¿Cuáles son las formas más efectivas de estimular a los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) a ser más activos físicamente?

Antecedentes

La actividad física es importante para la salud de todos. Puede ser particularmente difícil para los pacientes con EPOC y no se conoce la manera más adecuada de mejorar la actividad física.

Características de los estudios

Esta revisión incluye 76 estudios que incorporaron 8018 pacientes con EPOC (publicados antes del 27 de junio 2019). La mayoría de los estudios fueron financiados por organismos gubernamentales, aunque algunos fueron patrocinados por fabricantes de equipos o de medicamentos. Se han desarrollado muchas estrategias y diferentes estudios han medido la actividad física de muchas maneras diferentes. Esto significa que fue difícil comparar y combinar los hallazgos. También fue difícil detallar con exactitud qué implicaban algunas de las intervenciones y, por lo tanto, qué componentes eran importantes para mejorar la actividad física.

Resultados clave

Algunos estudios analizaron las intervenciones actuales para los pacientes con EPOC; estas intervenciones incluyen la rehabilitación pulmonar y diferentes tipos de entrenamiento con ejercicios, así como el autocuidado y la educación. Otros estudios han examinado tipos especiales de suplementos nutricionales, terapia de oxígeno, cirugía, estimulación muscular y canto.

Algunas estrategias que funcionaron fueron el entrenamiento con ejercicios, el asesoramiento en materia de actividad física y los medicamentos para la EPOC. Algunos estudios mostraron que los pacientes realizaban de 6 a 24 minutos adicionales de actividad física de intensidad moderada como mínimo, además de caminar durante más tiempo o dar más pasos cada día. Sin embargo, todavía no se sabe cuándo o cómo se deben utilizar estos enfoques. Solo unos pocos estudios realizaron un seguimiento de los individuos después de concluida la intervención. No puede precisarse qué debe hacerse para mejorar la actividad física a largo plazo, lo que puede ser necesario para obtener beneficios para la salud.

Calidad de la evidencia

Por lo general, la calidad de la evidencia fue baja, debido a las dificultades para determinar con exactitud qué hicieron los pacientes en los estudios, y también porque hubo muchos estudios individuales (algunos bastante pequeños) que examinaron diferentes tipos de intervenciones. Esto significa que fue difícil generalizar estos hallazgos a todos los pacientes con EPOC.

Conclusiones de los autores: 

Se han evaluado diversas intervenciones, sobre todo en estudios individuales. No se han demostrado sistemáticamente mejoras en la actividad física después de ninguna intervención en particular. Hubo evidencia limitada de que la actividad física mejora con estrategias como el entrenamiento con ejercicios, el asesoramiento en materia de actividad física y el tratamiento farmacológico. El momento óptimo, los componentes, la duración y los modelos de las intervenciones aún no están claros. La evaluación de la calidad se vio limitada por la falta de detalles metodológicos. Hubo escasa evidencia de un efecto continuado a lo largo del tiempo tras la finalización de las intervenciones, un requisito probable para obtener beneficios significativos para la salud de los pacientes con EPOC.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La creciente conciencia sobre la magnitud del desafío que plantean los bajos niveles de actividad física en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pone de relieve la necesidad de intervenciones para aumentar la participación en la actividad física. Los beneficios ampliamente aceptados de la actividad física, junto con la creciente disponibilidad de dispositivos de vigilancia que se pueden llevar puestos para medir de manera objetiva la participación, han dado lugar a un aumento espectacular del número y la variedad de estudios destinados a mejorar la actividad física de pacientes con EPOC. Sin embargo, se sabía poco sobre la eficacia relativa de las intervenciones probadas hasta el momento.

Objetivos: 

En pacientes con EPOC, ¿qué intervenciones son efectivas para mejorar la actividad física evaluada de manera objetiva?

Métodos de búsqueda: 

Se identificaron ensayos en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias, que contiene registros identificados en bases de datos bibliográficas como el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, MEDLINE, Embase, CINAHL, AMED y PsycINFO. También se realizaron búsquedas en PEDro, ClinicalTrials.gov, en el portal de la Plataforma de Registros internacionales de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud y en el Registro de Ensayos Clínicos de Australia y Nueva Zelandia (desde su inicio hasta junio 2019). Se verificaron las listas de referencias de todos los estudios primarios y los artículos de revisión en busca de referencias adicionales, así como las revistas y los resúmenes de reuniones sobre temas respiratorios, para identificar estudios pertinentes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados de intervenciones que utilizaron medidas objetivas para la evaluación de la actividad física en pacientes con EPOC. Los ensayos compararon una intervención con ninguna intervención o una intervención falsa/placebo, una intervención además de otra intervención estándar común a ambos grupos, o dos intervenciones diferentes.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los métodos estándar recomendados por Cochrane. Los análisis de subgrupos fueron posibles para los programas de rehabilitación pulmonar supervisados en comparación con los no supervisados en la EPOC clínicamente estable para una serie de resultados de actividad física. Los resultados secundarios fueron la calidad de vida relacionada con la salud, la capacidad de ejercicio, los efectos adversos y la adherencia. No hubo datos suficientes para realizar análisis de subgrupos preestablecidos por la duración de la intervención o la gravedad de la enfermedad. Se realizaron análisis de sensibilidad mediante la eliminación de estudios que presentaban un riesgo de sesgo alto o poco claro en los dominios de datos de cegamiento y de resultados incompletos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 76 estudios con 8018 participantes. La mayoría de los estudios fueron financiados por organismos gubernamentales, aunque algunos fueron patrocinados por fabricantes de equipos o de medicamentos. La actividad física fue un resultado primario solo en 38 estudios. Se ha evaluado una diversa gama de intervenciones, sobre todo en estudios individuales, pero no se han demostrado sistemáticamente mejoras después de ninguna intervención en particular. Cuando se demostraron mejoras, los resultados se limitaron a estudios únicos o no se proporcionaron datos para mantener la información. El recuento de pasos fue el resultado que se comunicó con más frecuencia, pero se evaluó comúnmente mediante dispositivos con una inexactitud documentada para esta variable.

En comparación con ninguna intervención, la diferencia media (DM) en el tiempo en la actividad física de intensidad moderada a vigorosa (AFMV) después de la rehabilitación pulmonar fue de cuatro minutos por día (intervalo de confianza [IC] del 95%: -2 a 9; 3 estudios, 190 participantes; evidencia de certeza baja). Se demostró una mejoría después del entrenamiento con ejercicios de intervalo de alta intensidad (6 minutos por día, IC del 95%: 4 a 8; 2 estudios, 275 participantes; evidencia de certeza moderada). Un estudio demostró una mejoría después de seis meses de asesoramiento sobre actividad física (DM 11 minutos por día, IC del 95%: 7 a 15; 1 estudio, 280 participantes; evidencia de certeza moderada), pero se encontraron resultados contradictorios para el agregado de asesoramiento sobre actividad física a la rehabilitación pulmonar. Hubo una mejoría después de tres a cuatro semanas de tratamiento farmacológico con el antagonista muscarínico de acción prolongada y el agonista beta2 de acción prolongada (LAMA/LABA) en comparación con el placebo (DM 10 minutos por día, IC del 95%: 4 a 15; 2 estudios, 423 participantes; evidencia de certeza alta). Estas intervenciones también demostraron mejoras en otras medidas de actividad física.

Otras intervenciones fueron: estrategias de autocuidado, suplementos nutricionales, oxígeno suplementario, cirugía de la válvula endobronquial, ventilación no invasiva, estimulación eléctrica neuromuscular y entrenamiento de los músculos inspiratorios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save