¿Cuán exactas son las técnicas de imagenología TEP y RM para determinar la viabilidad de la cirugía primaria de citorreducción por cáncer de ovario?

¿Por qué es importante determinar la viabilidad de la resección tumoral ovárica?
El cáncer de ovario es una enfermedad con una mortalidad alta que afecta a 239 000 mujeres cada año en todo el mundo. Cuando este cáncer se vuelve sintomático y se detecta, las células cancerosas se han propagado en todo el abdomen en la mayoría de las pacientes. El tratamiento consiste en cirugía para retirar tanto tumor visible como sea posible (también llamada cirugía de citorreducción) y quimioterapia. Los ensayos controlados aleatorios han indicado que en las pacientes en las que no es posible retirar mediante cirugía todo el cáncer visible, administrar primero la quimioterapia para reducir el tumor es una estrategia alternativa de tratamiento. Esta alternativa de tratamiento puede mejorar el número de pacientes con una extracción exitosa de todo el tumor visible, lo que se conoce como citorreducción macroscópica. Por lo tanto, es importante determinar de antemano si todos los depósitos tumorales visibles se pueden eliminar mediante cirugía seguida de quimioterapia, o si es necesario administrar primero quimioterapia para reducir el tamaño tumoral antes de realizar la cirugía.

La imagenología con tomografía computarizada abdominal (TC abdominal) se utiliza actualmente para determinar si la cirugía primaria de citorreducción es factible. Sin embargo, no se puede determinar de forma correcta el resultado en todas las pacientes. Otras técnicas de imagenología que se pueden utilizar son la tomografía de emisión de positrones (TEP) y la imagenología de resonancia magnética (RM). La TEP visualiza la captación de glucosa por las células, permite la detección de las metástasis distantes y con frecuencia se realiza de forma paralela con la TC abdominal (FDG-TEP/TC). La RM proporciona un buen contraste de las partes blandas para detectar lesiones pequeñas. Estas técnicas de imágenes adicionales pueden mejorar la selección del tratamiento.

¿Cuál es el objetivo de esta revisión?

Investigar la exactitud de la TEP y la RM en pacientes con cáncer de ovario de estadio avanzado para determinar la viabilidad de la cirugía primaria de citorreducción.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se identificaron dos estudios (con 366 participantes) que analizaron la exactitud de la FDG-TEP/TC y tres estudios (con 178 participantes) que investigaron la exactitud de la RM.

En un grupo hipotético de 1000 pacientes, de las que 620 presentarían tumor residual después de la cirugía (62% de prevalencia), 211 pacientes se considerarían incorrectamente apropiadas para cirugía según la FDG-TEP/TC y 37 pacientes según RM. Sin embargo, la calidad y la cantidad de estos estudios no fueron suficientes para que estas técnicas de imagen se usen de forma sistemática en la práctica clínica. Por lo tanto, los autores concluyeron que se necesita más investigación antes de poder hacer tal recomendación.

Conclusiones de los autores: 

Los estudios indicaron una especificidad alta y una sensibilidad moderada para la FDG-TEP/TC y la RM para evaluar la citorreducción macroscópica incompleta. Sin embargo, la certeza de la evidencia no fue suficiente para recomendar el agregado habitual de la FDG-TEP/TC o la RM a la práctica clínica

En un contexto de investigación, se podría considerar el agregado de un método de imagen alternativo en las pacientes identificadas como apropiadas para la citorreducción primaria mediante la TC abdominal, con la intención de filtrar los falsos negativos (es decir, citorreducción, posible sobre la base de la TC abdominal, no posible durante la cirugía real).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de ovario es la principal causa de muerte por cáncer ginecológico en los países desarrollados. La cirugía y la quimioterapia se consideran la base del tratamiento y la completitud de la cirugía es un factor pronóstico principal para la supervivencia en estas mujeres. En la actualidad se utiliza la tomografía computarizada (TC) para evaluar de forma preoperatoria la resecabilidad tumoral. Si se considera posible, las pacientes se programarán para cirugía primaria de citorreducción (es decir, se realizará una cirugía lo más amplia posible para eliminar la masa tumoral con la intención de no dejar tumor [macroscópico] visible). Si la citorreducción primaria no se considera posible (es decir, la masa tumoral es demasiado extensa), las pacientes recibirán quimioterapia neoadyuvante para reducir la masa tumoral y luego someterlas a cirugía (de intervalo). Sin embargo, la TC no es perfecta para evaluar la resecabilidad tumoral, de manera que se puede considerar que las modalidades adicionales de imagen optimizan la selección del tratamiento.

