Adalimumab para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad intestinal en la cual se inflaman las paredes del tracto gastrointestinal. Puede verse afectada cualquier parte del tracto gastrointestinal, desde la boca hasta el ano. Los síntomas incluyen dolor abdominal, diarrea sanguinolenta y pérdida de peso. Cuando los pacientes con enfermedad de Crohn presentan síntomas se considera que la enfermedad está «activa». Se considera que la enfermedad está en «remisión» cuando cesan los síntomas.

¿Qué es el adalimumab?

El adalimumab es un fármaco biológico que ayuda a reducir la inflamación y aliviar el dolor en pacientes con afecciones inflamatorias como la enfermedad de Crohn. El adalimumab funciona al unirse al factor de necrosis tumoral alfa y bloquear el efecto inflamatorio, lo que resulta en la reducción del dolor por inflamación en pacientes con enfermedad de Crohn. Para la enfermedad de Crohn activa, por lo general se inyecta el adalimumab debajo de la piel en una dosis inicial de 160 mg, seguida de una dosis de 80 mg dos semanas después.

¿Qué examinaron los investigadores?

Los investigadores examinaron si el adalimumab podría llevar a la remisión a los pacientes con enfermedad de Crohn de moderada a severamente activa. También analizaron si el adalimumab podría ayudar con los síntomas de la enfermedad de Crohn y si estaba asociado con algún daño (es decir, efectos secundarios). Se revisó la literatura médica hasta el 16 de abril 2019.

¿Qué encontraron los investigadores?

Los investigadores encontraron tres estudios con un total de 714 pacientes adultos (> 18 años). Todos estos pacientes tenían enfermedad de Crohn de moderada a severamente activa. Un total de 451 participantes fueron tratados con adalimumab y 268 con placebo (un medicamento falso). Fueron más los pacientes que lograron remisión o mejoría de sus síntomas en el grupo de tratamiento con adalimumab que los que fueron tratados con placebo. Las tasas de efectos secundarios (adalimumab: 62%, placebo: 72%), efectos secundarios graves (adalimumab: 2%, placebo: 5%) y retiro del estudio debido a efectos secundarios (adalimumab: 1%, placebo: 3%) fueron inferiores en los participantes con adalimumab que en los participantes con placebo. Los efectos secundarios que se informaron con frecuencia incluyeron reacciones en el sitio de la inyección, dolor abdominal, fatiga, empeoramiento de la enfermedad de Crohn y náuseas.

Conclusiones

La evidencia de certeza alta indica que el tratamiento con adalimumab es mejor que el placebo para inducir la remisión y mejorar los síntomas en pacientes con enfermedad de Crohn de moderada a gravemente activa. Los efectos secundarios fueron menores en los pacientes tratados con adalimumab en comparación con los del grupo placebo. Sin embargo, no se conoce con certeza el efecto del adalimumab sobre los efectos secundarios debido al bajo número de eventos, por lo tanto, no se pueden establecer conclusiones firmes con respecto a los daños (efectos secundarios) del adalimumab en el tratamiento de la enfermedad de Crohn. Se requieren estudios adicionales para analizar los efectos beneficiosos y perjudiciales a largo plazo del uso de adalimumab en pacientes con enfermedad de Crohn.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de certeza alta indica que el adalimumab es superior al placebo para la inducción de la remisión clínica y la respuesta clínica en pacientes con EC de moderada a gravemente activa. Aunque las tasas de EA, EAG y retiros debidos a EA fueron inferiores en los participantes con adalimumab en comparación con el grupo placebo, no se conoce con certeza el efecto del adalimumab sobre los EA debido al bajo número de eventos. Por lo tanto, no se pueden establecer conclusiones firmes con respecto a la seguridad del adalimumab en la EC. Se requieren estudios adicionales para analizar la efectividad y seguridad a largo plazo del uso de adalimumab en pacientes con EC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El adalimumab es un anticuerpo monoclonal IgG1 que ataca y bloquea el factor de necrosis tumoral alfa, una citoquina proinflamatoria implicada en la patogénesis de la enfermedad de Crohn (EC). En una proporción significativa de pacientes con EC el tratamiento convencional o el tratamiento con productos biológicos fracasa o causa eventos adversos significativos. El adalimumab puede ser una alternativa efectiva para estos pacientes.

