Terapia láser para el síndrome del túnel carpiano

Pregunta de la revisión

¿Cuáles son los efectos de la terapia con láser de baja intensidad (TLBI) para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano (STC) en comparación con el tratamiento inactivo u otros tratamientos no quirúrgicos? ¿Cuáles son los beneficios a corto plazo y a largo plazo? ¿Existen efectos perjudiciales?

Antecedentes

El CTS es una afección en la que uno de los principales nervios de la muñeca está comprimido. La causa subyacente a menudo no se conoce. El STC causa dolor, hormigueo y entumecimiento en la mano. Es más habitual a medida que envejecemos y aparece con más frecuencia en las mujeres que en los hombres. El STC puede tratarse con cirugía, pero no está exenta de riesgo. Para las personas que no desean operarse, o que tienen una larga espera hasta su operación, hay otros tratamientos disponibles. La TLBI es uno de los tratamientos no quirúrgicos disponibles para tratar el STC. El uso de la TLBI es controvertido, ya que algunas investigaciones han mostrado que es beneficioso, mientras que otras no lo han hecho.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta diciembre 2016.

Características de los estudios

Se recopilaron y analizaron todos los estudios relevantes para responder a la pregunta de la revisión. Encontramos 22 ensayos clínicos que evaluaron la seguridad y el beneficio de la TLBI en comparación con un placebo (tratamiento de simulación) u otro tratamiento no quirúrgico para el STC. Los tratamientos no quirúrgicos incluyeron ultrasonido (emisión de ondas sonoras para aliviar el dolor), manipulación fascial (masaje del tejido cojuntivo profundo), aplicación de un campo magnético pulsado, neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS; descarga de corriente eléctrica a través de la piel a los nervios), inyección de corticoides, ejercicios de deslizamiento de tendones (para mejorar el movimiento del nervio), y aplicación de una férula para la muñeca combinada con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (analgésicos que reducen la inflamación). Los ensayos incluyeron a 1153 participantes. La mayoría de esos estudios tenían deficiencias que podrían haber comprometido sus resultados y provocado que se sobrestimaran o subestimaran los efectos beneficiosos o perjudiciales.

Calidad de la evidencia

Se evaluó la calidad de la evidencia como de baja o muy baja calidad, debido a estudios mal realizados, a cuestiones de diseño de los estudios, incluida la falta de cegamiento (los participantes o el evaluador podrían haber sabido qué tratamiento se administró y, por lo tanto, haber anticipado los resultados), a resultados diferentes entre los estudios y a la falta de participantes y, por lo tanto, de datos.

Resultados clave

No existe seguridad en cuanto a si la TLBI mejora los síntomas del STC más que el placebo a corto plazo puesto que la calidad de la evidencia es muy baja. De manera similar, no existe seguridad en cuanto a si la TLBI es menos efectiva que el tratamiento con ultrasonido a corto plazo puesto que la calidad de la evidencia es muy baja. Se desconoce si la TLBI es mejor o peor que cualquier otro tratamiento no quirúrgico, por falta de evidencia. Tampoco hay evidencia suficiente para establecer conclusiones acerca de cualquier efecto beneficioso o perjudicial a largo plazo de la TLBI. Tampoco hay evidencia suficiente para establecer conclusiones acerca de eventos adversos que podría sufrir un participante con el uso de TLBI. Se necesitan más estudios de investigación bien diseñados y bien realizados para averiguar cuán efectiva y segura es la TLBI en el tratamiento del STC.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia es de muy baja calidad y no se hallaron datos que apoyen ningún efecto clínico de la TLBI en el tratamiento del STC. Sólo el dolor de la EVA y la fuerza de pinza de los dedos se ajustaban a las DMCI publicadas anteriormente, pero es probable que se trate de una sobreestimación de los efectos, dado el pequeño tamaño de los estudios y el considerable riesgo de sesgo. Hay evidencia de baja o muy baja calidad que sugiere que la TLBI es menos eficaz que el ultrasonido en el tratamiento del STC, sobre la base de mejoras a corto plazo clínicamente significativas en el dolor y la fuerza de pinza de los dedos.

No hubo evidencia suficiente para apoyar que la TLBI sea mejor o peor que otro tipo de tratamientos no quirúrgicas para el STC. Cualquier investigación adicional de la TLBI debería ser definitiva, ciega y de alta calidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El papel de la terapia con láser de baja intensidad (TLBI) en el tratamiento del síndrome del túnel carpiano (STC) es controvertido. Mientras que algunos ensayos han mostrado claras ventajas de la TLBI sobre el placebo y algunos otros tratamientos no quirúrgicos, otros ensayos no lo han hecho.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la TLBI versus placebo y versus otras intervenciones no quirúrgicas en el tratamiento del STC.

