Antibioticoterapia profiláctica en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

¿Qué es la EPOC?

La EPOC es una enfermedad común causada principalmente por el hábito de fumar que puede dar lugar a problemas respiratorios a largo plazo. Los síntomas incluyen disnea y tos con producción de esputo debido al daño en las vías respiratorias y los pulmones. La infección puede desencadenar síntomas graves y puede empeorar la respiración y aumentar la tos y el esputo. Lo anterior se conoce más comúnmente como exacerbación, lo cual puede causar daño adicional a la función pulmonar. Las exacerbaciones frecuentes pueden dar lugar a ingresos al hospital, reducción en la calidad de vida y aumento del riesgo de muerte.

¿Por qué se hace esta revisión?

Se deseaba conocer si un antibiótico preventivo era mejor que otro antibiótico preventivo para reducir las exacerbaciones y mejorar la calidad de vida en pacientes con EPOC.

¿Qué evidencia se encontró?

Se hallaron dos ensayos aleatorios que incluían a 391 pacientes con EPOC. La edad promedio de los participantes era de 68 años. El primer estudio incluyó a tres grupos de pacientes con EPOC que recibían moxifloxacina (una vez al día durante cinco días cada cuatro semanas), doxiciclina (una vez al día durante 13 semanas) o azitromicina (3 veces por semana durante 13 semanas). El segundo estudio investigó la administración de doxiciclina (una vez al día) además de roxitromicina (una vez al día) durante 12 semanas en pacientes con EPOC. Los resultados principales fueron el número de exacerbaciones, la calidad de vida, los efectos secundarios graves (conocidos como “eventos adversos”) y la resistencia a los antibióticos.

Resultados y conclusiones

En términos generales, no fue posible determinar diferencias entre los antibióticos comparados entre sí para mejorar los resultados principales medidos.

No se conoce si un antibiótico fue mejor o peor que otro en cuanto a la reducción de las exacerbaciones o la mejoría en la calidad de vida. Ninguno de los estudios informó una comparación entre los antibióticos para la farmacorresistencia.

En un estudio que se prolongó durante 13 semanas no se encontró ningún efecto secundario grave de la administración de moxifloxacina, azitromicina o doxiciclina, y no se informaron muertes. En el otro estudio, un número muy similar de pacientes presentó efectos secundarios graves tanto en el grupo de tratamiento de antibióticos combinados como en el de antibiótico único después de 12 semanas de tratamiento y 48 semanas de seguimiento. Sin embargo, los números fueron pequeños por lo cual no existe seguridad sobre si una opción de tratamiento puede causar más efectos secundarios que la otra. En el mismo estudio, murieron cinco pacientes en el grupo de tratamiento combinado, en comparación con tres pacientes en el grupo de tratamiento único. Nuevamente, estos números son demasiado pequeños para establecer cualquier conclusión.

Certeza de la evidencia

No se conoce mucho acerca de los resultados debido a que se encontraron sólo dos estudios pequeños que administraron antibióticos a los pacientes con EPOC durante sólo 12 o 13 semanas. Los estudios sólo consideraron cuatro antibióticos diferentes y no midieron todos los resultados en los que había interés.

Conclusiones de los autores: 

No está claro a partir de la evidencia incluida en esta revisión si hay una diferencia en la eficacia o la seguridad entre las diferentes clases o regímenes con antibióticos profilácticos, administrados durante 12 a 13 semanas a los pacientes con EPOC. Aunque no se identificaron comparaciones directas de la resistencia a los antibióticos, aún existen inquietudes en cuanto a este tema. El tamaño de la muestra en esta revisión es pequeño y ambos estudios incluidos son de poca duración. Por lo tanto, hay una falta de certeza considerable en cuanto a los efectos observados y los efectos de diferentes antibióticos profilácticos requieren investigación adicional.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC; incluida la bronquitis crónica y el enfisema) es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada por disnea, tos y exacerbaciones recurrentes. La administración de antibióticos a largo plazo puede reducir tanto la carga bacteriana como la inflamación en las vías respiratorias. Los estudios revelaron una reducción de las exacerbaciones con la administración de antibióticos en comparación con placebo en los pacientes con EPOC aunque hay inquietudes en cuanto a la resistencia a los antibióticos y la seguridad.