Objetivos: 

Los objetivos de esta revisión fueron evaluar la eficacia y la seguridad del adalimumab para la inducción de la remisión en la EC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, Embase, CENTRAL, el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane IBD, ClinicalTrials.Gov y en el registro de ensayos de la Organización Mundial de la Salud (ICTRP) desde su inicio hasta el 16 de abril 2019. Se hicieron búsquedas en las referencias y resúmenes de congresos para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon cualquier dosis de adalimumab con placebo o un comparador activo en pacientes con EC activa.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, cribaron estudios, extrajeron los datos y evaluaron el sesgo con la herramienta Cochrane de «Riesgo de sesgo». El resultado primario fue el fracaso para lograr la remisión clínica, según que definieron los estudios originales. La remisión clínica se definió como una puntuación del Crohn’s Disease Activity Index (CDAI) de menos de 150 puntos. Los resultados secundarios incluyeron: el fracaso para lograr la respuesta clínica (definida como una disminución del CDAI de > 100 puntos o > 70 puntos del valor inicial), el fracaso para lograr la remisión y la respuesta endoscópica, el fracaso para lograr la remisión y la respuesta histológica, el fracaso para lograr la abstinencia de corticosteroides, los eventos adversos (EA) y los eventos adversos graves (EAG), la abstinencia del estudio debido a los EA y la calidad de vida medida por un instrumento validado. Para los resultados dicotómicos, se calculó el riesgo relativo (RR) y los intervalos de confianza del 95% (IC del 95%). Los datos se agruparon para el análisis si los participantes, las intervenciones, los resultados y el marco temporal eran similares. Los datos se analizaron por intención de tratar (intention-to-treat analysis). La certeza de la evidencia general se evaluó con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ECA con placebo (714 participantes adultos). Los participantes tuvieron EC de moderada a severamente activa (CDAI 220 a 450). Dos estudios se calificaron como de riesgo de sesgo bajo y un estudio se calificó como de riesgo de sesgo poco claro. El 76% (342/451) de los pacientes tratados con adalimumab no lograron la remisión clínica a las cuatro semanas en comparación con el 91% (240/263) de los pacientes tratados con placebo (RR 0,85; IC del 95%: 0,79 a 0,90; evidencia de certeza alta). El 44% (197/451) de los participantes con adalimumab en comparación con el 66% (173/263) de los participantes con placebo no lograron una respuesta clínica de 70 puntos a las cuatro semanas (RR 0,68; IC del 95%: 0,59 a 0,79; evidencia de certeza alta). A las cuatro semanas, el 57% (257/451) de los participantes con adalimumab no lograron una respuesta clínica de 100 puntos en comparación con el 76% (199/263) de los participantes con placebo (RR 0,77; IC del 95%: 0,69 a 0,86; evidencia de certeza alta). El 62% (165/268) de los participantes con adalimumab presentaron un EA en comparación con el 72% (188/263) de los participantes del grupo placebo (RR 0,90; IC del 95%: 0,74 a 1,09; evidencia de certeza moderada). El 2% (6/268) de los participantes con adalimumab presentaron un EAG en comparación con el 5% (13/263) de los participantes del grupo placebo (RR 0,44; IC del 95%: 0,17 a 1,15; evidencia de certeza baja). Por último, el 1% (3/268) de los participantes con adalimumab se retiraron debido a los EA en comparación con el 3% (8/268) de los participantes en el grupo placebo (RR 0,38; IC del 95%: 0,11 a 1,30; evidencia de certeza baja). Los eventos adversos informados con frecuencia incluyeron reacciones en el sitio de la inyección, dolor abdominal, fatiga, empeoramiento de la EC y náuseas. Los datos de calidad de vida no permitieron realizar el metanálisis. Tres estudios informaron de una mejor calidad de vida a las cuatro semanas con adalimumab (medido con el Inflammatory Bowel Disease Questionnaire o el Short-Form 36; evidencia de certeza moderada). La remisión y la respuesta endoscópica, la remisión y la respuesta histológica y el retiro de corticosteroides no se informaron en los estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save