Métodos de búsqueda: 

El 9 de diciembre de 2016 se buscaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) en CENTRAL, MEDLINE, Embase y en Science Citation Index Expanded.. También se realizaron búsquedas de estudios en curso en registros de ensayos clínicos. Se revisaron las listas de referencias de todos los estudios primarios y los artículos de revisión y se contactó con los autores en busca de estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se consideraron para su inclusión ECA (independientemente del cegamiento, el estado de la publicación o el idioma) que compararan TLBI versus placebo o tratamiento no quirúrgico para el tratamiento del STC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión identificaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y extrajeron los datos. Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) o la diferencia de medias estandarizada (DME), con un intervalo de confianza (IC) del 95%, mediante un modelo de efectos aleatorios calculado utilizando Review Manager. Para los datos dicotómicos, se informó el riesgo relativo (RR) e IC del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron 22 ensayos que asignaron al azar a 1153 participantes elegibles para su inclusión; nueve ensayos (525 participantes, 256 asignados al azar a la TLBI) compararon la TLBI con placebo, dos (150 participantes, 75 asignados al azar a la TLBI) compararon la TLBI con el ultrasonido, uno comparó la TLBI con placebo y la TLBI con el ultrasonido, dos compararon la TLBI con la inyección de corticoides, y el resto de ensayos compararon la TLBI con una intervención no quirúrgica diferente cada uno: la manipulación fascial, la aplicación de un campo magnético pulsado, la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS), la inyección de corticoides, los ejercicios de deslizamiento de tendones y la aplicación de una férula para la muñeca combinada con fármacos antiinflamatorios no esteroideos. Tres estudios compararon la TLBI como parte de intervenciones múltiples. El riesgo de sesgo varió entre los estudios, pero fue alto o incierto en la mayoría de dominios evaluados en la mayoría de estudios. La mayoría de los estudios fueron pequeños, con pocos eventos, y las estimaciones del efecto fueron generalmente imprecisas e inconsistentes; la combinación de estos factores llevó a categorizar la calidad de la evidencia para la mayoría de los resultados como muy baja o, para un número pequeño, baja.

En el seguimiento a corto plazo (menos de tres meses), hubo evidencia de muy baja calidad de cualquier efecto de la TLBI sobre el placebo en el STC para la medida de resultado primaria de la Symptom Severity Score (escala de puntuación de intensidad de los síntomas; escala 1 a 5, la puntuación más alta representa el empeoramiento; DM -0,36, IC del 95%: -0,78 a 0,06) o la Funcitonal Status Scale (escala de estado funcional; escala 1 a 5, la puntuación más alta representa el empeoramiento de la discapacidad; DM -0,56, IC del 95%: -1,03 a -0,09). En el seguimiento a corto plazo (menos de tres meses), no se sabe con certeza si la TLBI produce una mayor mejoría que el placebo en el dolor de la escala visual analógica (EVA) (escala 0 a 10, la puntuación más alta representa un empeoramiento; DM -1,47, IC del 95%: -2,36 a -0,58) y en varios aspectos de los estudios de conducción nerviosa (latencia del nervio motor: la puntuación más alta representa un empeoramiento; DM -0,09 ms, IC del 95%: -0,16 a -0,03; rango 3,1 ms a 4,99 ms; latencia del nervio sensorial: MD -0,10 ms, IC del 95% -0,15 a -0,06; rango 1,8 ms a 3,9 ms), ya que la calidad de la evidencia fue muy baja. En comparación con el placebo en el seguimiento a corto plazo, la TLBI puede mejorar ligeramente la fuerza de agarre (DM 2,58 kg, IC del 95%: 1,22 a 3,95; rango 14,2 kg a 25,23 kg) y la fuerza de pinza de los dedos (DM 0,94 kg, IC del 95%: 0,43 a 1,44; rango 4,35 kg a 5,7 kg); sin embargo, la calidad de la evidencia fue baja. Sólo el dolor de la EVA y los resultados de la fuerza de pinza de los dedos alcanzaron la diferencia mínima clínicamente importante (DMCI) como se publicó anteriormente.

No hay seguridad con respecto al efecto de la TLBI en comparación con el ultrasonido en el seguimiento a corto plazo para la mejoría del dolor en la EVA (DM 2,81; IC del 95%: 1,21 a 4,40) y la latencia de los nervios motores (DM 0,61 ms; IC del 95%: 0,27 a 0,95), ya que la calidad de la evidencia fue muy baja. En comparación con el ultrasonido en el seguimiento a corto plazo, la TLBI puede resultar en una mejora ligeramente menor en la fuerza de pinza de los dedos (DM 0,71 kg, IC del 95%: 0,94 a 0,49) y la amplitud del nervio motor (DM -1,90 mV, IC del 95%: -3.63 a .0.18; rango 7,10 a 9,70 mV); sin embargo, la calidad de la evidencia fue baja.

No hubo evidencia suficiente para evaluar los beneficios a largo plazo de la TLBI versus placebo o ultrasonido. No hubo evidencia suficiente para mostrar si la TLBI es mejor o peor que otras intervenciones no quirúrgicas en el tratamiento del STC. En todos los resultados informados en estas otras comparaciones, la calidad de la evidencia fue muy baja.

No hubo evidencia suficiente para evaluar los eventos adversos, puesto que solo un estudio informó este resultado.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save