¿Cuál es la exactitud diagnóstica de la tomografía de coherencia óptica (TCO), un estudio de imagenología, para la detección del cáncer de piel en adultos?

¿Por qué es importante mejorar el diagnóstico del cáncer de piel?

Existen diferentes tipos de cáncer de piel. El melanoma es una de las formas más peligrosas, y es importante identificarlo precozmente para que pueda ser extirpado. Si no se detecta (lo que se conoce como resultado falso negativo), el tratamiento se puede retrasar, lo que arriesga la diseminación del melanoma a otros órganos del cuerpo y puede provocar la muerte. Por lo general, el carcinoma escamoso (CCEc) y el carcinoma basocelular (CCB) son tipos de cáncer de piel localizados (es decir, limitados a un sitio), aunque el CCEc se puede diseminar a otras partes del cuerpo y el CCB puede causar desfiguración si no se detecta precozmente. El diagnóstico de un cáncer de piel cuando no está presente en realidad (un resultado falso positivo) puede hacer que se realicen de forma innecesaria cirugías y otros exámenes que causan estrés y ansiedad al paciente. La realización del diagnóstico correcto es importante porque el hecho de confundir un cáncer de piel con otro puede dar lugar a un tratamiento equivocado o un retraso en el tratamiento efectivo.

¿Cuál es el objetivo de la revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue determinar la exactitud diagnóstica de la tomografía de coherencia óptica (TCO) para el cáncer de piel. Los investigadores en Cochrane incluyeron cinco estudios para responder a esta pregunta. Dos estudios trataron sobre el diagnóstico del melanoma y tres sobre el diagnóstico del CCB.

¿Qué se estudió en la revisión?

Los especialistas en cáncer de piel disponen de varias herramientas que permiten una revisión más detallada de la piel en comparación con la inspección visual sola. En la actualidad, el dermatoscopio es utilizado por la mayoría de los especialistas en cáncer de piel; el instrumento amplifica la lesión cutánea (un lunar o área de piel con una apariencia extraña en comparación con la piel circundante) con una fuente de luz brillante. La TCO amplifica la superficie de una lesión cutánea al nivel observado con un microscopio que utiliza una luz cercana al infrarrojo. Es una técnica rápida, pero es más costosa en comparación con la dermatoscopia y requiere entrenamiento especializado. Los autores de la revisión examinaron la utilidad de la TCO para ayudar a diagnosticar el cáncer de piel cuando se utiliza después de la inspección visual o la inspección visual más dermatoscopia.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

La revisión incluyó cinco estudios: dos estudios que incluyeron a 97 participantes con 133 lesiones cutáneas sospechosas de ser melanoma y tres estudios que incluyeron a 305 participantes con 396 lesiones sospechosas de ser CCB, de los que uno (50 lesiones) también analizó el CCEc (nueve lesiones).

Los estudios que investigaron la exactitud de la TCO para diagnosticar el melanoma fueron de tamaños reducidos y muy diferentes entre sí para permitir una estimación fiable de la exactitud de la TCO para el diagnóstico del melanoma. De manera similar, sólo un estudio pequeño de baja calidad investigó la exactitud de la TCO para el diagnóstico del CCEc.

Para identificar el CCB, dos estudios mostraron los efectos de los especialistas en piel que utilizan la TCO después de la inspección visual sola o la inspección visual con el examen dermatoscópico. Estos dos estudios indicaron que, en teoría, si la TCO se utiliza en un grupo de 1000 pacientes con lesiones cutáneas que son particularmente difíciles de diagnosticar, de los que 600 (60%) en realidad presentan un CCB, entonces:

- unos 662 pacientes tendrían un resultado de la TCO que confirmaría que presentan un CCB y de éstos 93 (14%) en realidad no lo presentarían (resultado falso positivo);

- de los 338 pacientes con un resultado de la TCO que indicaría que no presentan CCB, 31 (9%) en realidad lo presentarían (resultado falso negativo).

