Tratamientos con primeros auxilios para la intoxicación oral

Pregunta de la revisión

Se examinó la evidencia sobre los efectos de los tratamientos de primeros auxilios para la intoxicación que podrían ser administrados factiblemente por personas que no son profesionales de la salud.

Antecedentes

Existen muchos tratamientos con primeros auxilios que se recomiendan para tratar a los pacientes que han ingerido sustancias venenosas. Algunos tratamientos, como el carbón activado (CA), se unen al veneno y limitan su absorción al cuerpo. Otros pueden inducir vómitos (como jarabe de ipecacuana) o diluir o neutralizar el veneno (como el agua potable, la leche o los jugos). El ajuste de la posición corporal de la persona también puede tener un efecto.

Características de los estudios

En diciembre de 2018, se realizaron búsquedas de estudios de alta calidad (que habían asignado al azar a los participantes a diferentes grupos de tratamiento) que investigaban tratamientos para la intoxicación a cargo de no profesionales. Se encontraron 24 estudios con 7099 participantes. Todos los estudios (excepto uno) se realizaron en hospitales; el resto fue en un contexto domiciliario.

Catorce estudios no especificaron el tipo de veneno ni estudiaron diferentes clases. Los otros investigaron las sobredosis de fármacos específicos (paracetamol, carbamazepina, antidepresivos, benzodiazepina) o plantas venenosas (adelfa amarilla o bayas venenosas).

Veintiún ensayos estudiaron diferentes tratamientos con carbón activado: como dosis única o dosis múltiples, con o sin otros tratamientos de primeros auxilios (una sustancia para acelerar el tránsito intestinal) y con o sin tratamientos en el hospital. Seis estudios compararon el jarabe de ipecacuana, con o sin otros tratamientos de primeros auxilios (carbón activado en dosis única más sustancias para mejorar el tránsito intestinal) versus ningún tratamiento. No se encontró ningún estudio que investigara la neutralización o la dilución del veneno ni el uso de determinadas posiciones corporales.

Resultados clave

Dos estudios compararon una dosis única de carbón activado con ningún tratamiento después de la intoxicación con paracetamol o diferentes clases de intoxicación. No se conocen los efectos secundarios del tratamiento, el ingreso a la unidad de cuidados intensivos o el empeoramiento del paciente, y no hubo información acerca de los efectos sobre la muerte, la duración de los síntomas, la absorción del veneno o la hospitalización.

Un estudio comparó una dosis única de carbón activado con ipecacuana en tipos combinados de intoxicación. No se conoce el efecto del carbón activado en comparación con la ipecacuana, en el nivel del coma del paciente o la cantidad de efectos no deseados. No hubo ninguna información acerca de los efectos sobre la muerte, la duración de los síntomas, la absorción del veneno, la hospitalización o el ingreso en la unidad de cuidados intensivos.

Un estudio comparó la ipecacuana con ningún tratamiento en niños que comieron bayas venenosas en el domicilio. Puede haber un aumento de la cantidad de efectos no deseados para la ipecacuana. No hubo información acerca de los efectos sobre la muerte, los síntomas de intoxicación, la duración de los síntomas, la absorción del veneno, la hospitalización o el ingreso a la unidad de cuidados intensivos.

También se investigó la administración de carbón activado de dosis única o de dosis múltiple, con o sin tratamiento en el hospital, comparados entre sí o con ningún tratamiento. Además, se investigó el valor agregado de la ipecacuana al carbón activado de dosis única y el valor agregado de las sustancias para mejorar el tránsito intestinal como agregado al CA.

Certeza de la evidencia

Todos excepto un estudio tuvieron lugar en un contexto hospitalario, lo cual significa que los resultados no pueden aplicarse directamente al contexto no profesional. Debido a que los estudios no siempre informaron los métodos que usaron, no se conoce la calidad de la realización de investigación para muchos. Los resultados importantes para los pacientes y predeterminados como resultados importantes para esta revisión, a menudo estuvieron ausentes o se informaron de manera incompleta. La certeza acerca de los resultados de esta revisión es principalmente baja a muy baja. Por lo tanto, es muy probable que la investigación futura cambie los resultados.

Conclusión

Sobre la base de la evidencia identificada, no es posible establecer conclusiones acerca de los efectos de cualquiera de los tratamientos de primeros auxilios investigados en un contexto no profesional.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios incluidos en esta revisión aportan principalmente evidencia de certeza baja a muy baja acerca de la administración de intervenciones de primeros auxilios para la intoxicación oral aguda. Una limitación clave fue el hecho de que sólo un estudio incluido en realidad tuvo lugar en un contexto prehospitalario, lo cual debilita la confianza en la aplicabilidad de estos resultados para este contexto. Por lo tanto, la cantidad de evidencia obtenida fue insuficiente para establecer cualquier conclusión.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La intoxicación oral es una causa principal de mortalidad y discapacidad en todo el mundo y se calcula que hay más de 100 000 muertes debido a la intoxicación no intencionada cada año y una sobrerrepresentación en niños menores de cinco años de edad. Cualquier intervención efectiva a cargo de no profesionales que pueda aplicarse para limitar o retardar la absorción o para evacuar, diluir o neutralizar el veneno antes de que llegue la ayuda profesional podría limitar la toxicidad y salvar la vida.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones prehospitalarias (solas o en combinación) para el tratamiento de la intoxicación oral aguda, disponibles y factibles para no profesionales antes de la llegada de la ayuda profesional.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, Embase, CINAHL, ISI Web of Science, International Pharmaceutical Abstracts, y en tres registros de ensayos clínicos hasta el 4 de diciembre de 2018, también se realizó verificación de referencias y búsqueda de citas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que comparaban intervenciones (solas o en combinación) que son factibles en un contexto prehospitalario para el tratamiento de los pacientes con intoxicación oral aguda, incluidas pero potencialmente no limitadas al carbón activado (CA), los eméticos, los catárticos, los diluyentes, los agentes neutralizantes y el cambio de postura corporal.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, realizaron la selección de estudios, la recopilación y la evaluación de datos. Los resultados primarios de esta revisión fueron la incidencia de mortalidad y los eventos adversos, más la incidencia y la gravedad de los síntomas de intoxicación. Los resultados secundarios fueron la duración de los síntomas de la intoxicación, la absorción del fármaco y la incidencia de hospitalización e ingreso en la UCI.

