Intervenciones de mejora de la salud para ayudar a las personas desempleadas a conseguir trabajo

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue averiguar si es posible ayudar a las personas desempleadas a conseguir un trabajo mediante la mejora de su salud.

El deterioro en la salud y la disminución de la capacidad de trabajo pueden ser razones para quedar desempleado. Además, el desempleo, y especialmente el desempleo prolongado, puede a su vez causar enfermedades y falta de bienestar. No se sabe si las personas desempleadas podrían recibir ayuda para conseguir un trabajo mediante intervenciones que mejoren la salud.

Mensajes clave

Las intervenciones que combinan métodos terapéuticos y entrenamiento en la búsqueda de empleo probablemente aumentan de forma ligera el número de personas desempleadas que obtienen un trabajo en comparación con las que no reciben ninguna intervención. Para aumentar la certeza de la evidencia, todavía se necesitan más estudios de calidad alta, incluidos los estudios en los que las intervenciones se dirigen claramente a las personas desempleadas a corto o a largo plazo.

¿Qué se estudió en la revisión?

Se incluyeron 15 ensayos controlados aleatorizados con 6397 participantes. Las intervenciones incluyeron métodos terapéuticos como la terapia cognitivo-conductual, el ejercicio físico y el asesoramiento y la orientación relacionados con la salud, o fueron intervenciones combinadas que incluyeron terapéutica y entrenamiento en la búsqueda de empleo. Se utilizaron los datos provenientes de estos estudios sobre el número de participantes desempleados que obtuvieron un trabajo. También se recopilaron datos sobre la salud general y mental. No hubo estudios que presentaran los resultados de la capacidad de trabajo.

Los resultados mostraron que las intervenciones combinadas (intervenciones terapéuticas combinadas con entrenamiento en la búsqueda de empleo) probablemente aumentan de forma ligera el número de personas desempleadas que obtienen empleo en comparación con las que no reciben una intervención. Las intervenciones terapéuticas pueden aumentar el número de personas desempleadas que obtienen un trabajo en comparación con las que no reciben una intervención, aunque la evidencia es muy incierta. Es probable que las intervenciones terapéuticas no logren diferencias en la salud mental y general en comparación con ninguna intervención.

¿Cómo de actualizada está esta revisión?

Se hicieron búsquedas de estudios que se habían publicado hasta agosto 2019.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones que combinan los métodos terapéuticos y el entrenamiento en la búsqueda de empleo probablemente tienen un efecto beneficioso pequeño en el aumento del empleo. Las intervenciones terapéuticas pueden tener un efecto sobre el nuevo empleo, aunque este hecho es muy incierto. Es posible que las intervenciones terapéuticas no mejoren la salud de las personas desempleadas que buscan trabajo. Se necesitan ECA grandes de calidad alta dirigidos a las personas desempleadas a corto o largo plazo para aumentar la calidad de la evidencia. Se necesita una evaluación de la coste-efectividad de los efectos beneficiosos pequeños.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El desempleo se asocia con una disminución de la salud que puede ser una razón o una consecuencia de estar desempleado. La disminución de la salud puede inhibir la posibilidad de un nuevo empleo.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones de mejora de la salud para la obtención de empleo en personas desempleadas que buscan trabajo.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas (3 de mayo 2018, actualizadas el 13 de agosto 2019) en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, Scopus, PsycINFO, CINAHL, SocINDEX, OSH Update, ClinicalTrials.gov, el portal de ensayos de la OMS y también en las listas de referencias de los estudios incluidos y las revisiones seleccionadas.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) sobre la efectividad de las intervenciones para mejorar la salud en cuanto a la obtención de empleo en personas desempleadas que buscan trabajo. El resultado primario fue el nuevo empleo informado como el número o el porcentaje de participantes que obtuvieron un empleo. Los resultados secundarios fueron la salud y la capacidad de trabajo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores examinaron los estudios, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de forma independiente. Se agruparon los resultados de los estudios con modelos de efectos aleatorios y se informaron los riesgos relativos [RR] con intervalos de confianza [IC] del 95% y se evaluó la calidad general de la evidencia para cada comparación mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 15 ensayos controlados aleatorizados (16 intervenciones) con un total de 6397 participantes desempleados. Ocho estudios evaluaron intervenciones terapéuticas como la terapia cognitivo-conductual, el ejercicio físico y el asesoramiento y la orientación relacionados con la salud y, en siete estudios, las intervenciones se combinaron mediante el uso de métodos terapéuticos y el entrenamiento en la búsqueda de empleo.

Intervenciones terapéuticas

Las intervenciones terapéuticas comparadas con ninguna intervención pueden aumentar el empleo al momento del seguimiento promedio de 11 meses, aunque la evidencia es muy incierta (RR = 1,41; IC del 95%: 1,07 a 1,87; n = 1142; ocho estudios con nueve intervenciones, I² = 52%, evidencia de calidad muy baja). Probablemente no hay diferencias en los efectos de las intervenciones terapéuticas comparadas con ninguna intervención sobre la salud mental (DME 0,12; IC del 95%: -0,06 a 0,29; n = 530; dos estudios, evidencia de calidad baja) y sobre la salud general (DME 0,19; IC del 95%: -0,04 a 0,41; n = 318; un estudio, evidencia de calidad moderada).

Intervenciones combinadas

Las intervenciones combinadas probablemente aumentan de forma ligera el empleo en comparación con ninguna intervención al momento del seguimiento promedio de 10 meses (RR 1,12; IC del 95%: 1,06 a 1,20; n = 4101; seis estudios; I² = 7%).

No hubo estudios que midieran la capacidad de trabajo, los eventos adversos ni la coste-efectividad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save