En comparación con el diagnóstico del CCB mediante inspección visual más dermatoscopia, el agregado de TCO en este grupo reduciría el número de resultados falsos positivos en 87 (por lo tanto, se reducen los procedimientos quirúrgicos innecesarios) y no se diagnosticarían 53 CCB menos.

¿Cuán confiables son los resultados de los estudios de esta revisión?

En todos los estudios incluidos, el diagnóstico de cáncer de piel se realizó mediante biopsia de la lesión (TCO/dermatoscopia positiva) (una biopsia incluye la toma de una muestra de células del cuerpo para examinarlas con microscopio) y la ausencia de cáncer de piel se confirmó por biopsia (TCO/dermatoscopia negativa)*. Es probable que lo anterior haya sido un método fiable para decidir si los pacientes realmente presentaban cáncer de piel. Sin embargo, el número pequeño de estudios incluidos en esta revisión y la variabilidad entre ellos disminuyeron la confiabilidad de los resultados. Los estudios incluidos también tuvieron limitaciones importantes, en particular los participantes de los estudios provenían de grupos más restringidos que los que serían elegibles para un examen con TCO en la práctica (p.ej., todos los estudios incluyeron a pacientes con lesiones cutáneas que ya habían sido seleccionadas para extirpación quirúrgica), mientras que el modo en que se utilizó la TCO puede no representar las situaciones de la vida real.

¿Para quiénes son relevantes los resultados de esta revisión?

Los estudios se realizaron en Europa y los Estados Unidos solamente. La edad promedio (informada en sólo dos estudios) fue 46 años para el melanoma y 63 para el CCB. El porcentaje de pacientes con un diagnóstico final de melanoma fue del 23% y del 27% (en dos estudios), varió del 58% al 61% para el CCB (tres estudios) y fue del 18% para el CCEc (un estudio). Para el diagnóstico del CCB, los resultados se aplican a los pacientes con lesiones cutáneas "rosadas" o no pigmentadas, que el médico considera como particularmente difíciles de diagnosticar mediante la inspección visual sola.

¿Cuáles son las implicaciones de esta revisión?

No se ha realizado un número suficiente de estudios de investigación sobre el uso de la TCO para detectar los cánceres de piel. Los resultados de esta revisión indican que la TCO podría ayudar a diagnosticar el CCB cuando es difícil de distinguir de las lesiones cutáneas benignas, pero aún no está claro si puede distinguir adecuadamente entre el CCB, el CCEc y el melanoma. Se necesitan más estudios que comparen la TCO con la dermatoscopia y con otras técnicas microscópicas (como la microscopía confocal de reflectancia) en grupos bien descritos de pacientes con lesiones cutáneas sospechosas.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron y utilizaron estudios publicados hasta agosto de 2016.

*En estos estudios, las comparaciones estándar fueron la biopsia o el seguimiento clínico.

Conclusiones de los autores: 

No se dispone de datos suficientes sobre el uso de la TCO para la detección del melanoma ni el CCEc. Los datos iniciales indican que la TCO convencional puede tener una función en el diagnóstico del CCB en lesiones que implican un desafío clínico y el metanálisis muestra una sensibilidad y una especificidad más altas en comparación con la inspección visual más la dermatoscopia. Sin embargo, el número pequeño de estudios y la calidad metodológica variable hacen que no se puedan establecer conclusiones que guíen la práctica.