Resultados principales: 

Se incluyeron 24 ensayos con 7099 participantes. Mediante la herramienta Cochrane del “Riesgo de sesgo”, no se evaluó ningún estudio como en riesgo bajo de sesgo para todos los dominios. Muchos estudios se informaron de manera deficiente, por lo cual el riesgo de sesgo de selección y de detección a menudo fue poco claro. La mayoría de los estudios informó los resultados importantes de manera incompleta, y se los consideró en alto riesgo de sesgo de informe.

Todos menos un estudio incluyeron a pacientes con intoxicación oral en un departamento de urgencias; el estudio restante se realizó en un contexto prehospitalario. Catorce estudios incluyeron síndromes tóxicos múltiples o no especificaron, mientras los otros estudios investigaron específicamente la intoxicación con paracetamol (dos estudios), carbamazepina (dos estudios), antidepresivos tricíclicos (dos estudios), adelfa amarilla (dos estudios), benzodiazepina (un estudio), o bayas tóxicas (un estudio). Veintiún ensayos investigaron los efectos del carbón activado (CA), administrado como dosis única (CADU) o en dosis múltiples (CADM), solo o en combinación con otras intervenciones de primeros auxilios (un catártico) o tratamientos en el hospital. Seis estudios investigaron el jarabe de ipecacuana más otras intervenciones de primeros auxilios (CADU + catártico) versus ipecacuana sola. La evidencia obtenida fue principalmente de certeza baja a muy baja, a menudo disminuida debido a la imposibilidad para generalizar la evidencia, el riesgo de sesgo o la imprecisión debido a los números reducidos de eventos.

Intervenciones de primeros auxilios que limitan o retardan la absorción del veneno en el cuerpo

No existe seguridad acerca del efecto del CADU en comparación con ninguna intervención en la incidencia de eventos adversos en general (cero eventos en ambos grupos de tratamiento; un estudio, 451 participantes) o los vómitos específicamente (odds ratio [OR] de Peto 4,17; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,30 a 57,26; un estudio, 25 participantes), el ingreso a la UCI (OR de Peto 7,77; IC del 95%: 0,15 a 391,93; un estudio, 451 participantes) y el deterioro clínico (cero eventos en ambos grupos de tratamiento; un estudio, 451 participantes) en participantes con tipos combinados de intoxicación o intoxicación por paracetamol, debido a que toda la evidencia para estos resultados fue de certeza muy baja. Ningún estudio evaluó el CADU para la mortalidad, la duración de los síntomas, la absorción del fármaco o la hospitalización.

Sólo un estudio comparó el CADU con el jarabe de ipecacuana en participantes con tipos combinados de intoxicación y aportó evidencia de muy baja certeza. Por lo tanto, no se conocen los efectos sobre las puntuaciones de la Glasgow Coma Scale (diferencia de medias [DM] −0,15; IC del 95%: −0,43 a 0,13; un estudio, 34 participantes) o la incidencia de eventos adversos (cociente de riesgos [CR] 1,24; IC del 95%: 0,26 a 5,83; un estudio, 34 participantes). No hubo información disponible con respecto a la mortalidad, la duración de los síntomas, la absorción del fármaco, la hospitalización ni el ingreso en la UCI.

Esta revisión también consideró el valor agregado del CADU o el CADM a las intervenciones hospitalarias, que incluían principalmente el lavado gástrico. Ningún estudio incluido investigó el uso del cambio de posición corporal en los pacientes con intoxicación oral.

Intervenciones de primeros auxilios que eliminan el veneno del aparato digestivo

Se encontró un estudio que comparaba la ipecacuana versus ninguna intervención en la ingestión de bayas tóxicas en un contexto prehospitalario. La evidencia de certeza baja sugiere que puede haber un aumento en la incidencia de eventos adversos, aunque el estudio no informó la incidencia de mortalidad, la incidencia o la duración de los síntomas de intoxicación, la absorción del fármaco, la hospitalización ni el ingreso en la UCI (103 participantes).

Además, también se consideró el valor agregado del jarabe de ipecacuana al CADU más un catártico y el valor agregado de un catártico al CADU.

Ningún estudio usó catárticos como una intervención individual.

Intervenciones de primeros auxilios que neutralizan o diluyen el veneno

Ningún estudio incluido investigó la neutralización o la dilución del veneno en pacientes con intoxicación oral.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save