeza muy baja).

Un desenlace secundario que se examinó fue las complicaciones relacionadas con las heridas en los participantes que utilizaban: corticosteroides (OR 1,41; IC del 95%: 0,72 a 2,74; evidencia de certeza muy baja), inmunomoduladores (OR 1,35; IC del 95%: 0,96 a 1,89; evidencia de certeza muy baja), agentes anti-FNT (OR 1,18; IC del 95%: 0,83 a 1,68; evidencia de certeza muy baja) y agentes anti-integrina (OR 1,64; IC del 95%: 0,77 a 3,50; evidencia de certeza muy baja) en comparación con los controles.

Otro desenlace secundario examinó las probabilidades de infecciones intraabdominales posoperatorias en los participantes que utilizaban: corticosteroides (OR 1,53; IC del 95%: 1,28 a 1,84; evidencia de certeza muy baja), 5-ASA (OR 0,77; IC del 95%: 0,45 a 1,33; evidencia de certeza muy baja), inmunomoduladores (OR 0,86; IC del 95%: 0,66 a 1,12; evidencia de certeza muy baja), agentes anti-FNT (OR 1,38; IC del 95%: 1,04 a 1,82; evidencia de certeza muy baja) y agentes anti-integrina (OR 0,40; IC del 95%: 0,14 a 1,20; evidencia de certeza muy baja) en comparación con los controles.

Por último, se verificaron las probabilidades de infecciones extraabdominales en los participantes que utilizaban: corticosteroides (OR 1,23; IC del 95%: 0,97 a 1,55; evidencia de certeza muy baja), inmunomoduladores (OR 1,17; IC del 95%: 0,80 a 1,71; evidencia de certeza muy baja), agentes anti-FNT (OR 1,34; IC del 95%: 0,96 a 1,87; evidencia de certeza muy baja) y agentes anti-integrina (OR 1,15; IC del 95%: 0,43 a 3,08; evidencia de certeza muy baja) en comparación con los controles.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save