Se necesitan estudios comparativos prospectivos de diseño adecuado, debido a la escasez de datos que comparen la TCO con la dermatoscopia y con otras herramientas diagnósticas similares, como la microscopía confocal de reflectancia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Es fundamental la detección exacta precoz de todos los tipos de cáncer de piel para guiar el tratamiento apropiado y mejorar la morbilidad y la supervivencia. El melanoma y el carcinoma escamoso (CEC) son tipos de cáncer de piel de alto riesgo que tienen el potencial de hacer metástasis y en último término dar lugar a la muerte, mientras que el carcinoma basocelular (CCB) generalmente es localizado, con el potencial de infiltrarse y dañar el tejido circundante. La ansiedad con respecto a la no detección de casos tempranos curables se debe equilibrar con la derivación inapropiada y la escisión innecesaria de lesiones benignas. La tomografía de coherencia óptica (TCO) es una técnica de imagenología microscópica que amplifica la superficie de una lesión cutánea que utiliza una luz cercana al infrarrojo. Utilizada junto con el examen clínico o dermatoscópico del cáncer de piel presunto, o ambos, la TCO puede brindar información diagnóstica adicional en comparación con otras tecnologías.

Objetivos: 

Determinar la exactitud diagnóstica de la TCO para la detección del melanoma cutáneo invasivo y las variantes melanocíticas intraepidérmicas atípicas, el carcinoma basocelular (CCB) o el carcinoma escamoso (CCEc) en adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda exhaustiva en las siguientes bases de datos desde su comienzo hasta agosto de 2016: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials); MEDLINE; Embase; CINAHL; CPCI; Zetoc; Science Citation Index; US National Institutes of Health Ongoing Trials Register; NIHR Clinical Research Network Portfolio Database; y en la World Health Organization International Clinical Trials Registry Platform. Se estudiaron las listas de referencias y los artículos de revisiones sistemáticas publicados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios de cualquier diseño que evaluaran la TCO en adultos con lesiones sospechosas de melanoma invasivo y las variantes melanocíticas intraepidérmicas atípicas, CCB o CCEc, en comparación con un estándar de referencia de confirmación histológica o seguimiento clínico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos mediante un formulario estandarizado de extracción de datos y de evaluación de la calidad (basado en QUADAS-2). La unidad de análisis fueron las lesiones. Siempre que fue posible, se calcularon las sensibilidades y las especificidades resumidas mediante el modelo de dos variables jerárquico.

Resultados principales: 

Se incluyeron cinco estudios con 529 lesiones cutáneas (282 lesiones malignas) que aportaron nueve grupos de datos para la TCO, dos para la inspección visual sola y dos para la inspección visual más la dermatoscopia. Los estudios fueron de calidad moderada a incierta, utilizaron umbrales para la positividad del examen basados en los datos y presentaron informes deficientes del cegamiento y la interpretación del estándar de referencia. Los estudios pueden no haber sido representativos de las poblaciones elegibles para la TCO en la práctica (por ejemplo, debido a la alta prevalencia de la enfermedad en las poblaciones de estudio) y pueden no haber reflejado cómo se utiliza la TCO en la práctica (por ejemplo, con el uso de imágenes de TCO adquiridas con anticipación).

No fue posible establecer conclusiones resumidas con respecto a la exactitud de la detección del melanoma o del CCEc debido a la escasez de estudios, el pequeño tamaño de la muestra, las diferencias del melanoma en las tecnologías de TCO utilizadas (TCO de alta definición versus TCO de resolución convencional) y las diferencias en el grado de los exámenes realizados antes de la TCO (es decir, inspección visual sola o inspección visual más dermatoscopia).

Los datos agrupados de dos estudios, que utilizaron la TCO "swept-source" convencional junto con la inspección visual y la dermatoscopia para la detección del CCB, calcularon la sensibilidad de la TCO del 95% (intervalo de confianza [IC] del 95%: 91% a 97%) y la especificidad del 77% (IC del 95%: 69% a 83%).

Cuando se aplica a una población hipotética de 1000 lesiones a la media de la prevalencia observada del CCB del 60%, con la TCO no se diagnosticarían 31 CCB (91 menos que los que no se diagnosticarían con la inspección visual sola y 53 menos de los que no se diagnosticarían con la inspección visual más la dermatoscopia) y la TCO daría lugar a 93 resultados falsos positivos de CCB (una reducción de las escisiones innecesarias de 159 en comparación con el uso de la inspección visual sola y de 87 en comparación con la inspección visual más la dermatoscopia).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save