Objetivos: 

Comparar la seguridad y la eficacia de diferentes clases de antibióticos (continuos, intermitentes o pulsátiles) para la profilaxis de las exacerbaciones en pacientes con EPOC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y en bibliografías de estudios relevantes. La última búsqueda bibliográfica se realizó el 6 de febrero 2019.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban un antibiótico profiláctico con otro en pacientes con EPOC.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar Cochrane. Dos autores de la revisión independientes seleccionaron los estudios para la inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Las discrepancias se resolvieron con la participación del tercer autor de la revisión.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos ECA publicados en 2015 que incluían a un total de 391 participantes con una duración del tratamiento de 12 a 13 semanas. Un ECA comparó una quinolona (moxifloxacina pulsátil, durante cinco días cada cuatro semanas), con una tetraciclina (doxiciclina continua) o un macrólido (azitromicina intermitente).

El segundo ECA comparó una tetraciclina (doxiciclina continua) más un macrólido (roxitromicina continua), con roxitromicina (continua) sola.

Los ensayos reclutaron a participantes con una media de edad de 68 años y EPOC de gravedad moderada. Ambos ensayos incluyeron a participantes que habían presentado entre dos y cinco exacerbaciones uno o dos años antes. En un ensayo, un 17% de los pacientes habían estado utilizando corticosteroides inhalados de forma previa. En el otro estudio, todos los pacientes tenían pruebas positivas para la Chlamydophila pneumoniae (C pneumoniae).

En términos generales, la evidencia presentada se consideró de muy baja certeza, principalmente debido a la imprecisión, aunque también hubo inquietudes en cuanto a la falta de direccionalidad y la calidad metodológica de los estudios incluidos. Las medidas de resultado primarias para esta revisión incluyeron las exacerbaciones, la calidad de vida, la farmacorresistencia y los eventos adversos graves.

Macrólido + tetraciclina versus macrólido

No hubo diferencias claras entre los tratamientos en la mejoría en la calidad de vida según la evaluación del Chronic Respiratory Questionnaire (CRQ). La escala CRQ varía de 0 a 10 y las puntuaciones mayores en la escala indican una mejor calidad de vida. Subescalas del CRQ para la disnea (diferencia de medias [DM] 0,58; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,84 a 2,00; 187 participantes; evidencia de muy baja certeza), la fatiga (DM 0,02; IC del 95%: -1,08 a 1,12; 187 participantes; evidencia de muy baja certeza), la función emocional (DM- 0,37; IC del 95%: -1,74 a 1,00; 187 participantes; evidencia de muy baja certeza), o el control (DM -0,79; IC del 95%: -1,86 a 0,28; 187 participantes; evidencia de muy baja certeza) a las 12 semanas. Para los eventos adversos graves, no se conoce si hubo una diferencia entre la roxitromicina y la doxiciclina combinadas versus roxitromicina sola a las 48 semanas de seguimiento después del tratamiento activo de 12 semanas (odds ratio [OR] 1,00; IC del 95%: 0,52 a 1,93; 198 participantes; evidencia de muy baja certeza). Se informaron cinco muertes en el brazo de tratamiento combinado, versus tres en el brazo de tratamiento único a las 48 semanas de seguimiento después del tratamiento activo de 12 semanas (OR 1,63; IC del 95%: 0,38 a 7,02; 198 participantes; evidencia de muy baja certeza).

Quinolona versus tetraciclina

No hubo diferencias claras entre la moxifloxacina y la doxiciclina para la cantidad de participantes que experimentaron una o más exacerbaciones (OR 0,44; IC del 95%: 0,14 a 1,38; 50 participantes, evidencia de muy baja certeza) a las 13 semanas. No se registraron efectos adversos graves ni muertes en los grupos de tratamiento. No se identificó evidencia para los otros resultados primarios.

Quinolona versus macrólido

No hubo diferencias claras entre la moxifloxacina y la azitromicina para la cantidad de participantes que experimentaron una o más exacerbaciones (OR 1,00; IC del 95%: 0,32 a 3,10; 50 participantes; evidencia de muy baja certeza) a las 13 semanas. No se registraron efectos adversos graves ni muertes en los grupos de tratamiento. No se identificó evidencia para los otros resultados primarios.

Macrólido versus tetraciclina

No hubo diferencias claras entre la azitromicina y la doxiciclina para la cantidad de participantes que experimentaron una o más exacerbaciones (OR 0,44; IC del 95%: 0,14 a 1,38; 50 participantes; evidencia de muy baja certeza) a las13 semanas. No se registraron efectos adversos graves ni muertes en los grupos de tratamiento. No se identificó evidencia para los otros resultados primarios.

No se encontró evidencia de comparaciones directas para la repercusión de los antibióticos en la farmacorresistencia.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save