Objetivos: 

Evaluar la exactitud diagnóstica de la fluorodeoxiglucosa-18 (FDG) TEP/TC, la RM convencional y ponderada por difusión (DW, por sus siglas en inglés) como reemplazo o adicional a la TC abdominal, para evaluar la resecabilidad tumoral con la cirugía primaria de citorreducción en las pacientes con cáncer peritoneal/de las trompas de Falopio/ovárico epitelial primario en estadio III a IV.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas de estudios potencialmente elegibles en MEDLINE y Embase (OVID) (1946 hasta 23 febrero 2017). Además, se realizaron búsquedas en ClinicalTrials.gov, WHO-ICTRP y en la lista de referencias de todos los estudios relevantes.

Criterios de selección: 

Estudios de exactitud diagnóstica que analizaron la exactitud de la FDG-PET/CT preoperatoria, la IRM convencional o la IRM-DW para evaluar la resecabilidad tumoral en las pacientes con cáncer peritoneal/de las trompas de Falopio/ovárico epitelial primario en estadio avanzado (III a IV) que se programan para cirugía primaria de citorreducción.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión examinaron de forma independiente la relevancia de los títulos y los resúmenes para la inclusión, extrajeron los datos y realizaron la evaluación de la calidad metodológica mediante QUADAS-2. El número limitado de estudios no permitió los metanálisis.

Resultados principales: 

En el análisis se incluyeron cinco estudios (544 participantes). Todos los estudios realizaron la prueba índice como reemplazo de la TC abdominal. Dos estudios (366 participantes) analizaron la exactitud de la FDG-TEP/TC para evaluar la citorreducción incompleta con enfermedad residual de cualquier tamaño > 0 cm) con sensibilidades de 1,0 (IC del 95%: 0,54 a 1,0) y 0,66 (IC del 95%: 0,60 a 0,73) y especificidades de 1,0 (IC del 95%: 0,80 a 1,0) y 0,88 (IC del 95%: 0,80 a 0,93), respectivamente (evidencia de certeza baja y moderada). Tres estudios (178 participantes) investigaron la RM en diferentes enfermedades de interés, de los cuales dos investigaron la RM-DW y uno la RM convencional. El primer estudio mostró que la RM-DW determina la citorreducción incompleta con enfermedad residual de cualquier tamaño con una sensibilidad de 0,94 (IC del 95%: 0,83 a 0,99) y una especificidad de 0,98 (IC del 95%: 0,88 a 1,00) (evidencia de certeza baja y moderada). Para la TC abdominal, la sensibilidad para evaluar la citorreducción incompleta fue 0,66 (IC del 95%: 0,52 a 0,78) y la especificidad 0,77 (IC del 95%: 0,63 a 0,87) (evidencia de certeza baja y baja). El segundo estudio informó una sensibilidad de la RM-DW de 0,75 (IC del 95%: 0,35 a 0,97) y una especificidad de 0,96 (IC del 95%: 0,80 a 1,00) (evidencia de certeza muy baja) para la evaluación de la citorreducción incompleta con enfermedad residual > 1 cm. En el último estudio, la sensibilidad para la evaluación de la citorreducción incompleta con enfermedad residual > 2 cm con la RM convencional fue 0,91 (IC del 95%: 0,59 a 1,00) y la especificidad 0,97 (IC del 95%: 0,87 a 1,00) (evidencia de certeza muy baja). En general, la evidencia fue de certeza muy baja a moderada (según GRADE), debido principalmente a los tamaños pequeños de la muestra y la imprecisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save