Intervenciones posoperatorias para la prevención de la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical en mujeres con cáncer cervical en estadio precoz

El problema
La histerectomía radical con linfadenectomía pélvica (extirpación del útero [matriz] con sus tejidos circundantes y las glándulas linfáticas en la pelvis) es el tratamiento para el cáncer de cuello uterino en estadio temprano (cuando el cáncer todavía está dentro del cuello uterino y la parte superior de la vagina, sin propagación a los tejidos cercanos). La disfunción de la vejiga (problemas con la forma en la que la vejiga acumula y libera la orina) es un problema frecuente después de una histerectomía radical, causado por el daño a los nervios que controlan la micción.

Objetivo de la revisión
Evaluar la utilidad y la seguridad del tratamiento para prevenir la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical en mujeres con cáncer de cuello uterino en estadio temprano. Se buscaron en las bases de datos científicas ensayos controlados aleatorizados (estudios en los que personas o grupos de personas se asignan al azar a dos o más grupos, y se tratan de manera diferente) publicados hasta abril de 2020.

Principales hallazgos
Se encontraron cuatro estudios pequeños que cumplieron los criterios de inclusión. Un estudio comparó un medicamento llamado betanecol con placebo (una sustancia que no tiene efecto terapéutico, utilizada como control en las pruebas de los medicamentos). Tres estudios compararon la cateterización suprapúbica (inserción de un tubo flexible [catéter] en la vejiga a través de un corte en la parte inferior del abdomen para drenar la orina) con la autocateterización intermitente (inserción de un catéter a través de la uretra, en la vejiga, a intervalos durante el día).

Betanecol versus placebo

El betanecol puede reducir la posibilidad de disfunción de la vejiga al disminuir el volumen residual posmiccional de orina, evaluado al mes de la cirugía. Sin embargo, la certeza de esta evidencia es baja y los estudios adicionales podrían informar este desenlace de una manera más adecuada.

Cateterización suprapúbica versus autocateterización intermitente
No hubo evidencia suficiente que indicara la efectividad de la cateterización suprapúbica ni la autocateterización intermitente para prevenir la disfunción vesical. La evidencia de certeza muy baja no señaló diferencias entre estos dos tratamientos en cuanto al riesgo de un resultado desfavorable ni de infecciones urinarias durante el primer mes después de la cirugía.

Conclusiones

Ninguno de los estudios incluidos informó la tasa de recuperación de la micción espontánea a la semana después de la cirugía, el tiempo hasta un volumen residual posmiccional de orina de 50 ml o menos, o el volumen residual posmiccional de orina a los seis y 12 meses después de la cirugía, todos desenlaces importantes para evaluar la disfunción vesical posoperatoria. Evidencia limitada indica que el betanecol puede prevenir la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical al disminuir el volumen residual posmiccional de orina. Sin embargo, la certeza de esta evidencia fue muy baja. La efectividad de los diferentes tipos de cateterización urinaria posoperatoria (suprapúbica y autocateterización intermitente) aún no se ha demostrado.

Conclusiones de los autores: 

Ninguno de los estudios incluidos informó la tasa de recuperación de la micción espontánea a la semana después de la cirugía, el tiempo hasta un volumen residual posmiccional de orina de 50 ml o menos, o el volumen residual posmiccional de orina a los seis y 12 meses después de la cirugía, todos desenlaces importantes para evaluar la disfunción vesical posoperatoria.

La evidencia limitada india que el betanecol puede reducir el riesgo de disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical al disminuir el volumen residual posmiccional de orina. Sin embargo, la certeza de esta evidencia fue muy baja. La efectividad de los diferentes tipos de cateterización urinaria posoperatoria (suprapúbica y autocateterización intermitente) aún no se ha demostrado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La disfunción de la vejiga es una complicación frecuente después de una histerectomía radical que es causada por el daño a los nervios autónomos pélvicos que inervan los músculos de la vejiga, el esfínter uretral y las fascias del suelo pélvico. La disfunción de la vejiga aumenta los índices de infección urinaria, las visitas al hospital o los ingresos, así como la insatisfacción de la paciente. Además, la disfunción de la vejiga también puede afectar negativamente la calidad de vida (CdV) de la paciente. Se han propuesto varias intervenciones posoperatorias para prevenir la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical. Hasta donde se conoce, no ha habido una revisión sistemática que evalúe la efectividad y seguridad de estas intervenciones para prevenir la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical en mujeres con cáncer cervical.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad de las intervenciones posoperatorias para prevenir la disfunción de la vejiga después de una histerectomía radical en mujeres con cáncer cervical en estadio precoz (estadio IA2 a IIA2).

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2020, Número 4) en The Cochrane Library; MEDLINE vía Ovid (1946 hasta la semana dos de abril de 2020) y Embase vía Ovid (1980 hasta la semana 16 de 2020). También se verificaron los registros de ensayos clínicos, la literatura gris, los informes de conferencias y las listas de citas de los estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron la efectividad y la seguridad de cualquier tipo de intervención posoperatoria para prevenir la disfunción vesical después de una histerectomía radical en mujeres con cáncer cervical en estadio IA2 a IIA2.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, seleccionaron los ECA potencialmente relevantes, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo, compararon los resultados y evaluaron la calidad y la certeza de la evidencia. Los desacuerdos se resolvieron mediante discusión o mediante consulta con un tercer autor de la revisión, cuando fue necesario. Los desenlaces de interés consistieron en la recuperación de la micción espontánea una semana después de la cirugía, la calidad de vida (CdV), los eventos adversos, el volumen residual posmiccional de orina un mes después de la cirugía, la infección urinaria durante el mes siguiente a la cirugía y los síntomas urinarios subjetivos.

Resultados principales: 

Como resultado de la búsqueda se identificaron 1464 registros (sin contar los duplicados). De los 20 registros que potencialmente cumplían los criterios de revisión se incluyeron cinco informes de cuatro estudios. La mayoría de los estudios tuvieron riesgos inciertos de sesgo de selección y notificación. De los cuatro estudios, uno comparó el betanecol versus placebo y tres estudios compararon la cateterización suprapúbica con la autocateterización intermitente. Se identificaron dos estudios en curso.

Betanecol versus placebo
El estudio no informó sobre la tasa de recuperación de la micción espontánea a la semana siguiente a la cirugía, la calidad de vida, los eventos adversos, la infección urinaria en el primer mes después de la cirugía ni los síntomas urinarios subjetivos para esta comparación. El volumen residual posmiccional de orina evaluado al mes de la cirugía entre las mujeres que recibieron betanecol, fue inferior al del grupo placebo (diferencia de medias [DM] -37,4 ml; intervalo de confianza [IC] del 95%: -60,35 a -14,45; un estudio, 39 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Cateterización suprapúbica versus autocateterización intermitente
Para esta comparación, los estudios no aportaron información sobre la tasa de recuperación de la micción espontánea a la semana ni el volumen residual posmiccional de orina al mes siguiente a la cirugía. No hubo diferencias en los riesgos de complicaciones agudas (razón de riesgos [RR] 0,77; IC del 95%: 0,24 a 2,49; un estudio, 71 participantes; evidencia de certeza muy baja) e infecciones urinarias durante el primer mes después de la cirugía (RR 0,77; IC del 95%: 0,53 a 1,13; dos estudios, 95 participantes; evidencia de certeza muy baja) entre las participantes sometidas a cateterización suprapúbica y las sometidas a autocateterización intermitente. Los datos disponibles no fueron suficientes para calcular las medidas relativas del efecto de las intervenciones sobre la CdV ni los síntomas urinarios subjetivos.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save